Arte

Estatua de Zeus en Olimpia

Uno de los santuarios más importantes que existieron en la antigua Grecia y que además fue la cuna de varios eventos atléticos de suma importancia incluyendo los reconocidos Juegos Olímpicos, fue la ciudad de Olimpia. Ubicada en la parte oeste del Peloponeso, fue un lugar reconocido por poseer la enorme estatua de Zeus en Olimpia, un monumento considerado como una de las Siete Maravillas del mundo antiguo.

¿Qué fue la Estatua de Zeus en Olimpia?

La estatua de Zeus fue y es considerada como una de las siete maravillas que existieron en el mundo antiguo. Una estatua fabricada con marfil y oro que rendía tributo a la protección brindada por Zeus, el dios de los dioses de acuerdo con la mitología griega.

Características de la estatua de Zeus en Olimpia

La estatua de Zeus en Olimpia fue construida por uno de los más importantes escultores de la época, Fidias. Algunas de sus características más representativas se mencionan a continuación:

Historia

Según la historia, la estatua de Zeus en Olimpia inicia su historia en el año 430 a.C. gracias a Fidias, quien fue su constructor. Se encontraba localizada en uno de los templos que habían sido previamente construidos para Zeus por un arquitecto conocido con el nombre de Libón. Según la historia, el motivo para su construcción fue meramente religioso pues el pueblo lo consideraba como un gran protector.

Con respecto a los diferentes métodos que pudieron ser utilizados por Fidias para construir la estatua, existe una gran controversia y falta de información. Aparentemente, el escultor se encargó de organizar y dibujar el proyecto en su taller y posteriormente le encargó a un grupo de bañistas la construcción de las diferentes partes que formarían la estatua. Luego se encargó de preparar el marfil y de darle forma a la madera para que pudiera cubrir todas las faltas que formarían la estructura, principalmente aquellas que no estarían cubiertas por algún tipo de ropa.

La estatua de Zeus se instaló en el templo hasta el año 430 Antes de Cristo y se mantuvo en ese lugar hasta el año 395 después de Cristo. Ya en ese momento, el cristianismo había logrado expandirse de forma importante y muchas de las antiguas religiones habían empezado a sufrir de distintas persecuciones. En cuanto a la historia de la estatua de Zeus, es importante también mencionar que el templo en donde se encontró albergada fue descubierto hasta el año 1820 gracias a una expedición de arqueología francesa.

Destrucción de la estatua de Zeus en Olimpia

La estatua de Zeus fue destruida en el año 170 a.C. debido a un gran terremoto que se presentó en la zona. A pesar de que fue reparada posteriormente, una gran parte de su grandeza se perdió en el momento en que Constantino decidió decretar que el oro que tenía la estatua fuera eliminado luego de que decidiera convertirse al cristianismo a inicios del siglo VI d.C. Posteriormente, en el año 392 d.C., los Juegos Olímpicos se suspendieron por Teodosio I de Roma, pues para él, los juegos eran un tipo de rito pagano.

Se cree que la estatua fue entonces llevada hacia Constantinopla en donde pasó a convertirse en parte de la colección de un griego adinerado conocido como Lausus. Estando en este lugar, la estatua de Zeus fue finalmente destruida por un incendio.

Ubicación

La estatua de Zeus se encontraba ubicada en la ciudad de Olimpia, una ciudad que tenía una especial importancia en el mundo antiguo la cual además se encontraba localizada en el Peloponeso, en la parte oeste muy cerca de la costa. Es importante mencionar que la ciudad en donde esta estatua se encontraba era la cuna de los Juegos Olímpicos y por esa razón, en ella era posible encontrar una gran cantidad de templos, uno de los más importantes el templo dedicado al dios Zeus.

Curiosidades sobre la estatua de Zeus en Olimpia

Según cuenta la historia y la tradición, cuando el emperador Calígula se dio cuenta de que existía una estatua en honor a Zeus, giró la orden para que ésta fuera trasladada hasta Roma para posteriormente cortarle la cabeza y poder así colocar la suya en el lugar. Sin embargo, cuando los soldados llegaron a cumplir las órdenes de Calígula, escuchar una risa por parte de la estatua de Zeus y por esa razón salieron huyendo sin cumplir los mandatos del emperador.

La estatua siempre requirió una serie de importantes cuidados para que la humedad que se sentía en Olimpia no dañara y rompiera el marfil. La manutención de esta estatua estuvo en manos de los difuntos de Fidias y para lograr mantenerla en buen estado, estos se encargaban de cubrirla con aceite de oliva. Según cuenta la historia, un viajero griego conocido como Pausanias, registro el momento en el que Pheidias le pidió a Zeus que le mostrará si la obra había sido de su agrado y ante esa petición, Zeus le respondió tocando el templo con uno de sus rayos pero sin dañar la estructura

Según la historia y las leyendas que provienen de la época, la estatua de Zeus en Olimpia es de suma importancia en el ámbito religioso del lugar pues fue la mejor manera con la que los pobladores lograron fijar una imagen del dios en los asaltantes los cuales tenían ideas diferentes y propias con respecto al aspecto del mismo.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Estatua de Zeus en Olimpia. Recuperado el 2 diciembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/estatua-de-zeus-en-olimpia/

Recomendado para ti