Cosmología

Teoría heliocéntrica

El sistema heliocéntrico o teoría heliocéntrica, es un modelo cosmológico en el que se supone que el Sol se encuentra en o cerca de un punto central, en otras palabras, es el centro del sistema solar o del universo mientras la Tierra y los otros cuerpos giran alrededor de él. En el siglo V a.C., los filósofos griegos Philolaus y Hicetas especularon por separado que la Tierra era una esfera que giraba a diario alrededor de un "fuego central" místico que regulaba el universo. Dos siglos más tarde, Aristarco de Samos extendió esta idea al proponer que la Tierra y otros planetas se movían alrededor de un objeto central definido, que él creía que era el Sol.

¿Qué es la teoría heliocéntrica?

Es la teoría que sostiene que la tierra y todos los demás planetas se encuentran girando alrededor del sol, que es una estrella del sistema solar y se basó en mediciones simples de la distancia que hay entre la tierra y el sol.

En qué consiste la teoría heliocéntrica

La teoría heliocéntrica fue formulada en base a los movimientos de los planetas y de las teorías que ya existían con respecto a ellos, como por ejemplo la geocéntrica. Consiste en un modelo de nuestro universo en el cual la tierra, los planetas y las estrellas se encontraban girando alrededor del sol, lo que sentó las bases de la astronomía moderna.

Es una teoría que proporciona una visión completa y detalla de la forma en la que el universo trabaja y su modelo resolvió el problema del sistema ptolemaico y, además, brindó una visión simple del universo eliminando los cálculos matemáticos innecesarios.

Quién la propuso

La teoría fue propuesta por Nicolás Copérnico quien fue uno de los astrónomos más importantes que ha existido en la historia. Lo hizo por medio de la publicación del libro llamado De revolutionibus orbium coelestium, en el año 1543 y en donde sustentaba el modelo astronómico que afirmaba que el sol era el centro del sistema solar.

Antecedentes

El modelo de Copérnico se basó en varios trabajos de diferentes astrónomos de la antigüedad. Los primeros antecedentes que se tienen de la teoría se remontan a la antigüedad clásica con Aristarco de Samos, quien había publicado una serie de escritos y citas de algunos de sus contemporáneos, como Arquímedes.

Uno de los antecedentes más importantes es una descripción hecha por Arquímedes en la cual se mostraba una hipótesis alternativa del modelo heliocéntrico, lo que dio la noción de la existencia de un movimiento observable en las estrellas fijas.

Seleuco de Seleucia, fue un astrónomo que defendió también el sistema heliocéntrico de Aristarco y algunos piensan que logró demostrar la teoría heliocéntrica al determinar las constantes del modelo geocéntrico y aplicarlas a las teorías heliocéntricas, además de varios cálculos con respecto a las posiciones planetarias.

Nicole Oresme también discutió la posibilidad de que la tierra se encontrara girando sobre su propio eje y otros astrónomos y cosmólogos pensaron en la posibilidad de un universo heliocéntrico a finales de la edad media.

Historia

Aristarco de Samos fue el primero en proponer la teoría heliocéntrica y se basaba en la distancia que había entre la Tierra y el Sol, explicaba que el sol tenía más grande que la tierra y por esto propuso que era la tierra la que giraba alrededor del Sol y no a la inversa.

En el siglo XVI, Nicolás Copérnico formuló de nuevo la teoría, sustentada esta vez en cálculos matemáticos precisos, lo que hacía la diferencia de la teoría de Aristarco, publicando en 1543 el libro De Revolutionibus Orbium Coelestium.

El heliocentrismo ya había sido descrito muchos años atrás por Aristarco de Samos, quien se había basado en medidas sencillas de la distancia de la Tierra al Sol, que explicaban que el sol era más grande que nuestro planeta. Por esta razón, Aristarco propuso que era la Tierra la que giraba alrededor del Sol y no a la inversa, siendo el primer proponente del modelo heliocéntrico.

Características

Las características más importantes de la teoría heliocéntrica fueron:

Qué problemas presenta la teoría heliocéntrica

La teoría heliocéntrica tuvo una gran oposición por parte de las autoridades religiosas católicas, protestantes y judías y por el mundo científico. De hecho, la obra fue prohibida por la Iglesia y sus defensores fueron perseguidos, encarcelados y algunos de ellos fueron quemados en la hoguera.

Era considerada una teoría demasiado simple y para muchos científicos no tenían ninguna ventaja importante frente a la vieja teoría, ni tampoco tenía alguna observación que no pudiese ser explicada por ambas teorías. Por esta razón hubo que esperar más de un siglo para la aceptación definitiva del heliocentrismo.

Importancia de la teoría heliocéntrica

La importancia de esta teoría es en parte la ruptura con el modelo religioso imperante que existía en la época, lo cual fue un aviso sobre los cambios profundos e importantes que vendrían con la Revolución científica y el desarrollo del humanismo como ideología imperante. La teoría heliocéntrica es la base y el fundamento de toda la astronomía moderna.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti