Astronomía

Nebulosa de Orión

Pocos son los objetos espaciales que pueden ser más hermosos que una nebulosa, y en cuanto a ello una de las más famosas es probable que sea la nebulosa de Orión.

¿Qué es la nebulosa de Orión?

Las nebulosas son regiones de nubes compuestas por gas (helio e hidrógeno, principalmente) y polvo estelar, y pueden ser encontradas en cualquier parte del Universo. Dependiendo de lo que ocurre en ellas puede ser clasificadas en tres tipos: de absorción, reflexión y emisión. En esta última categoría se ubica la mayoría de ellas, siendo una de las más destacadas la nebulosa de Orión. También conocida como NGC 1976 o Messier 42, es una masa de materia cósmica ubicada hacia el sur del cinturón de Orión, y ha sido objeto de numerosas investigaciones por parte de los estudiosos del Universo debido a la riqueza y diversidad de su contenido.

Características de la nebulosa de Orión

Sus particularidades más notorias son las siguientes:

Origen

De acuerdo con los expertos, se estima que la nebulosa de Orión empezó a existir hace poco más de 3000 millones de años, originándose como cualquier otra nebulosa conocida: a partir de la condensación de partículas de hidrógeno y helio, principalmente, junto con polvo cósmico, creando las condiciones ideales para las explosiones que dan paso a la creación de estrellas.

Historia

Algunas fuentes apuntan a que civilizaciones antiguas hicieron algunos comentarios en relación con la apreciación de esta nebulosa. Sin embargo, el descubrimiento de la misma se ubica en el año 1610 de la mano del astrónomo francés Nicolas-Claude de Peiresc, aunque en principio no se le diese mucha importancia.

Varias décadas después, varios científicos dieron mayor detalle sobre la nebulosa, entre ellos el astrónomo neerlandés Christiaan Huygens y el francés Charles Messier: este último publicó su descubrimiento en su catálogo de objetos astronómicos bajo el nombre de M42.

En la segunda mitad del siglo XIX, se valida la naturaleza gaseosa de este objeto, y unos años luego se publica la primera fotografía de la nebulosa. Iniciando el siglo XX, el astrónomo Hermann Vogel y colaboradores detallaron algunos procesos del interior de la nebulosa. Durante esta época, los estudios posteriores se dedicarían casi exclusivamente a especificar el contenido de Orión.

Es a partir de la década de los 90 que, gracias a los registros dados por el telescopio espacial Hubble, se inicia el estudio a profundidad de la nebulosa, generando así modelos 3D de la misma para facilitar la exploración de los numerosos procesos que alberga.

Dónde se encuentra la nebulosa de Orión

La ubicación específica de la nebulosa, situada a poco más de 1270 años luz de la Tierra, es al sur de la constelación de Orión, en una zona llamada el Complejo de Orión, que incluye un gran número de nebulosas. Se le puede observar justo encima del objeto conocido como M43.

Objetos conocidos

Messier 42 es mundialmente reconocida por su variedad de objetos astronómicos, entre ellos nebulosas de reflexión nubes interestelarescúmulos estelares, entre otros.

El objeto más llamativo que puede ser encontrado en esta nebulosa es el conocido como cúmulo del Trapecio, ubicado en su área central. Su distancia en relación con la Tierra es de 1344 años luz, teniendo una edad de poco más de 300000 años y cuyo radio mide 10 años luz.

Se le llama así porque la disposición de sus astros azulados forma un trapecio cuya luz permite percibir la naturaleza gaseosa de su ubicación. La estrella más brillante de este conjunto se llama C o Thera Orionis, de carácter binario, cuya función principal es la de generar el resplandor que caracteriza a la nebulosa de Orión.

Observación de la nebulosa de Orión

Encontrar esta nebulosa es sumamente sencillo, pues es una de las configuraciones estelares más brillante. Además, es considerada por muchos como una nebulosa particularmente hermosa: prueba de ello es la enorme cantidad de material fotográfico disponible no sólo gracias a telescopios estelares sino también a la apreciación de aficionados a la observación del espacio celeste.

Inicialmente se debe visualizar el cielo nocturno entre sur y sureste para ubicar la constelación de Orión, la cual contiene a esta nebulosa. La mejor hora para encontrarla en esta dirección es las 7 u 8 de la noche, y la mejor manera de saber si estamos en la constelación correcta es observar las tres estrellas más brillantes que conforman el cinturón de Orión.

Justo debajo del cinturón se ve una línea vertical formada por estrellas, configuración se conoce como la espada de Orión. El centro de esta espada se localiza un objeto brillante y nuboso: se trata de la nebulosa de Orión.

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti