Biografías

Juana de Arco

Juana de Arco, apodada "La doncella de Orleans", nació en 1412 en Domrémy, Bar, Francia. Fue declarada como la heroína nacional de Francia, a los 18 años llevó al ejército francés a la victoria sobre los ingleses en Orleans. Capturada un año después, Joan fue quemada en la hoguera como hereje por los ingleses y sus colaboradores franceses. Fue canonizada como santa católica más de 500 años después, el 16 de mayo de 1920.

Juana de Arco

Información personal

  • Cuándo nació: 06/01/1412
  • Dónde nació: Domrémy, Francia
  • Cuándo murió: 30/05/1431
  • Dónde murió: Ruan, Francia

¿Quién fue Juana de Arco?

Fue una joven francesa hija de campesinos que llegó a ser proclamada por su fe y su patriotismo, quien tuvo la misión de salvar a Francia de la ocupación inglesa, y quien aseguró que eran enviada por Dios y que él le enviaba mensajes de victoria.

Qué hizo

Juana realizó la increíble misión que Dios le había dado, la de liberar a su país de invasores extranjeros al llevar a miles de soldados a la batalla, aunque ella no tenía entrenamiento como soldado. Legitimó la corona francesa y sentó las bases del nacionalismo francés.

Biografía de Juana de Arco

Juana de Arco nació en 1412, en Domrémy, Francia. Hija de los arrendatarios pobres Jacques d ‘Arc y su esposa, Isabelle, Juana aprendió la piedad y las habilidades domésticas de su madre.

En 1415, el rey Enrique V de Inglaterra invadió el norte de Francia. Después de entregar una derrota aplastante a las fuerzas francesas, Inglaterra obtuvo el apoyo de los borgoñones en Francia. El Tratado de Troya otorgó el trono francés a Enrique V como regente del insensato rey Carlos VI. Henry luego heredaría el trono luego de la muerte de Carlos. Sin embargo, los dos murieron dejando al pequeño hijo de Henry como rey de ambos reinos. Los partidarios franceses del hijo de Carlos, el futuro Carlos VII, sintieron la oportunidad de devolver la corona a un monarca francés.

Alrededor de este tiempo, Juana de Arco comenzó a tener visiones místicas alentándola a llevar una vida piadosa. Con el tiempo, se hicieron más vívidas, con la presencia de San Miguel y Santa Catalina que la designaron como la salvadora de Francia y la animaron a buscar una audiencia con Carlos, que había asumido el título y pedirle permiso para expulsar a los ingleses e instalarlo como el rey legítimo.

Muerte

Juana de Arco cumplió la voluntad de Dios, según confesó a los jueces de la Inquisición que la sentenciaron. La joven doncella se desplazó a Chinon, a la corte de Carlos VII, y usando ropas masculinas, como le habían indicado las voces, convenció al delfín de que ella era la enviada para ayudarle a reconquistar Francia.

Equipada con una armadura blanca y portando un estandarte, marchó al frente de las tropas y obligó a los ingleses a levantar el sitio de Orleans, derrotó al general británico Talbot y, Carlos VII fue coronado rey en Reims, el 17 de julio de 1429.

Sin embargo, un año después, fue hecha prisionera y entregada a los ingleses, que la acusaron de herejía y la condenaron a morir en la hoguera. La mañana del 30 de mayo de 1431, hace 582 años, fue atada a una estaca y quemada viva en la plaza del Mercado Viejo de Ruán, al noroeste de Francia, y sus cenizas fueron arrojadas al río Sena.

Canonización de Juana de Arco

Juana de Arco, fue una heroína y santa francesa. Su festividad es el día de su muerte el 30 de mayo. Los clérigos la condenaron por herejía y el duque Juan de Bedford la quemó viva en Ruán. La familia reunió las pruebas para la revisión del juicio y las envió al Papa, pero éste se negó definitivamente a reabrir el proceso. A la muerte de Nicolás V, fue elegido el Papa español Calixto III y fue él quien reabrió el caso. La inocencia de Juana fue reconocida ese mismo año, en un proceso donde hubo numerosos testimonios y se declararon herejes a los jueces que la habían condenado. En el siglo XX, el 18 de abril de 1909 fue beatificada y posteriormente declarada santa en 1920 por el Papa Benedicto XV. También fue declarada como la Santa Patrona de Francia.

Importancia

La mayor importancia de Juana de Arco fue su participación con Carlos VII para lograr legitimar la corona francesa que luego sentaría las bases del nacionalismo francés. Es también recordada como una heroína nacional por el pueblo de Francia y como una santa por la iglesia. Luchó contra la ocupación inglesa de Francia y vivió como mártir, pues sacrificó su vida para no renunciar a sus creencias y a sus voces.

Libros y películas sobre Juana de Arco

Entre las películas que se han realizado y que reflejan la vida de Juana de Arco mencionamos las siguientes:

Algunos libros también se han escrito para reflejar la vida de la reina, entre ellos:

Frases

Sus frases más famosas fueron las siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti