Economía

Bienes suntuarios

Los bienes suntuarios son todos aquellos que por su costo o por el tipo de demanda que satisface, son consumidos por personas de altos ingresos. Estos bienes poseen una particularidad con respecto a la Ley de la Demanda, ya que a medida que aumenta el ingreso del consumidor, su demanda aumenta en mayor proporción.

¿Qué son los bienes suntuarios?

Se define como bienes suntuarios o de lujo a aquellos destinados a satisfacer necesidades que se encuentran por encima de aquellas consideradas básicas. Este tipo de bienes tiene una característica particular en la relación ingresos/demanda. A medida que aumenta el ingreso del consumidor, la demanda de bienes suntuarios aumenta en una proporción mayor. Esto lo diferencia de los bienes de primera necesidad. Ambos forman parte de los bienes normales.

Definición

El concepto de bienes suntuarios está relacionado con el comportamiento frente al ingreso y la demanda de los consumidores. Estos bienes, también conocidos como de lujo, se caracterizan por el hecho de que, al aumentar el ingreso del consumidor, su demanda aumenta en mayor proporción.

Junto los bienes de primera necesidad, los bienes suntuarios son parte de los bienes normales. Cumplen la Ley Normal de la Demanda, con las características que ya hemos mencionado. Un aumento en los precios ocasiona una caída en la demanda.

Características

Los bienes suntuarios poseen una característica que los diferencian del resto de los bienes económicos. Se trata de la elasticidad en la ratio demanda/renta o ingreso.

A medida que el ingreso doméstico se incrementa, el consumo de bienes de lujo aumenta en una proporción mayor. En términos técnicos se dice que la elasticidad de la demanda para estos bienes es superior a 1.

Entre los economistas existen algunas controversias menores y no todos consideran a los bienes suntuarios como parte del conjunto de bienes normales. Aunque, la mayoría de los autores se inclinan por incluirlos debido a que cumplen con la Ley Normal de la Demanda.

Por otro lado, los bienes suntuarios tienen una diferencia sustancial con los bienes de primera necesidad. Estos últimos tienen un límite de compra por parte de los consumidores, en cambio los suntuarios no. Para ejemplificar esto, una familia que consume 2 litros de leche diarios, si recibe un aumento en sus ingresos es poco probable que pase a consumir 3 litros, salvo que la necesidad se encuentre insatisfecha con esos 2 litros.

Por el contrario, si un consumidor compra 2 pares de zapatos al año, un incremento de sus ingresos puede empujar la compra de 3 o más pares anuales.

Curva de la demanda de bienes suntuarios

Los bienes de lujo o suntuarios cumplen con la Ley de la Demanda. Sin embargo, se diferencia de otros bienes si analizamos lo que se conoce como elasticidad ingreso de demanda.

Con esta elasticidad se mide la proporción de la variación de la demanda de un bien, con respecto a los cambios en el nivel de ingresos de los consumidores.

Si el coeficiente de elasticidad ingreso de la demanda es superior a 1, estamos hablando de un bien suntuario.

Impuestos a los bienes suntuarios

Numerosos países consideran que la adquisición de bienes suntuarios pone de manifiesto la capacidad contributiva del consumidor. Por ello, esos países han sancionado leyes que gravan de manera especial a los bienes de lujo. Poseen tasas que están por fuera del sistema impositivo ordinario.

Si bien los gravámenes a estos bienes incrementan la recaudación del Estado, en algunos países afecta la demanda.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de gravar bienes de lujo es considerar el estado general de los ingresos de los consumidores. En algunas regiones o países, se consideran bienes suntuarios a aquellos que no lo serían en otros países. Un ejemplo de ello es un televisor.

Ejemplos

Escrito por Manuel D'Alessandro
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

D'Alessandro, Manuel. (2020). Bienes suntuarios. Recuperado el 29 abril, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/bienes-suntuarios/

Recomendado para ti