Medicina

Arteria carótida

La arteria carótida, es una de las diferentes arterias que se encarga de suministrar sangre a la cabeza y el cuello. De las dos arterias carótidas comunes, que se extienden hacia la cabeza a cada lado del cuello, la izquierda se origina en el arco de la aorta sobre el corazón; y la derecha se origina en el tronco braquiocefálico, la rama más grande del arco de la aorta. Cada arteria carótida común se divide en una arteria carótida interna y en una arteria carótida externa.

¿Qué es la arteria carótida?

Es una de las arterias del cuerpo humano cuya función es la irrigación sanguínea de la cabeza y el cuello y que se origina en la arteria carótida común, cuando se bifurca en carótida externa e interna.

Función

Las arterias carótidas externas tienen como función la de suministrar sangre oxigenada a la región de la cabeza. Hay una arteria carótida externa en el lado derecho del cuello y otra en el lado izquierdo del cuello. La arteria carótida común se encuentra bilateralmente, con una arteria a cada lado de la parte anterior del cuello. Cada arteria carótida común se divide en una arteria carótida externa e interna. Estas arterias se encargan de llevar sangre a las estructuras que se encuentran dentro y fuera del cráneo. La externa tiene como función llevar sangre a las estructuras externas localizadas en el cráneo, principalmente la cara, y la interna a las estructuras internas del cráneo, incluido el cerebro.

Ubicación

La arteria carótida externa, nace en la bifurcación que existe entre el cuello, en la arteria carótida común. Surge de la bifurcación de la carótida común, justo en el borde superior del cartílago de la tiroides, a la altura de la cuarta vértebra cervical. La arteria carótida interna, nace en el ángulo de la mandíbula, a partir de la arteria carótida común derecha y de la izquierda, las cuales se bifurcan para dar forma a las estas arterias. Asciende en frente de las tres vertebras cervicales superiores y no se ramifica en el cuello.

Arteria carótida común izquierda

Esta arteria es un vaso de gran tamaño que viene de la aorta y que se encarga de irrigar el cuello y la cabeza. Se divide en dos: arteria carótida común derecha e izquierda. La arteria carótida común derecha proviene del tronco braquiocefálico arterioso, y sube hasta llegar al borde superior del cartílago tiroides, donde se divide en carótida externa y carótida interna. La arteria carótida común izquierda, viene desde el cayado de la aorta, sube y termina en el mismo lugar, el cartílago tiroides, en el cual se divide en la carótida externa e interna.

Arteria carótida común derecha

Esta arteria nace en la bifurcación del tronco braquiocefálico, junto a la arteria subclavia derecha. Luego se dirige de manera vertical hasta llegar a la región cervical. Su origen es más en la parte interna de la región supraclavicular.

Arteria carótida interna

La interna tiene como función la irrigación sanguínea del cuello, los hemisferios del cerebro, el globo ocular y las estructuras que se encuentran anexas, incluyendo la parte frontal y la raíz de la nariz. Inicia en la bifurcación de la carótida común, en el cartílago tiroides, para ingresar luego por el conducto carotídeo y terminar dividiéndose en arteria cerebral anterior y arteria cerebral media. Se divide en cuatro partes:

Arteria carótida externa

Se origina en la bifurcación de la arteria carótida primitiva, por el lado interno de la carótida. Asciende luego de forma vertical situándose fuera de al carótida primitiva y asciende por el cuello. Atraviesa el diafragma estiliano y el ligamento estiloides penetrando luego en la glándula parótida. Termina en el espesor de la glándula parótida. Presenta las siguientes ramificaciones colaterales que son:

Además, tiene dos ramas terminales: las arterias temporales superficiales y la maxilar externa.

Obstrucción de la arteria carótida

La obstrucción se presenta cuando una o las dos arterias carótidas se vuelven angostas o se tapan debido a los depósitos de grasa que se acumulan, situación conocida como ateromas. Cuando esta obstrucción es constante y no se trata, puede llegar a presentarse accidentes cerebrovasculares, por un coágulo sanguíneo o por el desprendimiento de piezas de las placas. Este riesgo aumenta con la edad y sucede más comúnmente en hombres que en mujeres. Es considerada como la tercera causa de muerte a nivel mundial. Los altos niveles de colesterol y triglicéridos, la presión arterial alta, diabetes, obesidad, sedentarismo y antecedentes familiares son los principales factores de riesgo.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti