Economía

Activo corriente

Los activos corrientes son los que se encargan de determinar la capacidad de pago que tiene una determinada empresa, y es a su vez un aspecto muy relevante tanto por parte de las entidades financieras como por los proveedores. Cuando nos referimos al activo corriente hacemos referencia a todos aquellos bienes y derechos que tiene una empresa y que pueden venderse para transformarse en dinero líquido y corriente de una manera sencilla.

Activo corriente

Temas relacionados

Pasivo corriente

¿Qué es el activo corriente?

Son todos aquellos elementos que se usan diariamente en un negocio y que no permanecen durante largo tiempo en el patrimonio, tales como la mercancía, dinero en el banco o efectivo, cantidades que los clientes deben a la empresa.

Definición de activo corriente

Son activos corrientes todos los activos que son capaces de transformarse en dinero en efectivo en un periodo que sea inferior a un año. El activo corriente está formado por varios aspectos:

En qué se diferencia del activo no corriente

El activo no corriente se refiere a todos aquellos activos que la empresa tiene cuyo vencimiento se producirá en un plazo que es mayor al año, y se fundamenta en el activo inmovilizado intangible, el material, las inversiones inmobiliarias, el material en curso como los trabajos de adaptación, las inversiones financieras a largo plazo con las partes que están vinculadas a la empresa, las finanzas y los depósitos constituidos a largo plazo; mientras que el activo corriente se refiere a los bienes y a los derechos que la empresa que pueden ser vendidos para transformarse en dinero por lo que no implican una deuda a cancelar.

Cuentas de activo corriente

Existen diferentes tipos de cuentas que son consideradas activos corrientes, entre ellas podemos mencionar:

Importancia

La importancia de los activos corrientes radica en que son necesarios dentro de toda empresa ya que es por medio de ellos que la empresa logra realizar sus operaciones, logra adquirir mercancías, pagar nóminas, adquirir activos fijos, y pagar sus pasivos entre otros muchos usos que se les puede dar. Es además de todo esto un factor sumamente importante del capital de trabajo, ya que debemos recordar que éste se establece deduciendo el pasivo corriente al activo corriente.

Este capital de trabajo va a depender notablemente de la cantidad de activos corrientes que posea una determinada empresa. Cuando no existe una cantidad de activos corrientes suficientes, la empresa puede desarrollar una serie de dificultades de liquidez, que afectará de forma negativa su relación con proveedores y acreedores, incluyendo las relaciones que deben ser armoniosas con los mismos socios.

Ejemplos de activo corriente

Algunos ejemplos de activos corrientes son los siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti