Ciencias de la Tierra

Manto terrestre

El manto es un tipo particular de capa dentro de un cuerpo astronómico. Un manto en la mayoría de los casos se da en un objeto sólido como la capa de material que rodea un núcleo definible y extra denso. El manto, en sí mismo, se puede dividir en dos subcapas y puede estar cubierto por una capa llamada corteza, como es el caso de nuestro planeta Tierra. En el interior de la Tierra, el manto es una capa rocosa que se encuentra directamente debajo de la corteza y sobre el núcleo externo. El manto terrestre constituye aproximadamente el 70 por ciento del volumen de la Tierra y se superpone al núcleo rico en hierro de la Tierra, que ocupa aproximadamente el 30 por ciento del volumen de esta. Aunque es predominantemente sólido, gran parte del manto es altamente viscoso debido a las presiones extremadamente altas que hay dentro de él. La convección del manto se expresa en la superficie a través de los movimientos de las placas tectónicas.

¿Qué es el manto terrestre?

El manto terrestre es la estructura intermedia ubicada en la geosfera y es el límite que hay entre la corteza y el núcleo terrestre. Está comprendido entre la discontinuidad de Mohorovicic y la de Gutenberg.

Características del manto terrestre

Entre las principales características del manto terrestre podemos mencionar las siguientes:

Composición

Aún no se ha logrado determinar con exactitud su composición, pero sí se puede decir que está compuesta de:

La velocidad de las ondas sísmicas que se presentan en el manto hace que la densidad de los materiales que la conforman sea mayor. Los materiales del manto son ricos también en minerales máficos y hierro, principalmente olivino y piroxeno. También se pueden encontrar rocas como la peridotita, dunita y eclogita, las cuales tienen altos porcentajes de hierro y magnesio. Los materiales que hay en el manto se encuentran en estado sólido o en forma viscosa debido a las presiones. Su viscosidad es aproximadamente de 1021 y 1024 Pascales dependiendo de la profundad en la que se encuentre.

Capas del manto terrestre

Una de las capas del manto terrestre es viscosa y la otra es rígida, esto hace que entre ambas capas se de una aceleración en las ondas sísmicas. Los geólogos han diferenciados las siguientes capas en el manto terrestre:

Importancia del manto terrestre

El manto terrestre es importante porque forma la capa interna de la tierra más rica en elementos pesados y está siempre en constante movimiento lo que permite que las placas tectónicas se movilicen permitiendo de esta manera la evolución de la tierra. El manto junto con el núcleo externo produce un campo magnético que da protección a la tierra contra las radiaciones potentes y forman al mismo tiempo las auroras boreales que pueden ser observadas en los polos.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti