Mitología

Polifemo

Para explicar con profundidad quién fue Polifemo es necesario entender qué es un cíclope. Los cíclopes, en la mitología, eran seres de enorme tamaño que poseían un único ojo, eran muy fuertes, tercos y con su mirada podían prácticamente desintegrar cualquier cosa a su paso. Polífemo era uno de estos cíclopes, un ser sin compasión que además era hijo de Poseidón, uno de los principales dioses del panteón clásico.

¿Quién fue Polifemo?

Polifemo fue uno de los personajes más importantes de la mitología. Hijo de Poseidón, de enorme tamaño y con un único ojo, fue un bárbaro y un caníbal, considerado como el más fuerte y poderoso de todos los cíclopes.

Características de Polifemo

Las principales características de Polifemo son las siguientes:

Historia

En la mitología, Polifemo pertenecía a la categoría de los cíclopes, enormes criaturas violentas que tenían únicamente un ojo. Era un hijo terrenal de Poseidón, el dios del mar, y tenía una serie de capacidades que lo hacían violento y criminal. No respetaba ningún tipo de ley y era el enemigo número uno de los hombres, pues acostumbraba a comerse a todo aquel que estuviera cerca. Polifemo queda ciego cuando varios hombres a los que había capturado logran clavar un palo en su único ojo.

Descripción física

En la historia, la descripción física de Polifemo dice que era un ogro con una gran barba y que además tenía un solo ojo en el medio de su frente. Tenía dientes de sable, fuertes y muy filosos y además, sus orejas tenían forma de punta. Era sumamente fuerte, pero no era inteligente.

Padres

Sus padres fueron Poseidón quien era el dios de los mares y de todos los océanos del mundo, y la ninfa Toosa quien fue una de las amantes de Poseidón.

Esposa

Aunque estuvo enamorado, debido a su feo aspecto Polifemo nunca pudo contraer matrimonio.

Hijos

De acuerdo a la historia, no existe ningún registro de que Polifemo haya tenido algún hijo. Sin embargo existe una versión no comprobada que dice que tuvo una relación con Galatea con quien pudo tener tres hijos: Celto, Gálata e Ilirio.

Polifemo y Galatea

Polifemo se enamoró de Galatea, quien era una hermosa ninfa hija de Nereo y que había heredado sus atributos de su madre Gea, sin embargo, ella estaba enamorada de un pastor llamado Acis. La historia cuenta que Polifemo subió a una roca y con una flauta empezó a ofrecerse como su esposo llenándola de halagos y promesas, sin embargo ella lo rechazó debido a su aspecto. Cierto día, Acis y Galatea descasaban a la orilla del mar cuando fueron vistos por Polifemo quien siempre los vigilaba a escondidas, pues para él era la única forma de estar cerca de la mujer que amaba.

Como no fue correspondido por Galatea, decidió perseguir a la pareja y terminó arrojando una piedra de gran tamaño sobre Acis, quién intentaba huir del gigante. La historia cuenta que cuando murió, la sangre de Acis manaba de la roca y ella pidió ayuda a los dioses quienes se encargaron de transformar sangre en un río el cual se mezcló con sus lágrimas para permanecer juntos por la eternidad.

Polifemo y Ulises

Ulises había llegado a Tracia, lugar en donde habían matado a todos los pobladores con excepción de un sacerdote quien les regaló varias vasijas de vino como agradecimiento. Luego, los hombres siguieron su ruta hasta llegar a la isla de los cíclopes. Desembarcaron en el lugar y llegaron hasta la cueva de Polifemo para intentar llevarse todo lo que había, sin embargo, en ese momento apareció Polifemo quien se comió a dos de los tripulantes de Ulises y encerró a los demás dentro de la cueva.

Los hombres empezaron a pensar cuál sería la mejor manera de salir de esa cueva antes de ser devorados y concluyeron que la mejor opción sería ofrecerle vino para emborracharlo. Luego de haberlo emborrachado, Polifemo le preguntó a Ulises su nombre y éste respondió que se llamaba “nadie”. El cíclope cayó dormido vencido por los efectos del vino que había tomado y Ulises al verlo en ese estado decidió clavarle una estaca de olivo en su único ojo.

Polifemo se despertó en medio del dolor gritando y despertando a los demás cíclopes que estaban cerca de él para pedir ayuda. Ellos le preguntaron qué le había pasado pero Polifemo contestó “nadie me mata de dolor”. Los demás cíclopes pensaron que estaba loco como castigo de Zeus y no le prestaron atención. Al día siguiente, cuando Polifemo quitó la piedra que estaba en la entrada de la cueva, los hombres y Ulises pudieron escapar de la gruta. Corrieron hacia su barco y la risa de Ulises podía escucharse por todo el lugar, Polifemo intentó arrojarles rocas pero como no podía ver nada, no acertó ningún golpe. El cíclope le pidió a su padre Poseidón que los castigara en el mar, y de hecho así sucedió, pues transcurrieron muchos años antes de que Ulises pudiera regresar a su hogar.

Importancia

Su principal importancia radica en que fue la fuente de muchos relatos e historias de la mitología las cuales en la actualidad siguen siendo leídas y utilizadas como base para trabajos escolares y universitarios. Forma parte de la gran cantidad de mitos y herencias que el pasado dejó para el deleite de muchos lectores. Fue también muy importante dentro de la literatura barroca y la música occidental.

Polifemo en la cultura popular

En la cultura popular los escritos que hablan de la historia de Polifemo aún son leídos, su historia ha sido también utilizada para representar importantes poemas y obras de teatro, cantatas y serenatas.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti