Transportes

Caja de cambios

La caja de cambios es una de las partes fundamentales que todo vehículo debe de tener pues la única que tiene la capacidad de hacer que un auto pueda por ejemplo, subir una pendiente y no únicamente desplazarse en línea recta. Es fundamental para poder mantener una buena resistencia en motor y para que éste tenga la fuerza y potencia necesaria que le permite mantener una velocidad de forma constante.

¿Qué es la caja de cambios?

La caja de cambios es una parte del motor de un auto que se encarga de trasferir el par motor hacia las ruedas para que éstas logran mantenerse en movimiento de forma constante.

Características de la caja de cambios

Entre las características más importantes que se pueden observar en una caja de cambios se mencionan las siguientes:

Para qué sirve

La caja de cambios es una parte del sistema de trasmisión del automóvil o vehículo que sirve para poder establecer una fuerza adecuada con el propósito de adaptarse a las necesidades que se presentan mientras se transita a lo largo de un camino. Sirve para poder decidir el tipo de fuerza y velocidad que puede tener un vehículo cuando se encuentra rodando por el camino el cual al mismo tiempo puede ser muy variado.

Tipos de caja de cambios

Los tipos de caja de cambios que existen son dos, cada una de ellas tienen características diferentes y son las siguientes:

Manuales

Este tipo de caja de cambio depende del mecanismo de acople y de transmisión. Existen, dependiendo del tipo de engranaje y de las relaciones en el cambio, tres diferentes cajas manuales. Están además formadas por un embrague de disco simple o múltiple y un sistema de engranaje que posee dientes rectos.

Caja automática

En este tipo de caja, el conductor no necesita realizar los cambios de forma manual pues el embrague funciona de forma autónoma. En este tipo de caja también existen varios tipos de sistemas:

Partes

Las partes que pueden ser encontradas en la caja de cambios se ubican en árboles y son las siguientes:

Árbol primario

Este grupo se encarga de recibir las revoluciones de giro de motor en un mismo sentido. Es aquí donde se pueden encontrar los piñones que se encargan de conducir la tracción primaria y la trasera. Son cajas de forma longitudinal y reciben el movimiento en la misma dirección que el giro del motor.

Árbol intermedio

Este tipo de árbol únicamente existe en las cajas de tipo longitudinal. Posee un piñón engranado al árbol primario y puede encajar muy bien con el secundario dependiendo del tipo de marcha que se seleccione.

Árbol secundario

Produce un giro en sentido contrario al motor cuando se producen cambios de tipo transversal y en una misma dirección. Está compuesto por diferentes tipos de engranajes que se unen al eje por medio de un sistema de unidades dentadas que pueden desplazarse.

Eje de marcha atrás

Cuenta con un piñón de tipo dentado y de forma recta que se coloca entre los árboles para poder evitar que se revierta el sentido de giro normal que produce el árbol secundario, además, cierra los contactos eléctricos que activan la marcha atrás.

Cómo funciona la caja de cambios

La caja de cambios funciona desde el momento en que el automóvil inicia su marcha, ganando velocidad y fuerza. Cuando se selecciona una de las marchas en la palanca de cambios, inmediatamente se activa un selector de ejes los cuales son movidos gracias al motor. Posee un dispositivo que sincroniza los cambios hasta que se logra igualar la velocidad que tienen los engranajes.

La primera marcha hará que las ruedas giren aproximadamente a un tercio de la velocidad que genera el motor, pero con mucho mas fuerza. Posteriormente, las marchas que siguen servirán para ir aumentando la velocidad poco a poco conforme se vayan cambiando.

Averías

Entre las principales averías que pueden presentarse en una caja de cambios se mencionan las siguientes:

Mantenimiento

El mantenimiento para una caja de cambio manual no es tan extensivo y su cuidado principalmente se basa en el cuidado del embrague. Esta sustancia deberá de ser cambiada frecuentemente dependiendo siempre de las recomendaciones que haya hecho el fabricante. Por lo general, se debe cambiar a los 5 años o a los 70.000 kilómetros. En el caso de las cajas de cambio automática, se le debe de dar mantenimiento a la cantidad de aceite y de líquido hidráulico. El filtro interno puede verse obstruido por el calor y la fricción que dañan el líquido.

Importancia

Es importante porque es una de las partes indispensables que tiene todo sistema de transmisión en un vehículo. Gracias a ella se puede realizar diferentes tipos de engranajes lo que al mismo tiempo hace posible que se den los cambios de velocidades. Si no existiera, no se podría movilizar un automóvil por ejemplo, en cuestas o pendientes, únicamente funcionaría en lugares planos.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Caja de cambios. Recuperado el 11 abril, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/caja-de-cambios/

Recomendado para ti