Mitología

Minotauro

El Minotauro o también conocido como el Minotauros griego ("Toro de Minos"), fue un personaje de la mitología griega, un monstruo fabuloso originario de Creta que tenía el cuerpo de un hombre y la cabeza de un toro. Era el descendiente de Pasiphae, la esposa de Minos, y un toro blanco como la nieve que había sido enviado a Minos por el dios Poseidón para el sacrificio. Minos, en lugar de sacrificarlo, lo mantuvo vivo; Poseidón como un castigo hizo que Pasiphae se enamorara de él. Su hijo junto al toro fueron luego encerrados en el Laberinto creado para Minos por Dédalo.

Minotauro

Temas relacionados

Hefesto, mitología griegaPerseoUlises

¿Quién fue el Minotauro?

El Minotauro era un monstruo que tenía el cuerpo de un hombre y tenía además la cabeza de un toro, y que había nacido de la unión de la reina Pasifae y el toro blanco que Poseidón le había dado a su esposo el rey Minos.

Características

Entre las características más sobresalientes que podemos mencionar con respecto al Minotauro, están las siguientes:

Historia del Minotauro

El Rey Minos era hijo del dios Zeus. Luego de que Minos heredó el trono de Minoan, su autoridad fue disputada. É l respondió sacrificando un toro a los dioses, y luego les pidió a los dioses que le enviaran otro toro, y prometió sacrificarlo también.

Poseidón se enteró de la oferta de Minos y respondió enviando un toro para el sacrificio. Viniendo de un dios, el toro era increíblemente poderoso y hermoso. Su pelaje era deslumbrantemente blanco, y sus músculos eran como el granito. La gente de Minoa, incluida Minos, quedó encantada con el toro, y Minos decidió salvar la gran bestia y masacrar a otra en su lugar.

Cuando Poseidón supo que Minos había roto su promesa manteniendo al toro vivo se enojó y maldijo a Minos, haciendo que la esposa de Minos, Pasifae, se enamorara del toro. A la mañana siguiente, Pasifae despertó buscando la atención del gran toro, Pasifae solicitó la ayuda del mayor inventor de Minoa: Dédalos quien tenía una solución para el problema de su reina. Construyó una gran vaca de madera, la cubrió con piel de vaca y la colocó en uno de los pastos favoritos del toro. Luego le dijo a Pasifae que se escondiera dentro de la vaca y esperara a que pasara el toro.

El toro llegó al pasto y se enamoró de la hermosa vaca y decidió aparearse con ella pero en realidad se estaba apareando con Pasifae, que estaba escondida dentro de la vaca. Poco tiempo después nació el Minotauro: mitad hombre y mitad toro.

El laberinto de Creta

Poseidón castigaba al Minotauro y lo hacía únicamente alimentarse de carne humana lo que lo hacía más salvaje. Luego de que no se podía controlar, Dédalo creó el laberinto de Creta formado de pasillos que conducían al lugar donde estaba encerrado el Minotauro.

El oráculo de Delfos propuso que los atenienses realizaran un tributo a Creta, y pedían que cada cierto tiempo se entregaran siete hombres y siete doncellas al Minotauro, es decir, entraban en el laberinto donde se iban a encontrar con el animal hambriento.

Teseo y el Minotauro

Teseo se propuso a matar al Minotauro para que Atenas terminara con su condena. Una versión explica que Teseo entró al laberinto voluntariamente con otros trece jóvenes para el sacrificio. La otra dice que Minos al enterarse del aprecio que le tenía Egeo por Teseo fue este quien lo eligió para ser devorado.

Muerte

Luego de muchos sacrificios para el Minotauro, Teseo, el príncipe de Atenas, decidió acabar con eso. Se ofreció voluntario para entrar con el siguiente grupo de atenienses y matar al Minotauro. Los atenienses fueron despojados de sus armas y puestos en una celda de la prisión, donde esperarían para ser enviados al laberinto. La princesa Ariadne se había enamorado de Teseo, y se escabulló a su celda para darle una espada y una bola de hilo. La espada tenía un valor obvio, pero el hilo era más misterioso, hasta que la princesa explicó que Teseo debía atarlo a la puerta del laberinto, y luego usarlo para encontrar su camino de regreso.

A la mañana siguiente, Teseo dejó al grupo en la puerta. Luego, siguiendo el hilo detrás de él, comenzó a caminar hacia el centro del laberinto. Finalmente, se encontró con el Minotauro. Teseo ganó la batalla y siguió el hilo hasta la puerta donde logró salir.

Interpretación

El Minotauro es un símbolo que representa la sombra que todos tenemos oculta y que no queremos ver ni aceptar pero que proyectamos en los otros. Permanece cautivo, nadie lo ve ni lo oye, como una sombra, que apenas logra llegar a la conciencia como una leve sospecha de su existencia.

Reconocer la sombra que todos tenemos dentro como nuestra parte más instintiva pero también como la que tiene nuestro potencial, es avanzar hacia la posibilidad concreta de la autocrítica y de eliminar la maldad, porque querer nuestra es mejor que negarla.

Origen del mito del Minotauro

El origen del Minotauro data de la unión entre Pasifae y un toro que había sido dado por Poseidón. Al procrearse, nació este ser, cuya fuerza y belleza era extraordinaria.

El Minotauro en la cultura popular

Como una de historias más famosas de la antigua Grecia, el Minotauro ha sido famoso por siglos. Se puede apreciar en pinturas renacentistas y se encuentra en uno de los niveles del Infierno de Dante. Más tarde, personas como Salvador Dalí y Pablo Picasso también se dedicaron a crear imágenes de la bestia legendaria. En nuestra cultura popular es famoso en Francia y en cuentos de ciencia ficción.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti