Filosofía

Vitalismo

El antiguo principio del vitalismo consiste en la idea que nos dice que la diferencia entre las cosas vivas y no vivas es una especie de fuerza vital no material. A medida que los filósofos naturales de los últimos siglos se hicieron más sofisticados, trabajaron con esta suposición e intentaron definirla de manera científica. El vitalismo fue una vez el centro de las ideas precientíficas que existían sobre la biología, pero luego con el paso del tiempo fue abandonado para beneficio de la disciplina.

Vitalismo

Temas relacionados

Determinismoeclecticismo, estoicismomonismo

¿Qué es el vitalismo?

El vitalismo es una doctrina de la filosofía que se caracteriza por afirmar y exaltar la vida y sus consecuencias. Ve la vida como la principal realidad y se esfuerzan en entenderla pero no tienen uniformidad debido a las diferencias en cómo conciben la vida.

En qué consiste el vitalismo

La teoría de los vitalistas consiste en decir que los organismos vivos son fundamentalmente diferentes de las entidades que no tienen vida porque contienen algún elemento que no es de índole físico o porque están gobernados por principios diferentes de las cosas que son inanimadas. En su forma más sencilla, el vitalismo nos dice y afirma que las entidades que tienen vida contienen algún tipo de fluido, o un “espíritu” que las distingue. En algunas de las formas más sofisticadas, el espíritu vital se convierte en una sustancia que infunde cuerpos y que es la encargada de darles la vida; de esta manera el vitalismo se convierte en la opinión de que existe una organización distintiva entre los seres vivos.

Historia

La historia del vitalismo surge de la mano de una serie de pensadores quienes tenían como característica principal el guiarse por una especie de irracionalismo, el cual surgía como una reacción ante los diferentes movimientos revolucionarios socialistas que surgieron durante la segunda mitad del siglo XIX.

Se considera que el vitalismo es tan antiguo como el ser humano y que las perspectivas primordiales del mundo entero hablan de la existencia de un poder, fuerza o energía que rodea a la creación y a sus elementos. Todas estas perspectivas tuvieron diferentes nombres y características llamándose alma, impulso vital, arjé, physis, cuerpo energético, fuerza vital, fuerza dominante y entelequia.

Características

Las principales características del vitalismo fueron las siguientes:

Vitalismo en biología

En el área de la biología, se conoció como vitalismo a una teoría que nació a fines del siglo XVII y a principios del XVIII con el nombre de animismo de la cual fue fundador Georg Ernst Stahl, un médico.

En el área de la biología, el vitalismo decía que los organismos tenían un espíritu vital. Era una ciencia que se encargaba de defender que las diferentes situaciones que ocurrían dentro del organismo eran ocasionadas debido a la acción de un conjunto de fuerzas vitales que eran características de los seres vivos, y que por esta razón esas situaciones no se daban de forma exclusiva por la acción de las fuerzas físico-químicas de la materia.

Vitalismo en química

Luego de entender los principios de combustión, inició el debate sobre el vitalismo y la distinción entre la materia orgánica y la inorgánica. Esta teoría indicaba que la materia orgánica únicamente podía llegar a ser producida por los seres vivos, imputando este hecho a una vis vitalis inherente. Este debate revolucionó luego de que Friedrich Wöhler descubriera de forma accidental la forma en que se podía sintetizar la urea a partir de cianato de amonio, demostrando de esta manera que la materia orgánica se podía crearse de manera química.

Representantes

Los principales representantes del vitalismo fueron:

Wilhelm Dilthey

Filósofo alemán que pensaba que la razón ilustrada tenía el carácter de atemporal, general y abstracta; se basaba en las ciencias naturales, y sólo conocía lo repetitivo y constante. Discrepa entre naturaleza y cultura, entre génesis y estructura y entre ciencias de la naturaleza y ciencias del espíritu. No estaba de acuerdo con la oposición entre génesis y estructura.

Friedrich Nietzsche

Para este filósofo, la vida tiene un sentido biológico-cultural, es un impulso natural y es vivencia. Su actividad crítica se resume en tres puntos: crítica a la moral, a la metafísica, y a las ciencias positivas.

Henri Bergson

Filósofo judío-francés que pensaba que la vida es impulso vital universal que lucha contra la materia porque aquél quiere progreso y ésta lo retarda. El objetivo principal de la filosofía es captar la realidad y la vida.

José Ortega y Gasset

Para el filósofo español la vida se maneja en dos sentidos: en la primera etapa predomina el sentido biológico, mientras que en la segunda predomina el biográfico-histórico. Habló de siete categorías para referirse a la vida humana:

Obras

Algunas de las obras redactadas sobre el vitalismo son las siguientes:

Ejemplos

Algunos ejemplos de vitalismo los podemos observan en los siguientes aspectos:

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti