Literatura

Apócope

El fenómeno gramático apócope, es una supresión de los sonidos al final de ciertas palabras. Proviene del latín apokopé y del griego apokopto, que significan "cortar". La palabra apocopada será aquella a la que le ha sido extirpada su parte final, que bien puede ser una sílaba completa, más de una sílaba, o simplemente una letra.

Apócope

Temas relacionados

Metátesis, paragoge, sinalefa

¿Qué es un apócope?

El término apócope se reconoce como la pérdida de una o varias letras al final de una palabra. Es un metaplasmo (Alteración de una palabra por adición, supresión o cambio de lugar de un sonido) donde se produce la pérdida o desaparición de uno o varios fonemas o silabas al final de algunas palabras.

Definición de apócope

En español se apocopan tanto adjetivos como adverbios, sustantivos, verbos y determinantes. El más usado y por lo tanto más común es el decir pa en lugar de decir “para”; este se usa en la mayor parte de Latinoamérica. En México suelen decir pos en lugar de decir “pues” y así como estos ejemplos hay otra infinidad de otros que se mostrarán más adelante.

En diversas ocasiones, la nueva palabra que se corta recibe una nueva acentuación, como cuando el adverbio “cuanto”, sin importar si lleva o no tilde, se apocopa en forma de “cuán”. Otras veces la extirpación es puramente limpia, como cuando tanto se apocopa y se queda simplemente en tan. No hay reglas para esto; tan solo la costumbre y el uso de estas transformaciones son las que las dejan en su estado final. Esto se produce en algunos adjetivos o adverbios cuando van delante de un nombre, de un numeral, de un adjetivo o de un adverbio.

Por ejemplo, bueno se convierte en buen delante de un nombre masculino singular. Juan es un buen amigo, sin embargo, este fenómeno sólo se produce cuando se reúnen estas condiciones de posición delante del nombre ya que, por ejemplo: “Juan es un chico (muy) bueno”“Juan es bueno” y tampoco cuando acompaña a un nombre que no es masculino singular. Por ejemplo: María es una buena amiga, Ellos son muy buenos cantantes. Otro ejemplo de apócope seria verda, en lugar de decir verdad”. Usté en vez de usted. Quizá la más común en español espa en lugar de para.

Características

Generalmente se utilizan los apocopes de manera cotidiana, no obstante, como sucede con todas las tendencias o figuras literarias la mayoría del tiempo, no se reconocen fácilmente o sabemos lo que contienen, su significado, pero no su nombre en concreto, por lo cual se expondrán algunas características de los apócopes a continuación.

Tipos

Para qué sirve el apócope

En posición antepuesta a un sustantivo algunos adjetivos se apocopan, es decir, pierden algunos de sus elementos finales: grande/gran, santo/san, bueno/buen, malo/mal, primero/primer, tercero/tercer, ciento/cien, cualquiera/cualquier, alguno/algún, ninguno/ningún, veintiuno/veintiún, mío/mí, tuyo/tu, etc.

Algunos adjetivos como tercero, grande o ciento también son usados sin su forma apocopada antes de un sustantivo por arcaísmo, aunque la apócope es el uso más común. Dicho esto, la función principal de la apócope es acortar las palabras para hacerlas más eficientes en cuanto a gramática se refiere. Facilita la pronunciación y, por ende, mejora la rapidez.

Ejemplos

En lengua española, se producen apócopes tanto en sustantivos como en adjetivos, adverbios, verbos y algunos determinantes. Dicho esto, daremos algunos ejemplos para clarificar el tema:

A continuación, reflejaremos apócopes en oraciones para que se refleje mejor en el ejemplo y como se pueden usar:

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti