Economía

Dividendo

Las empresas por lo general se encuentran formados por accionistas los cuales son agentes dueños de acciones dentro de una sociedad o dentro de una empresa y pueden además ser personas físicas o jurídicas. Cuando los accionistas deciden realizar una inversión en una compañía, esperan que ésta genere ganancias y éstas son pagadas en forma de dividendos los cuales resultan ser la principal fuente de rentabilidad que tengan sus acciones y además, son el derecho por excelencia que tienen los titulares.

¿Qué es el dividendo?

Un dividendo es la distribución de una parte de los beneficios que obtiene una empresa a sus accionistas, según la decisión del consejo de administración de la empresa.

Definición

Los dividendos son los diferentes pagos que realiza una determinada empresa para poder de esta manera repartir los beneficios que se obtienen entre sus accionistas. Estas cantidades de dinero se pagan de forma periódica y son una de las formas en que los inversores obtienen una rentabilidad luego de que han inversiones en las acciones.

Es importante mencionar que una declaración de dividendos de alto valor puede significar que la empresa está haciendo bien las cosas y que logrado producir buenos beneficios. Pero por otra parte, también puede indicar que la empresa no tiene proyectos adecuados que logren producir mejores rendimientos en el futuro. En consecuencia, lo que hace la empresa es usar el efectivo para pagar a los accionistas en lugar de reinvertirlo en el crecimiento.

Para qué sirve el dividendo

Los dividendos sirven como un beneficio por parte de la empresa los cuales son entregados a todos aquellos accionistas que han decidido invertir dinero en una empresa determinada. En otras palabras, sirve para que los accionistas de las empresas tengan el derecho a recibir un determinado pago en forma de lo que se conoce con el nombre de dividendo. Son parte importante de los beneficios corporativos que son asignados entonces a los accionistas.

Cómo funciona

Los dividendos para que funcionen de forma correcta deben primero ser aprobados por los accionistas por medio de sus derechos de voto. Aunque los dividendos en efectivo son los más comunes, también pueden llegar a ser emitidos como acciones u otros bienes. La junta directiva de una empresa tiene la posibilidad de elegir emitir los dividendos en varios plazos y con diferentes tasas de pago. Pueden también ser pagados con una frecuencia programada, por ejemplo de forma mensual, trimestral o anual.

Otro aspecto importante sobre su funcionamiento es que, por lo general, las empresas cierran sus cuentas anuales en el mes de diciembre, momento en el que calculan los beneficios o las pérdidas de la empresa. Cuando hay beneficios, entonces la empresa debe de decidir la parte de las ganancias que serán repartidas entre los diferentes accionistas y esta decisión también deberá de ser tomada por los mismo accionistas de la empresa por medio de una Junta General de Accionistas.

Tampoco es necesario que estos dividendos sean entregados a los accionistas por medio de un pago único por lo que a mediados de año, generalmente las empresas ya conocen cuál será el resultado de sus actividades y pueden tener una idea sobre el dividendo.

Cuándo se paga

Es importante entender que para que la empresa pueda hacer una repartición de los dividendos primero debe de haber logrado obtener una serie de beneficios en su práctica. Aquellas empresas que acostumbran a pagar sus dividendos en efectivo, por lo general lo hacen en periodos de seis meses aunque también puede ser que realicen pagos de dividendos extraordinarios, siempre dependiendo de los resultados obtenidos por la empresa.

En cuanto a los pagos, existen una serie de fechas que deben de ser tomadas en cuenta por las empresas para realizar los pagos de los dividendos, éstas fechas se mencionan a continuación:

Tipos de dividendo

Existen diferentes tipos de dividendos que pueden ser adquiridos por los accionistas de una empresa, entre ellos se mencionan los siguientes:

Importancia

Los dividendos son importantes porque representan la disciplina financiera que está presente en una empresa o compañía así como el compromiso que éstas han adquirido con respecto a la creación de valores para sus inversores. Este tipo de reparto de dividendos hace posible también que la empresa mejora y crezca de manera disciplinada. Un adecuado reparto de los dividendos ayuda a regular la cantidad de dinero en efectivo que puede llegar a ser reinvertida dentro de la misma compañía asegurando también que los proyectos tengan una mejor rentabilidad.

Ejemplos

Algunos ejemplos de dividendo se mencionan a continuación:

La empresa “S” tiene 1000 acciones que cuestan 1 dólar cada una. El valor total de “S” es, pues, de 1000 dólares. Luego de un tiempo, la asamblea decide repartir 200 dólares por dividendos. El valor de la empresa cae a 800 soles. Para poder hacer un cálculo y conocer el precio de las acciones luego del reparto, se debe de restar al valor de la cotización el volumen repartido por cada acción. En el caso de “S”, el reparto fue de 0,20 dólares por cada acción. Por lo tanto, cada acción (que valía 1 dólar) pasa ahora a cotizar a 0,80 dólares.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Dividendo. Recuperado el 2 diciembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/dividendo/

Recomendado para ti