Religión

Politeísmo

El politeísmo es la creencia en, o la adoración de, múltiples dioses. Estos dioses suelen ser seres distintos y separados, y a menudo se los considera similares a los humanos o antropomorfos en sus rasgos de personalidad, pero con poderes, habilidades, conocimientos o percepciones individuales adicionales. Las deidades comunes que se encuentran en las creencias politeístas incluyen un dios del cielo, la deidad de la muerte, la diosa madre, la diosa del amor, la deidad del creador, la deidad del tramposo, la deidad de la vida, la muerte y el renacimiento y el héroe de la cultura. El politeísmo se fundamenta en la idea de que el universo está gobernado por más de una fuerza. Por lo tanto, puede haber un dios del agua, un dios de la montaña, un dios del desierto, etc. Cada uno de estos dioses debe apaciguarse y por esa razón, estas diferentes fuerzas reciben algún tipo de adoración.

Politeísmo

Temas relacionados

Monoteísmo

¿Qué es el politeísmo?

El politeísmo es una palabra que nos indica la presencia o creencia en varios dioses, pertenece a las personas que como doctrina creen en más de un dios. Es una religión totalmente opuesta al monoteísmo y cada dios que la conforma necesita de culto y adoración.

En qué consiste el politeísmo

El politeísmo consiste en la adoración que realizan las personas a una serie de diferentes dioses los cuales se caracterizan y distinguen por sus funciones particulares y únicas, los cuales, por lo general, tienen características humanas, pero están llenos de poderes y se encargan de proteger a los seres humanos.

Características

Las características más notables que podemos encontrar en la religión politeísta son:

Origen del politeísmo

El politeísmo originalmente era reconocido como una etapa intermedia entre los diferentes pensamientos religiosos. El animismo fue la primera etapa, y explicaba que todas las cosas animadas e inanimadas tenían un alma propia. La segunda etapa hacia referencia a la magia primitiva que decía que el mundo podía llegar a ser controlado por medio de la mística, lo paranormal y por medio de actividades sobrenaturales. La tercer y última etapa era básicamente el monoteísmo, caracterizado por la presencia de un único dios o divinidad. Durante estas etapas hubo algunas intermedias en las cuales surgió el poli demonismo, que afirmaba que el mundo estaba lleno de espíritus. Es por esta razón que el politeísmo representa una evolución entre el pensamiento primitivo y los pensamientos monoteístas. En la cultura védica, de la India, se inició la religión politeísta, luego se expandió a otros países.

Historia

En el siglo XIX surgieron muchas teorías que afirmaban que los humanos de la Prehistoria ya fueron capaces de diferenciar entre el cuerpo físico y el alma, lo que pudo favorecer la creencia en varios espíritus, tanto de personas como de animales, plantas e incluso de objetos. Se extendió a lo largo del mundo antiguo gracias a los egipcios que tenían su sistema de creencias basado en múltiples dioses. Estos dioses eran lo más importante para el pueblo egipcio. Más tarde, los dioses griegos, tomaron formas humanas y diferentes personalidades. Cuando el Imperio Romano conquistó a los griegos se dio la asimilación de la cultura politeísta griega. A partir de ese momento, el politeísmo empezó a extenderse por África, Europa y América. En la actualidad, con excepción del cristianismo, el politeísmo se encuentra en muchas de las religiones del mundo y en muchos países, que siguen practicando esta práctica ancestral.

Importancia

Para los seguidores del politeísmo, la religión es importante pues los dioses que se encuentran en ella tienen diferentes habilidades y les pueden ayudar en diferentes maneras y en aspectos de la vida cotidiana, por esta razón es que, los dioses son venerados dependiendo de sus características y de la función que cumplan dentro de la vida de los creyentes.

Politeísmo romano

El politeísmo romano se basaba en una serie de divinidades protectoras para cada actividad que realizaban, incluso para los objetos parte de sus vidas. Algunos de sus dioses eran, por ejemplo: Jano que era el dios de los portales; Silvano que era el dios de los bosques y Fauno el dios de todo lo perteneciente a la naturaleza. También tenían dioses para la agricultura y para sus animales. Todas sus divinidades tenían poderes excepcionales, acostumbraban a realizar ceremonias complejas, sacrificios y ritos.

Politeísmo egipcio

Para la cultura egipcia existían muchos dioses los cuales eran organizados por jerarquía, o panteones, como normalmente se conocían. Tuvo su origen en las adivinaciones de las fuerzas de la naturaleza, el culto a los muertos y a enaltecer el poder que tenían los animales. Para ellos, los dioses podían tomar formas y características de cosas incluidas dentro de la naturaleza y se identificaban con el universo, sus componentes, fuerzas y la naturaleza.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,80 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti