Transportes

Batiscafo

En la exploración del mundo submarino, el batiscafo es uno de los vehículos más utilizados por su diseño y su capacidad para explorar las profundidades marinas, soportando las altas presiones del océano.

Batiscafo

Preguntas clave

  • ¿Qué tipo de vehículo es? Sumergible
  • ¿Quién lo invento? Augusto Picard
  • ¿En qué año se fábrico el primero? 1937
  • ¿A qué profundidad puede descender? Más de 11 000 metros

Temas relacionados

Submarino

¿Qué es el batiscafo?

El batiscafo es un vehículo sumergible diseñado para explorar profundidades del mar y soportar altas presiones. Su nombre proviene del griego antiguo y quiere decir barca de profundidad. Esta embarcación sumergible fue inventada por Auguste Picard y su primera inmersión fue en 1948, en Cabo Verde, alcanzado una profundidad de 1080 metros. Actualmente, existen batiscafos que pueden descender 11.000 metros de profundidad. Los batiscafos cuentan con una propulsión que les permite sumergirse a miles de metros de profundidad. Gracias a un lastre de esferas de plomo y una cisterna de gasolina o un líquido más liviano que el agua, puede descender a las profundidades y flotar al momento de emerger a la superficie. Estas embarcaciones pueden ser tripuladas por una o más personas y vienen equipadas con tecnologías que le permiten grabar, medir e incluso rescatar objetos del fondo del mar gracias a sus brazos mecánicos.

Este minisubmarino ha sido muy útil para las investigaciones náuticas ya que viene equipado con cámaras y otras herramientas que permiten grabar, medir y hasta rescatar objetos del fondo del mar.

No debe ser confundido con el submarino porque, los submarinos solo pueden alcanzar una profundidad de 1500 metros, mientras que el batiscafo actualmente puede alcanzar hasta 11.000 metros de profundidad.

Historia del batiscafo

Fue diseñado por el profesor de física suizo Augusto Picard, quién quiso crear una embarcación submarina que se desplazara en la profundidad del mar sin el uso de cables.

El primero fue fabricado en 1937, tenía una forma esférica y pesaba 15 toneladas. Llevaba acoplada una cisterna llena de gasolina para favorecer la flotación del batiscafo. El batiscafo llevaba consigo esferas de plomo para descender a la profundidad y dos hélices para moverse en cualquier dirección.

En 1948, se realizaron pruebas con un batiscafo sin tripulante. Éste se sumergió hasta 1.500 metros pero al salir un huracán que pasaba en ese momento, produjo daños graves a la embarcación.

En 1953, Picard crea en Italia el “Trieste” otro batiscafo que logra descender en el Golfo de Nápoles a 3.500 metros de profundidad. Esta vez, la embarcación iba tripulada por el hijo de Picard, Jacques Picard.

Cinco meses más tarde, los franceses logran descender en su Batiscafo FNRSIII a 4.800 metros de profundidad en las costas africanas.

Seis años después el “Trieste” fue renovado y probado en las fosas marinas del océano Pacífico entre Filipinas y Japón. El batiscafo rompió su antiguo record descendiendo a 11.000 metros de profundidad.

Características del batiscafo

Entre las características más resaltantes del batiscafo se pueden mencionar:

Usos

El batiscafo siempre ha sido utilizado para la exploración submarina porque llega a profundidades que el submarino no ha podido llegar. Su diseño y tamaño le permiten acceder a espacios más pequeños que otro tipo de embarcación y sus accesorios tecnológicos son de gran utilidad para recolectar información, bien sea en datos u objetos físicos que estén sumergidos para ser estudiados luego en la superficie.

¿Cómo funciona el batiscafo?

Es una embarcación que funciona con ciertos elementos que le permiten descender o flotar en agua y otros que le permiten desplazarse.

Este tipo de vehículo cuenta con un peso repartido en un lastre formado por esferas de plomo que le permiten sumergirse en las profundidades. Su peso originalmente era de 15 toneladas, pero actualmente este peso varía dependiendo del modelo.

También cuenta con una cisterna llena de gasolina, un líquido más liviano que el agua, el cual le permitirá flotar cuando desee emerger a la superficie soltando los lastres de plomo que lo hicieron sumergirse.

El depósito de gasolina que está ubicado en la parte inferior del batiscafo permite que el combustible haga contacto con el agua y tome poco a poco la presión del ambiente submarino en el que se sumerge.

Igualmente cuenta con hélices que le permiten avanzar y retroceder en distintas direcciones.

Escrito por Valentina Sancler
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti