Historia

Cultura romana

La antigua cultura romana fue una civilización que existió a lo largo de casi 1200 años de historia en lo que se conocía como la Antigua Roma. El término se refiere a la cultura de la República Romana, que tiempo más tarde fue conocido como el Imperio Romano, que, en su apogeo, cubría un área extensa que iba desde las Tierras Bajas de Escocia y Marruecos hasta el Éufrates.

¿Qué era la cultura romana?

La cultura romana fue una cultura basada en el intercambio de civilizaciones desarrolladas en Grecia, Mesopotamia y Egipto que ayudar a formar la cultura del pueblo romano, cultura que nos dejó un amplio legado cultural.

Características de la cultura romana

Las principales características de la cultura romana fueron las siguientes:

Origen

Muchos historiadores consideran que el origen de la Cultura Romana fue probablemente indoeuropeo impulsado por la corriente colonizadora de las tribus del oriente de Europa. Sin embargo, la mayoría de sus pobladores, consideran que el origen de la cultura se dio gracias a Rómulo y Remo, niños que fueron abandonados y criados por una loba.

Historia

El origen de la cultura romana data del año 753 a. C. a orillas del Río Tíber y según historias fue fundada por personajes legendarios hijos de Rea Silvia y el dios Marte. La historia cuenta que estos dos niños fueron abandonados a orillas del río Tíber, y que amamantados por una loba llamada Luperca y criados por unos pastores como hijos propios. En el mismo lugar donde fueron amamantados por la loba, fundaron una ciudad. Rómulo más tarde mató a su hermano Remo por una disputa por el coste de la entrada a la ciudad, que fue llamada Roma. Lo que se ha comprobado a ciencia cierta es que Roma fue fundada progresivamente cuando se instalaron tribus latinas en el área de las siete colinas, creando aldeas que se fusionaron.

Organización política y social de la cultura romana

La organización social de los romanos se encontraba dividida en patricios o élite, plebeyos que eran los habitantes del pueblo, y esclavos. El pueblo no tenía derechos políticos ni religiosos, aunque poco a poco los fueron conquistando. Se creó un sistema sociopolítico estructurado bajo un esquema que incluía los comicios en los cuales se encontraba un grupo de instituciones formadas por las diferentes clases de asambleas como:

Tenían además un senado, formado por un consejo de ancianos quienes supervisaban los servicios religiosos, administraban los recursos financieros, inspeccionaban a los magistrados y nombraban altos jefes militares. Además, contaban con magistrados, quienes tenían cargos ad honorem y duraban entre uno o cinco años. El cónsul era la posición más alta y era quien dirigía el estado y al ejército. A este cargo le seguían, el pretor quien se encargaba de administrar la justicia, además, el censor que vigilaba la conducta moral y pública de la población.

Los ciudadanos gozaban de derechos romanos tales como el sufragio, el poder postularse para desempeñar cargos públicos, la tenencia de propiedad, la capacidad de poder tomar acciones frente a los tribunales de justicia, apelar decisiones de los magistrados y además, los ciudadanos no podían ser condenados a muerte.

Economía

Las actividades económicas de la Cultura Romana gozaron de amplios recursos humanos y romanos. La economía se fundamentó en su agricultura y en el comercio. El comercio agrícola se basó en las grandes haciendas para el cultivo de la vid, cereales y de la oliva. El trabajo en las ciudades desarrollaba actividades de manufactura, comercio, maestros, banqueros y arquitectos. También tejedores, alfareros, zapateros, herreros, tintoreros ofrecían sus productos en el mismo lugar que los fabricaban.

Agricultura y ganadería

La agricultura fue una de las principales actividades dentro de la civilización romana y esta profesión era vista casi como una actividad sagrada. Las principales actividades se basaban en el cultivo de las tierras y en la cría de los ganados. Eran dueños de grandes haciendas y el mantenimiento y explotación de las mismas se encontraba en manos de los esclavos. Realizaban exportaciones de sus frutos, hortalizas y verduras frescas, que eran muy apreciadas por las civilizaciones de las grandes ciudades.

Manifestaciones culturales de la cultura romana

Arquitectura

Se elaboraron construcciones de obras arquitectónicas como el Coliseo, Foro Romano, Panteón, Fontana di Trevi. La arquitectura romana incluso se extendió a épocas posteriores, quedando plasmadas en la Iglesia de San Pedro, San Juan de Letrán, Plaza de España y Plaza de Venecia. Los romanos decoraban sus casas y edificios con frescos y mosaicos. Construyeron calzadas, puentes, acueductos, y termas.

Escultura

Gracias a la herencia de los etruscos y los griegos, se logró desarrollar una increíble expresión artística basado en el realismo y en los retratos. Muchos de los monumentos elaborados por la cultura romana fueron elaborados en bronce o mármol y otros tallados en frisos. El tema principal para sus esculturas era el retrato de dioses o de personajes importantes. Entre las principales obras podemos mencionar Augusto de Prima Porta, busto de Antinoo, retrato de Augusto, retrato de Patricio llevando máscaras.

Cerámica

La presencia de la cerámica en la vida de la cultura romana era algo que se daba todos los días, era considerada como una importante herramienta e incluso existían talleres que se dedicaban exclusivamente a ella. La actividad alfarera llegó a ser también parte importante de la industria manufacturera de la cultura. Tenían varios tipos de cerámica como la campaniense, de relieves o megárica, de engobe rojo pompeyano hispánica, africana y la terra sigillata.

Religión de la cultura romana

La religión romana tenía dos tipos de cultos, uno se realizaba en el hogar, y se utilizaba para la unión y las públicas, que era dirigido a la patria y el respeto al Estado, tiempo después también se añadió el culto al emperador. Era una religión tolerante con otras, pues los romanos eran politeístas y acogieron a dioses griegos, egipcios, frigios, etc. Existían santuarios en las viviendas, para ofrecer culto a los dioses del hogar y de la familia para la protección. Los ritos religiosos eran organizados por el gobierno de Roma y el culto a una religión diferente a del imperio estaba prohibido y condenado. Los principales dioses eran:

Costumbres y tradiciones de la cultura romana

Algunas de las tradiciones y costumbres principales de la cultura romana fueron las siguientes:

Lengua

Las principales lenguas fueron el latín y el griego, pero hubo otros idiomas importantes también. La lengua materna de los antiguos romanos era el latín, y era muy usada por los militares y tribunales de Occidente. ​

Alimentación

Los platos más comunes eran el Palmetum, papilla de mijo, o guisantes; gachas de harina de trigo y otros cereales a la que en ocasiones añadían manteca; la Polenta, gachas realizadas con harina de cebada. El pan era su alimento principal y a veces comían huevos, queso de oveja o cabra, aceitunas, verduras, frutas, sopas y legumbres. Las carnes se comían poco, pero cuando consumían era pollo o cerdo y los más adinerados buey. El pescado solo se comía en la costa.

Vestimenta

El traje en la Antigua Roma tenía dos tipos de piezas, las indutus que eran las interiores, y las amictus, las exteriores. Al inicio los romanos solo usaban la túnica y en algunas ocasiones llevaban otra túnica interior, denominada subúcula, equivalente a nuestra camisa. La túnica superior solía ceñirse con un cinturón llamado cíngulum y la toga era una amplia vestidura de lana, de corte elíptico, cerrada por abajo y abierta por arriba hasta la cintura.

Generalmente el color de las ropas romanas era blanco principalmente en los que aspiraban a la magistratura. Los niños y los magistrados usaban una toga adornada con tiras de púrpura y los emperadores ostentaban la toga hecha completamente de púrpura o con bordados de oro.

Ubicación

La cultura romana se desarrolló y se ubicó en lo que hoy conocemos como la actual península itálica, localizada al sur del continente europeo, en el mar Mediterráneo. Debido a su ubicación y a la creación de un enorme ejercito militar, pudo expandirse por toda la región formando de esta manera una de las civilizaciones más determinantes e importantes de la historia universal.

Ciudades importantes de la cultura romana

Las principales ciudades de la cultura romana fueron:

Aportaciones

Uno de los principales aportes fue el establecimiento de las leyes por escrito, y por esta razón la cultura romana realizó grandes aportes al derecho vigente. La lengua latín, se convirtió en la madre de muchos idiomas modernos. Sus vestigios arquitectónicos, obras de arte también fueron un gran legado y fue un importante centro cristiano en el mundo.

La creación de acueductos y puentes para llevar agua fresca, el calendario juliano basado en la duración del año solar, la construcción de carreteras y autopistas, los números romanos, el hormigón, las basílicas, los periódicos y las cloacas.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti