Química

Ácido bromhídrico

En el campo de la química una de las definiciones más comunes es la de compuestos inorgánicos los cuales corresponden a los que están formados por la combinación de elementos metales y no metales los cuales se ubican dentro de la tabla periódica. Un ejemplo de estos compuestos es el ácido bromhídrico, uno de los ácidos más fuertes que se conocen debido a su enlace covalente.

¿Qué es el ácido bromhídrico?

El ácido bromhídrico es un tipo de compuesto catalogado como inorgánico que surge a partir de la disolución acuosa del bromuro de hidrógeno y que puede presentarse como un hidruro molecular o como un halogenuro de hidrógeno en agua.

Características del ácido bromhídrico

Algunas de sus características más representativas se mencionan a continuación:

Historia

No se tienen datos exactos sobre la historia del ácido bromhídrico.

Estructura

La estructura del ácido bromhídrico presenta un enlace covalente

Fórmula del ácido bromhídrico

La fórmula del ácido bromhídrico es HBr.

Nomenclatura

Su nomenclatura es la siguiente:

Propiedades físicas

El ácido bromhídrico tiene una consistencia líquida, no tiene ningún color o en algunas ocasiones puede ser encontrado con un color amarillo muy pálido pero esto depende de la concentración que tenga cuando está disuelto, entonces entre más concentrado esté tendrá un color amarillo más fuerte y por lo tanto será también más peligroso. Su olor es bastante irritante tiene un umbral de 6,67 mg/m3.

En cuanto a su densidad, ésta es de 149 gramos por centímetro cúbico. Sus puntos de fusión y de ebullición siempre van a depender de la cantidad de ácido bromhídrico que se encuentre en una solución de agua, por lo general su punto de fusión se ubica en los -11° C a 700 mmHg y su punto de ebullición se localiza en los 122° C a 700 mmHg.

Propiedades químicas

Algunas de sus principales propiedades químicas se mencionan también a continuación.

Obtención

Existen varios métodos, todos ellos sintéticos por medio de los cuales se puede llegar a obtener el ácido bromhídrico. Uno de ellos es por medio de la mezcla del hidrógeno y bromo en una solución de agua, conforme el bromo se disuelve en el agua esta tiene la capacidad de arrastrarlo en las destilaciones y por esta razón puede ser extraído en diferentes concentraciones.

Otro de los procesos es por medio del tribromuro de fósforo, éste se caracteriza por ser un proceso más complicado en el cual se debe de mezclar arena, bromo y fósforo rojo hidratado. En la mezcla se coloca en una serie de trampas de agua para impedir que el bromo pueda escapar y de esta forma se fabrica el ácido bromhídrico.

Una tercera forma de obtener este tipo de ácido se basa en hacer reaccionar el bromo ante del dióxido de azufre en presencia de agua. Este tipo de reacción se conoce como redox, en ella el bromo se reduce, logra ganar cierta cantidad de electrones mientras que se enlaza con las moléculas de hidrógeno, el azufre se oxida produciendo su pérdida de electrones y formando enlaces covalentes como lejos con las de oxígeno como el ácido sulfúrico.

Usos

Son varios los usos que se le ha dado al ácido bromhídrico y entre ellos se mencionan los siguientes.

Beneficios del ácido bromhídrico

El ácido bromhídrico es bastante fuerte y esto produce que tenga algunos beneficios sobre todo para la creación de procesos químicos necesarios en la fabricación de sustancias orgánicas e inorgánicas. Gracias a sus propiedades catalizadoras es beneficioso para la industria farmacéutica pues se necesita para fabricar algunos medicamentos como el bromuro de zinc, el calcio y el sodio. Es también utilizado como un tipo de sedante en el campo de la medicina ir a sido utilizado como un agente antiepiléptico.

Sus beneficios para la industria también son muy importantes pues con él se pueden llegar a crear diferentes tipos de elementos orgánicos como el bromuro de alilo y fenol. Es además utilizado como reactivo en varios procesos de la industria tales como la polimerización, la isomerización, deshidratación, hidratación y esterificación

Riesgos

A pesar de que se encuentra en condiciones normales no resulta ser inflamable sí puede crear explosiones y toxicidad cuando se maneja de forma inadecuada, por esa razón es necesaria una correcta manipulación del ácido, se debe de seguir una higiene estricta y todas las normas relacionadas con seguridad industrial para brindar una adecuada protección mientras se manipula.

Para el ser humano ese tipo de ácido resulta bastante tóxico y la inhalación o el contacto físico con sus vapores pueden llegar a ocasionar graves quemaduras en la piel, irritación de los ojos y de las membranas mucosas e incluso podría en casos graves ocasionar la muerte. El respirar el ácido bromhídrico produce una gran irritación en la nariz y en todo el tracto respiratorio y puede también provocar una gran lesión en los pulmones.

Si es ingerido, también provocará que se irrite la boca y el estómago. Cuando se produce un envenenamiento por ácido bromhídrico, aunque no es muy común, puede llegar a provocar estados de sobredosis agudas que incluye síntomas como vómitos, hipotensión cardiaca y dificultad para respirar. Si la cantidad que ha sido ingerida es excesiva se producirá el síndrome de bromismo el cual se caracteriza por una serie de cambios en el comportamiento, ataxia, irritabilidad, psicosis, Dolores de cabeza y confusión.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Ácido bromhídrico. Recuperado el 2 diciembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/acido-bromhidrico/

Recomendado para ti