Ciencias de la Tierra

Rocas ígneas

En la superficie del planeta Tierra es posible encontrar muchos tipos diferentes de rocas, cada una de ellas con propiedades y características propias. Todas son importantes pues conforman juntas la superficie terrestre. Uno de los tipos más comunes de encontrar y que de hecho se puede encontrar en mayor proporción son las rocas ígneas, también conocidas con el nombre de rocas magmáticas.

¿Qué son las rocas ígneas?

Las rocas ígneas son las rocas que se forma del enfriamiento y de la solidificación que se da en el magma y que se encuentra además ubicada en el interior del planeta. Cuando el magma llega a la superficie de la tierra se solidifica dando origen a las rocas ígneas.

Características de las rocas ígneas

Entre las principales características que se pueden encontrar en las rocas ígneas podemos mencionar las siguientes:

Cómo se forman

Este tipo de roca se forma a partir del magma el cual se encuentra ubicado en el manto de la tierra, el cual al mismo tiempo es reciclado cuando se da el proceso de renovación en la corteza terrestre. Este magma, logra ascender a la superficie desde las capas más profundas y poco a poco empieza a solidificarse, formando cristales y rocas ígneas ubicadas por debajo de la corteza.

Estas piedras posteriormente empiezan a enfriarse de forma lenta y esto determina el tipo de cristalización que sufren. En su formación, todas las etapas del enfriamiento irán cristalizando los minerales lentamente y de esta forma se originan las rocas ígneas. En algunas ocasiones, este magma puede llegar a ser expulsado de forma violenta a la superficie de la tierra en el momento en que se da una erupción volcánica, haciendo que las rocas puedan llegar a enfriarse de forma más rápida.

Componentes

Los principales componentes de las rocas ígneas son los silicatos y entre ellos encontramos el calcio, sodio, potasio, hierro y magnesio, materiales que además conforman aproximadamente el 98% del magma. Una vez que estos materiales logran enfriarse, se combinan, dando de esta forma origen a dos diferentes grupos de componentes.

Clasificación de las rocas ígneas

Las rocas magmáticas se puede clasificar en dos tipos diferentes. Las rocas intrusivas o plutónicas como también se conocen son las que se forman dentro de la Tierra cuando el magma logra llegar a la corteza de la tierra, les toma un poco más de tiempo formarse y llegar a consolidarse. Este tipo de roca es llevada a la superficie gracias a los diferentes procesos de erosión o por medio de las deformaciones tectónicas.

Por otro lado las rocas extrusivas son las que se solidifican en la superficie terrestre luego de que el magma ha sido expulsado a la superficie gracias a los diferentes procesos volcánicos. También se pueden clasificar como rocas filonianas, un término medio para referirse al magma que va hacia la superficie pero que logra solidificarse en el camino.

Estructura

En el caso de las rocas ígneas, la estructura va a depender de la forma en la que los cristales y los materiales amorfos que las componen estén ordenados, incluyendo también su forma y su tamaño. Su tamaño puede variar y dependen de si sus cristales pueden ser observados a simple vista o no. De esta forma, podemos decir que las rocas ígneas intrusivas pueden tener una estructura granítica, aplítica, pegmatítica, porfiroide o extrusiva.

Textura

La textura de las rocas ígneas puede variar de forma importante y por esta razón, se pueden clasificar dependiendo de la textura en varios tipos de rocas.

Densidad

Las rocas ígneas son materiales terrestres naturales y, como tales, pueden llegar a tener una gran variabilidad en cuanto a su densidad. Sin embargo, normalmente tienen densidades intactas que van desde aproximadamente 2650 kg/m3 a más de 2900 kg/m3.

Identificación

Para poder identificar una roca ígnea es importante observar la textura de la misma y divisar si posee bandas, capas o vesículas las cuales son un tipo de vesícula de aire. Es importante recordar que estas rocas pueden tener un aspecto vidrioso o espumoso, pueden ser porosas o estar llenas de burbujas. Su estructura puede ser observada de forma cristalina y su densidad suele ser mayor que otros tipos de rocas. Algunas pueden tener pequeñas salpicaduras negras y son lo suficientemente ligeras lo que les permite flotar.

Uso

La roca ígnea tiene muchos usos, uno de ellos es para métodos de análisis y estudios sobre la composición y la formación del manto que forma la Tierra. Este tipo de roca es utilizado principalmente para la fabricación de pisos y en proyectos de construcción. Sin embargo, sus usos pueden llegar a depender del proceso de formación que tiene la roca, de su contenido mineral, de su dureza, textura y sus propiedades. Algunas rocas pueden ser utilizadas para crear superficies de trabajo, baldosas y revestimientos.

Yacimientos

Los yacimientos de las rocas ígneas o magmáticas pueden ser clasificados y encontrados en dos grupos importantes. El primero de ellos es el yacimiento primario en donde se encuentran las rocas que no han sido aún llevadas o transportadas del sitio de origen a otro diferente o donde encontramos aquellas rocas que no han sido fracturadas por medio de eventos tectónicos. El segundo yacimiento es el lugar en donde la roca ha sido llevada y en muchas ocasiones se encuentran soldadas al terreno pues por su alta temperatura cuando entran en contacto con otros fluidos o sustancias se endurecen.

Ejemplos de rocas ígneas

Algunos ejemplos de rocas ígneas son las siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2020). Rocas ígneas. Recuperado el 28 abril, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/rocas-igneas/

Recomendado para ti