Religión

Monoteísmo

El monoteísmo es la creencia que existe un único Dios, el cual es trascendental. El monoteísmo es quizás la categoría más discutida y debatida de clasificaciones religiosas. Es un tipo de teísmo, y generalmente se contrasta con el politeísmo, que creen en múltiples dioses y el ateísmo quienes niegan cualquier creencia en Dios. Las creencias abrahámicas, así como el concepto de Dios de Platón, afirman el monoteísmo, y esta es la concepción habitual debatida dentro de la filosofía occidental de la religión. La idea de un Dios verdadero, que es el creador del mundo, ha sido una fuerza poderosa en la creación de la identidad propia y el crecimiento de las religiones abrahámicas, además de haber cubierto el concepto de una humanidad compartida que está unida en la hermandad religiosa.

Monoteísmo

Temas relacionados

Politeísmo

¿Qué es el monoteísmo?

El monoteísmo es la creencia que existe un único Dios. Es un tipo de teísmo que contrasta en todos los aspectos al politeísmo y al ateísmo. Es la presencia de un Dios verdadero, quien fue a su vez el único creador del universo.

Características del monoteísmo

Origen

El término proviene de las palabras griegas: μόνος monos que significa solo, y θέος theos que significa Dios. La primera evidencia del monoteísmo se dio en Egipto en el siglo XIV a.C. durante el reinado de Akhenaton pues se adoraba únicamente a Aten, el dios del disco solar. El monoteísmo es una idea antigua, y tuvo influencias en varias religiones y culturas durante miles de años antes del surgimiento de las religiones monoteístas modernas como el judaísmo, el cristianismo y el Islam. La idea fue codificada con mayor claridad en la antigua Grecia entre los sabios paganos, pero mucho antes de eso ya había aparecido en Egipto, hace 3400 años y tal vez hasta 4000 años atrás. En la cronología bíblica, vemos que el establecimiento del estado de Israel constituiría el primer verdadero estado monoteísta del mundo.

Importancia

Cuando el monoteísmo surgió tuvo en efecto en los valores de las personas y ayudó a desarrollar la igualdad y la equidad entre las personas de ese momento. Bajo el único Dios del pacto que encontramos en el monoteísmo se construyeron las diferentes leyes para desarrollar un concepto moral para las personas, para asegurar un ambiente estable y establecer reglas sobre cómo las personas deberían actuar entre sí. Estas leyes mundiales son también se conocen como «Los Diez Mandamientos» y fueron muy efectivas e importantes porque cada persona fue castigada por igual si desobedecían alguno de los mandamientos. Es importante dar crédito a quien lo merece y aprender a apreciar y respetar a la gente de ese momento por ayudar a dar forma al mundo, a pesar de las desigualdades, tal como lo conocemos hoy.

Monoteísmo cristiano

Este tipo de monoteísmo nos dice que existe un único Dios. Su eje central se basa en el mensaje bíblico que podemos encontrar tanto en el Viejo Testamento como en el Nuevo Testamento. Estos escritos explican claramente y sin duda alguna que solo existe Dios. El cristianismo nos enseña que hay un misterio de la santa Trinidad y que este misterio se basa en la presencia de un solo Dios en tres personas iguales y distintas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, que no dioses diferentes, sino el mismo.

Monoteísmo judío

Para el monoteísta judío, el israelita, Dios es único en su esencia y vive en la naturaleza. Es un Dios que está cerca del hombre y que muestra su amor infinito hacia él. Dios no tiene la necesidad de materializarse para ser sensible a sus hijos ni necesita convertirse en una especie de “mediador” para revelarse a ellos. El Dios Único no necesita recurrir a ningún intermediario, hipótesis o creencias para poder comunicarse con el hombre.

Monoteísmo en Egipto

Akhenaton mandó a destruir los templos que pertenecían a otros dioses, pues para él todos eran falsos y Atón era el único Dios; sin embargo, tuvo oposición de su pueblo ya que temían que, si seguían la nueva doctrina del faraón, los demás dioses los castigarían. Al mismo tiempo les era imposible desobedecer su mandato, por lo que aparentaron tomar aquella deidad enserio, aunque siguieron realizando sacrificios en lugares secretos. Fue hasta el final de su período, que Tutankhamon devolvió el culto a las demás deidades para apaciguar al pueblo y los sacerdotes, renovando la paz de los pueblos.

Monoteísmo hebreo

La característica principal del monoteísmo hebreo fue su creencia en la existencia de un dios propio, Yahvé, cuya esencia era sumamente espiritual, indefinible e irrepresentable. Esta creencia fue evolucionando y luego se fundamentó en una religión monoteísta, basada en la existencia de un único Dios, creador del mundo y de los hombres. Para el pueblo hebreo, Yahvé los habría elegido dándoles a conocer las verdades fundamentales de la religión. Así en la salida de Egipto hacia Canaán, Yahvé habría aparecido ante Moisés entregándole las Tablas de la Ley o Mandamientos.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,60 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti