Ciencias de la Tierra

Termosfera

La termosfera es una capa de la atmósfera de la tierra que también puede ser conocida con el nombre de ionosfera, es la capa que se encuentra localizada entre la mesosfera y la exosfera, y la cual posee una extensión que tiene inicio aproximadamente entre 80 y 120 kilómetros de la Tierra, logrando extenderse entre 500 y 1000 kilómetros de la superficie terrestre. Es en esta capa en donde la radiación ultravioleta, y especialmente los rayos gamma y rayos X que origina el sol, causan una constante ionización de átomos de sodio y de varios tipos de moléculas. Mientras sucede este proceso de ionización los gases que componen la termosfera elevan su temperatura varios cientos de grados, y de este proceso es de donde se deriva su nombre. Esta es la capa de la atmósfera en la cual podemos observar los transbordadores espaciales. Las partículas de aire que se encuentran dentro de esta capa están muy separadas. Es la cuarta capa de la atmósfera y su nombre se debe a las altas temperaturas ocasionadas por gases ya ionizados, y de ahí deriva su segundo nombre.

Termosfera

Temas relacionados

Exosfera, ionosfera, magnetosferatroposfera

¿Qué es la termosfera?

La termosfera es la cuarta capa de la atmósfera terrestre y su nombre se debe a las altas temperaturas que alcanza debido a la ionización de los gases que la conforman, además de la ionización de átomos de sodio y varias moléculas que en ella se encuentran, esto ocasionado por la radiación ultravioleta.

Características de la termosfera

Entre sus principales características de la termosfera podemos mencionar las siguientes:

Composición de la termosfera

El aire en la atmósfera inferior se compone principalmente de una mezcla de aproximadamente 80% de moléculas de nitrógeno (N2) y aproximadamente 20% de moléculas de oxígeno (O2). En la termosfera y arriba de ella, las partículas de gas chocan de manera que los gases se separan de alguna manera según los tipos de elementos químicos que contienen. Los fotones energéticos ultravioleta y los rayos X provenientes del sol también se encargan de romper moléculas en la termosfera. En la termosfera superior, el oxígeno atómico (O), el nitrógeno atómico (N) y el helio (He) son los principales componentes del aire.

Función de la termosfera

La termosfera es muy importante para la vida humana ya que ayuda enormemente a proteger la tierra, además, posibilita la exploración espacial y las formas modernas de comunicación. Recicla el agua, absorbe la energía del sol y crea una temperatura moderada. Esto ayuda a proteger la tierra de las temperaturas extremadamente frías que provienen del espacio. También absorbe una gran parte de la radiación ultravioleta y de rayos X causada por el sol.

Temperatura

Es importante mencionar que la temperatura en la termosfera aumenta considerablemente a medida que ésta asciende en distancia y lo hace de una manera muy rápida. En la parte más superior la temperatura no cambia ni varía mucho. Esta temperatura es oscilante dependiendo si el de día o de noche. También, la temperatura va a depender de cuán activo está el Sol durante el ciclo de manchas solares. De esta manera podemos decir que la termosfera tiene una temperatura más caliente cuando el sol está muy activo, fase que se conoce con el nombre de «máximo solar«, y es menos caliente durante el «mínimo solar«.

Importancia

La subcapa que encontramos dentro de la termosfera conocida como ionosfera es una capa que contiene iones cargados o ionizados, y éstos tiene un papel muy importante en las comunicaciones inalámbricas y en la radiodifusión, ya que gracias a ella se pueden reflejar las ondas de radio que transmiten las estaciones de radio y los centros de comunicación. La ionosfera se encuentra rodeada por dos cinturones magnéticos conocidos como cinturones Van-Allen. Estos cinturones juegan un papel importante en la dispersión de las radiaciones cósmicas, alejándolas de la Tierra.

Aurora boreal

Una aurora boreal es también conocida con el nombre de luces polares, luces del norte (aurora boreal) o luces del sur (aurora australis), es una pantalla de luz natural en el cielo de la tierra. Es un fenómeno digno de admirar que emite rayos llenos de luz sin causar algún aumento en la atmósfera, y se produce cuando se da una expulsión de masa solar que choca con los polos norte y sur de la parte externa de la atmósfera en la cual se produce la luz difusa compuesta de partículas protónicas encargadas de difundir el color. La disposición que posee el campo magnético de tierra choca contra el espacio produciendo las luces que conocemos como aurora boreal.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti