Deportes

Carrera de relevos

La carrera de relevos o carrera de posta, como también es conocida en algunos lugares del mundo, es la carrera que se hace a pie, usualmente corrida por equipos de cuatro integrantes, aunque pueden ser más, y en la que cada miembro del equipo se encarga de correr una determinada distancia, pasando un tubo llamado testigo al miembro que le espera adelante, y de esta manera se corre sucesivamente hasta lograr llegar a la meta y finalizar la carrera. Es importante mencionar que relevo, es el acto y la consecuencia de reemplazar a un individuo sin importar el tipo de actividad que se esté realizando. La carrera de relevos pueden darse en diferentes categorías deportivas tales como correr, natación, esquí de fondo y patinaje. Dentro de los juegos olímpicos existen varios tipos de carreras que se incluyen dentro de la categoría de atletismo.

Carrera de relevos

Temas relacionados

Carrera de obstáculos

¿Qué es la carrera de relevos?

La carrera de relevos es la carrera que se realizan en equipos compuestos por cuatro integrantes, aunque pueden ser más dependiendo del tipo de deporte. Consiste en correr una cantidad de metros pasando un tubo llamado testigo, de un corredor a otro, hasta lograr llegar a la meta.

En qué consiste la carrera de relevos

Para explicar la carrera de relevos es importante también establecer el concepto de carrera, el cual puede referirse a la competencia durante las cuales cada participante intenta llegar a la meta antes que el resto de los competidores. El objetivo de la carrera de relevos es el de recorrer el trayecto que ya ha sido previamente establecido en la menor cantidad de tiempo posible: es decir, a la mayor velocidad posible.

Las carreras de posta o carreras de relevos se realizan por medio de dos o más equipos que participan en una misma cancha o pista. Los integrantes de cada conjunto, además de tener que correr a toda velocidad también deben pasarse entre sí un elemento conocido como testigo: caso contrario, no podrían continuar la carrera. Para dar un ejemplo podemos referirnos a una carrera de relevos de 400 metros, realizada por un equipo de cuatro integrantes por equipo. Cada atleta deberá de recorrer una distancia de 100 metros, cada 100 metros un compañero de su equipo lo estará esperando, este compañero a quien debe entregarle el testigo para poder avanzar en la carrera. Una vez que el segundo atleta recibió el testigo, este segundo corredor puede iniciar su carrera y completar sus 100 metros. Siguiendo estos pasos antes mencionados, el atleta 1 tendrá que correr 100 metros llevando el testigo y luego deberá de entregárselo al atleta 2, quien deberá correr otros 100 metros más y entregar el testigo al atleta 3. Tras otros 100 metros corridos por el atleta número 3, este atleta deberá de pasar el testigo al atleta 4, quien es el responsable de cruzar la meta al final de la carrera. El equipo que completa la carrera de postas en primer lugar es el ganador. Sin importar la disciplina o el tipo de deporte que se esté ejecutando durante la carrera, la competencia será similar, cada participante deberá correr un determinado trayecto en la pista y luego, darle la posibilidad al siguiente atleta para que realice la misma actividad hasta finalizar.

Historia de la carrera de relevos

En la época antigua las carreras estaban muy de moda especialmente durante las celebraciones funerarias. El principal objetivo era el de llevar la llama sagrada a un lugar determinado en las colinas del lugar por medio de antorchas. Con el pasar del tiempo, las carreras fueron evolucionando en una carrera que iba de un altar a otro. Por ejemplo, en las carreras celebradas en Atenas, la antorcha se encendía en el altar de Eros y era llevada hasta la academia de Platón, al ser estas distancias sumamente largas, los corredores que llevaban la antorcha la pasaban de unos a otros durante el recorrido.

En los Estados Unidos, los bomberos de Nueva York fueron los encargados de darles popularidad al realizar una carrera benéfica con esta modalidad. Las carreras de relevos adquirieron fama en los Juegos Olímpicos del año 1912 en Estocolmo, durante los cuales, Estados Unidos ganó el relevo de 4 x 400 metros y los relevos femeninos fueron introducidos en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972.

Pruebas y reglas de la carrera de relevos

Jugadores

La carrera

Sistema de la carrera

Infracciones

Control de las carreras

Fases

Tres fases principales se dan en una carrera de relevos. La fase de preparación el corredor entrante mantiene la máxima velocidad y el corredor saliente debe de asumir la posición de salida.

En la fase de aceleración los corredores deben de sincronizar su velocidad manteniéndola al más alto nivel y maximizando la aceleración (corredor saliente)

La última fase de pasaje consiste en el paso del testimonio para que este se intercambie con una técnica muy adecuada y a la mayor velocidad posible.

Pista de la carrera de relevos

La pista estándar consta de 6 a 8 carriles, cada uno de ellos con 400 metros de longitud y dos rectas paralelas y dos curvas cuyos radios son iguales. La medida del contorno de la pista se adquiere a 30 centímetros al exterior del borde interno de la misma. Cada atleta tiene un carril de 122 centímetros a 125 y este carril es señalado por líneas de 5 centímetros de altura.

Qué es el testigo en una carrera de relevos

Es testigo es también conocido con el nombre de testimonio, y es una barra cilíndrica hecha de metal o un material similar que es utilizado en las carreras de relevo. Tiene una longitud de 30 centímetros y un peso como mínimo de 50 gramos.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti