Geografía

Dorsal oceánica

La dorsal oceánica es una extensa cadena montañosa submarina que se forma debido a la acción de las placas tectónicas que se alteran y mueven constantemente y al calor que se emite desde el núcleo de la Tierra. La dorsal oceánica es la responsable de dividir los océanos y dado que el calor emitido desde la tierra es continuo, resulta que estas crestas oceánicas se alteran y se forman continuamente al mismo tiempo. Este es un fenómeno que ha ocurrido desde el comienzo de la evolución del planeta y que se presenta en todas sus formas terrestres y acuáticas. La dorsal oceánica se extiende a casi 40,000 millas a lo largo del fondo del océano a través de los siete continentes del mundo. La formación de la dorsal oceánica es un proceso continuo a medida que el núcleo de la Tierra emite magma caliente que es responsable de la creación de estas formas de tierra.

¿Qué es la dorsal oceánica?

Es un tipo de relieve submarino que es común encontrarlo en los fondos del mar alrededor del planeta, principalmente en la parte central del mismo. Las dorsales oceánicas son producto directo de la actividad volcánica y del movimiento de las placas tectónicas.

Características de la dorsal oceánica

Las principales características de la dorsal oceánica son las siguientes:

Estructura

Están formadas por grandes elevaciones de tierra, aproximadamente de 2000 a 3000 metros. Su relieve es bastante accidentado, posee amplias laderas y varias crestas que se caracterizan por una gran hendidura que las atraviesa de forma longitudinal, las cuales se conocen con el nombre de valle de hundimiento o rift. Conforme se avanza a los lados de la dorsal oceánica el grosor de la corteza volcánica aumenta y la actividad sísmica es mucho mayor. Entre los límites de las placas se puede encontrar lava que asciende a la superficie, se enfría y luego se solidifica. También se puede encontrar en las crestas de las dorsales varias fumarolas de la cual se expulsa un vapor rico en minerales. Estos compuestos juegan un papel importante en el adecuado mantenimiento de la composición del agua del mar.

Formación de la dorsal oceánica

La corteza de la tierra está dividida en varias placas que se encuentran flotando en magma. Estas placas que se pueden encontrar en el fondo de los océanos y están en constante movimiento. Esta situación hace que choquen entre ellas y acompañadas de actividad volcánica producen que se separan. Cada vez que se da un choque, se produce una elevación de terreno. Sucede que, en estas zonas, al encontrarse debajo del mar, cuando el magma que emerge se solidifica dando origen a una dorsal, una cordillera que logra extenderse por el borde de las placas tectónicas. Las cordilleras oceánicas puedan generar la formación de islas y este proceso se repite una y otra vez con el paso del tiempo. Algunas veces las dorsales oceánicas logran salir del agua y de esta manera permiten que la flora y la fauna se desarrollen. Existen muchas formaciones de dorsales oceánicas a lo largo del océano, pero cabe mencionar que las más importantes son aquellas que se encuentran en el océano pacífico y las que recorren el océano atlántico. La formación de las dorsales es un procedimiento muy lento que toma muchos años, en términos simples, es evolución y dado que el núcleo de la Tierra nunca se enfriará, el procedimiento no se puede alterar o detener de manera permanente.

Tipos

Existen dos tipos de dorsales oceánicas que son:

Ejemplos de dorsal oceánica

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti