Matemáticas

Números arábigos

El sistema decimal que utilizamos normalmente es un sistema de numeración en el cual las cantidades utilizadas se representan utilizando como base el número diez, y por una serie de cifras diferentes tales como el cero, uno, dos, tres, cuatro, cinco seis, siete, ocho y nueve. Es importante mencionar que la representación de estos números por lo general depende de las distintas culturas y épocas y por esto es importante mencionar que el sistema de numeración que se utiliza prácticamente en todo el mundo es la arábiga de origen indio o fenicio.

¿Qué son los números arábigos?

Los números arábigos son un sistema de valor posicional puro, por lo que se necesita el cero y lo hace diferente de los números romanos. Estos son los números que conocemos y utilizamos en la actualidad y con los cuales hacemos combinaciones.

Definición

Los números arábigos o indo arábigos, son los símbolos que utilizamos con mayor frecuencia para poder representar los números que normalmente vemos. Se les conoce de esta manera pues fueron los árabes quienes se encargaron de introducirlos a Europa. Son los creadores de la numeración posicional, y además incluye el cero dentro de la numeración posicional.

Características de los números arábigos

Las principales características de los números arábigos son la siguientes:

Origen

Es importante mencionar que el origen de la numeración arábiga no es árabe, de hecho los mismos árabes la denominan con el nombre de arqam hindiyyah, y se expandió por el mundo islámico y el norte de África y Al Ándalus. Algunos tratadistas piensan que su origen es fenicio porque era utilizado en las transacciones comerciales que se realizaban en esa época. Se especula que el origen del sistema posicional de base diez, utilizado en la India, pudo haber tenidos sus orígenes en China puesto que el sistema chino conocido como Hua Ma es también posicional y de base diez. En la época de Bhaskara I, siglo VII, los habitantes de la India utilizaba un sistema de números posicional de base diez con 9 grifos, se conocía el concepto de cero, representado por un punto.

Historia

Los números arábigos fueron inventados en India en el siglo V. Se les conoce con este nombre porque los europeos los conocieron por medio de los comerciantes árabes de África del Norte en la Edad Media. Matemáticos musulmanes ya estaban familiarizados con la numeración babilónica, que utilizaba el cero por lo que el nuevo sistema no fue bien recibido. En el siglo X, los matemáticos árabes incluyeron en su sistema de numeración las fracciones.

Los primeros ejemplos del uso de estos números se encuentran en la literatura occidental, en el Codex Vigilanus del año 976. Luego del año 980 el Papa Silvestre II, ayudó a difundir el conocimiento del sistema en Europa. Fibonacci, contribuyó a la difusión por Europa del sistema arábigo con su libro Liber Abaci, y el rey de Hungría Ladislao el Póstumo comenzó a usar los números arábigo.

Sin embargo, fue con la invención de la imprenta que este sistema de numeración comenzó a utilizarse de forma general en Europa; y para el siglo XV ya era usado ampliamente; por otra parte, los números arábigos reemplazaron a la numeración cirílica en Rusia alrededor de 1700, cuando fueron introducidos por el zar Pedro I de Rusia.

Quién los inventó

Los números arábigos son un sistema numérico que se creó en la India, hace aproximadamente unos 5.000 años, y fueron ellos quienes lo inventaron ante la necesidad de contar sus objetos y productos.

Para qué sirven los números arábigos

Los números arábigos sirven para poder contar elementos de un conjunto que es finito, y además, para ordenar los números y los objetos. Los números, son considerados como la base de la matemática actual.

En qué se diferencian de los números romanos

El sistema de números romano es capaz de expresar todos los números del 1 al 1.000.000 utilizando sólo 7 símbolos: I para el 1, V para el 5, X para el 10, L para el 50, C para el 100, D para el 500 y M para el 1.000. Los números arábigos son el sistema corriente de notación numérica que se usa en el mundo y cuya innovación más importante fue el uso de la notación posicional, en la que los símbolos individuales cambian su valor según su posición en el número escrito.

Importancia

Los números arábigos tienen una gran importancia para nosotros debido a que son la base fundamental para todo lo que se encuentra relacionado con las matemáticas y que actualmente conocemos. Son también de mucha importancia porque por medio de ellos podemos llevar cabo muchas de las acciones de la vida diaria.

Ejemplos de números arábigos

Algunos ejemplos de números arábigos son:

Curiosidades

Algunas curiosidades de los números arábigos son:

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti