Ciencias de la Tierra

Litosfera

La litosfera es la capa más externa que rodea a nuestro planeta y se encuentra formada por la corteza terrestre y por parte el manto. El término litosfera proviene del griego, litos que significa piedra y esfera. Es una capa sólida y dura, y es la capa más superficial que existe. Su parte externa forma las islas y los continentes y por esta razón es que estamos en contacto directo con ella. Está formada por materiales sólidos y rodea la corteza continental, la corteza oceánica y la parte superficial del manto terrestre. Se encuentra dividida en placas tectónicas, estas placas se encuentran constantemente desplazándose sobre la astenosfera.

Litosfera

Temas relacionados

Astenosfera, atmósferamesosfera

¿Qué es la Litosfera?

La litosfera es la capa externa que se encuentra rodeando la tierra y que está formada básicamente por la corteza terrestre y por una parte del manto que cubre la tierra y es la capa más superficial que existe. Está dividida en diferentes placas tectónicas a lo largo de su capa las cuales se encuentran en constante movimiento.

Características de la litosfera

Los elementos que forman la litosfera son de consistencia rígida y sus componentes pueden ser inorgánicos y producidos por la descomposición y la meteorización de las rocas que se encuentran en la superficie. Se compone principalmente de rocas sedimentarias e ígneas. Su parte superior está compuesta por formaciones de origen magmático y también puede presentar rocas ya sedimentadas. En los continentes, está formada principalmente por rocas de granito que forman una capa sólida. Está formada también de minerales, sustancias orgánicas y de organismos vivos, de agua y gases. Cuando los organismos son descompuestos, pasan entonces a ser una parte importante del humus en el suelo. La litosfera está dividida en placas, éstas están limitadas a las zonas de actividad sísmica, volcánica y tectónica dependiendo de los límites que posean las placas.

Composición de la litosfera

La litosfera está compuesta por materiales sólidos y engloba la corteza continental. Está formada también por la corteza oceánica y de placas tectónicas que se mueven lentamente y que son tan grandes como un continente. Está compuesta por elementos tales como el oxígeno, azufre, aluminio, hierro, calcio y magnesio.

Capas

La tierra está formada de tres capas diferentes de las cuales solo dos pertenencen a la litosfera, la corteza y parte del manto terrestre:

Formación de la litosfera

Se formó cuando la capa exterior de material incandescente se enfrió. A lo largo de la historia de la geología de nuestro planeta se ha ido transformando y sufriendo diferentes cambios ocasionados por diversos procesos. Desde inicios del siglo XX, los científicos se han dedicado a estudiar la configuración de la litosfera para tratar de explicar su génesis, siendo la más conocida la Teoría de la Deriva Continental. Luego, la Teoría de la Expansión de los Fondos Marinos y para finalizar, la Teoría de la Tectónica de Placas. Todas estas diferentes teorías se complementan unas con otras llegando siempre a una misma conclusión.

Movimiento

En la litosfera se mueven las placas tectónicas. Estas se desplazan unas de otras a cada momento. Estos movimientos de placas ocasionan intensas deformaciones en la corteza terrestre, lo que ha dado lugar a grandes cadenas de montañas. Las placas tectónicas están compuestas de dos tipos de litosfera, la corteza continental y la oceánica. La teoría de las placas tectónicas propone que la litosfera se encuentra dividida en una serie de fragmentos denominados placas y que se desplazan horizontalmente unas respecto a otras. El origen de este movimiento es por convección y subducción.

Importancia

La litosfera es una de las capas más importantes de la tierra, esto porque es aquí el lugar donde suceden todos los procesos geológicos y es el lugar en donde se manifiesta la vida. Es la capa externa de la tierra y es fundamental para el adecuado funcionamiento de los ecosistemas, necesarios para la vida. Nos proporciona una base sólida con el suelo, nos da el lugar adecuado para el crecimiento de las plantas y los animales que habitan la tierra, y, además, contiene muchos minerales y elementos importantes para el desarrollo humano y los nutrientes necesarios para que los seres vivos se alimenten y desarrollen adecuadamente. Encontramos además en ella, los minerales metálicos tales como el cobre y hierro, importantes para la vida humana.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,90 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti