Arte

Trampantojo

El arte es un campo muy extenso dentro del cual la pintura tiene un papel muy importante. Existe además una gran cantidad de formas de realizar este arte, algunas de ellas no muy conocidas. Una de éstas es el trampantojo o Trompe l´oeil, en idioma francés, un término que se utiliza para referirse a la representación de un objeto con tal similitud que tiene la capacidad de poder engañar al espectador en cuanto a términos de realidad material se refiere.

¿Qué es el trampantojo?

El trampantojo es un tipo de técnica pictórica por medio de la cual se busca engañar a la vista por medio del uso de la perspectiva y el claroscuro para darle a las escenas una sensación de realidad.

Características del trampantojo

Son varias las características que se pueden mencionar que hacen reconocer a un trampantojo. Las más importantes son las siguientes:

Origen del trampantojo

Su verdadero origen se remonta a la época antigua griega cuando Zeuxis y Parrasio crearon una pinturas en donde se mostraban una racima de uvas, la cual era tan real, que incluso los pájaros intentaron picarla. Poco a poco se fueron desarrollando y también se utilizaron de forma muy amplia en la pintura de Pompeya y en la época medieval. Estuvo un tiempo sin ser utilizada pero posteriormente tomó nuevamente mucha fuerza en el periodo del Renacimiento logrando su máximo apogeo durante el periodo Barroco donde fue muy cotizada por parte de la clase burguesa.

Explicación de la técnica

El trampantojo es una técnica que implica el darle vida y realismo a imágenes u objetos inanimados que son creados a propósito para dar una falsa perspectiva. Esta es una forma de pintar que requiere, entre sus principales requisitos, mucha paciencia por parte del autor. La técnica para pintarlos debe de ser realizada a mano y se utilizan una serie de diferentes perspectivas, luces, tonos y colores para poder dar la perspectiva de realidad que lo caracteriza.

Dependiendo del lugar en donde se vaya a realizar, el pintor necesitará pinturas de diferentes tipos, las cuales pueden ser acrílicas, acuarelas, de agua o de aceite. Los pinceles también son muy necesarios, de línea gruesa y fina. Los espacios abiertos como el cielo o el mar, deberán de ser pintados con brochas más gruesas.

El lugar debe de ser bien elegido antes de empezar la obra, puede ser una pared, una escalera, el techo o incluso una ventana. La realización de un boceto antes de empezar con el dibujo es recomendado para evitar cometer errores directamente en la pared. Posteriormente, el dibujo deberá de ser trazado utilizando un lápiz, luego se pasará una mano de pintura acrílica diluida para luego eliminar todos los residuos.

La técnica indica que lo ideal es iniciar el trabajo de arriba hacia abajo para evitar salpicar con pintura estas zonas. Primeramente se colocarán los colores base para luego, poco a poco ir poniendo las sombras y difundiendo los tonos. Un tip importante que también forma parte de la técnica es el de alejarse del diseño constantemente para revisar que realmente se esté logrando el objetivo, el cual es, engañar al ojo humano.

Aplicación en la cocina

En el arte culinario también se aplica el uso del trampantojo. Este se realiza cuando el chef o cocinero realiza un platillo pero lo hace ver de tal forma que la persona que lo consume cree que está comiendo algo completamente diferente. El principal objetivo es el de sorprender al cliente con un plato más lleno de creatividad. Este tipo de arte culinario forma parte de una corriente conocida con el nombre de “play food”, una corriente de tipo vanguardista que incluye una serie de diferentes técnicas.

Son muchos los chef a nivel internacional que usan la técnica para sorprender a sus comensales. Muchos han creado por ejemplo aceitunas negras que en realidad son esferas de queso, pinchos de atún que en realidad son trozos de sandía y muchos platos fascinantes que sorprenden la imaginación de los clientes.

Otros usos del trampantojo

Este tipo de pintura es muy utilizada en interiores con el objetivo de poder introducir una serie de elementos que en la realidad no podrían estar ahí. Se ha utilizado por ejemplo para colocar paredes, puertas, ventanas, paisajes o animales en sitios donde es imposible que estén con el objetivo de darle mayor vida al espacio. Es también común que se realicen en mesas o en algunos tipos de muebles.

Importancia

Su importancia radica en que gracias a los trampantojos es posible crear una serie de ilusiones ópticas que llevan a la persona a trasladarse a un panorama que, sin este estilo de arte no se podría disfrutar. Es un tipo de arte que también hace posible que la persona que lo realiza pueda expandir sus ideas y plasmarlas en un lugar donde pueda embellecer el panorama.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti