Publicidad

Publicidad

Religión

Parábola del buen samaritano

En la Biblia, existen una gran cantidad de historias que sirven de ejemplo para muchos fieles en el mundo. Las parábolas, quizá son una de las más contadas y consisten en un tipo de composición literaria en la cual se cuenta una historia real o ficticia con el objetivo principal de poder ilustrar una verdad de índole espiritual o moral. Un ejemplo de estas es la parábola del buen samaritano, considerada como una de las más importantes dentro de la religión católica y cristiana.

¿Qué es la parábola del buen samaritano?

La parábola del buen samaritano es una de las tantas historias narradas por Jesucristo considerada como la que ha ejercido mayor influencia en el mundo. Una narración que encierra un importante significado, práctico y al mismo tiempo conmovedor sobre la humanidad.

Resumen de la parábola del buen samaritano

Esta parábola dice de la siguiente manera:

―Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de unos ladrones. Le quitaron la ropa, lo golpearon y se fueron, dejándolo medio muerto.

Resulta que viajaba por el mismo camino un sacerdote quien, al verlo, se desvió y siguió de largo.

Así también llegó a aquel lugar un levita y, al verlo, se desvió y siguió de largo.

Pero un samaritano que iba de viaje llegó a donde estaba el hombre y, viéndolo, se compadeció de él.

Se acercó, le curó las heridas con vino y aceite, y se las vendó. Luego lo montó sobre su propia cabalgadura, lo llevó a un alojamiento y lo cuidó.

Al día siguiente, sacó dos monedas de plata y se las dio al dueño del alojamiento. “Cuídemelo —le dijo—, y lo que gaste usted de más, se lo pagaré cuando yo vuelva”.

¿Cuál de estos tres piensas que demostró ser el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?

―El que se compadeció de él —contestó el experto en la ley.

―Anda entonces y haz tú lo mismo —concluyó Jesús.

La parábola del buen samaritano es una historia narrada por Jesús en la cual cuenta la historia de un hombre a quien le habían robado, golpeado y dejado por muerto. Mientras estaba luchando por su vida, varias personas que pasaron a su alrededor decidieron no ayudarlo, hasta que un samaritano con una visión diferente sobre la religión decide ayudarlo.

Esta parábola inicia con la pregunta que le hace un abogado a Jesucristo: Maestro, ¿Qué haré para heredar la vida eterna? (Lucas 10:25). Jesús entonces le preguntó al hombre qué era lo que estaba escrito en la ley y éste le respondió: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo”. (Lucas 10:27).

El abogado entonces siguió insistiendo y le preguntó a Jesús: ¿Quién es mi prójimo? Y fue entonces que Jesús le habló al hombre con la parábola, contando la historia de cómo un hombre que iba de Jerusalén hacia Jericó había sido atacado por ladrones, quienes le habían quitado sus ropas, lo habían golpeado y lo habían dejado tirado en el piso medio muerto.

Un sacerdote que iba caminando por el lugar vio al herido pero siguió su camino, lo mismo hizo un levita que transitaba por el lugar. Sin embargo, fue un samaritano, una raza que era odiada por los judíos, quien vio al hombre en malas condiciones y tuvo compasión de él. Se acercó, vertió sus heridas con aceite y lo montó sobre su burro para poder llevarlo a una posada y cuidar de él. El samaritano le dio dos denarios al dueño de la posada para que cuidara de él. Entonces, Jesús le preguntó al abogado cuál había sido el verdadero vecino a lo que el abogado le contestó que había sido el hombre que había mostrado misericordia.

Personajes

Los personajes que forman parte de la parábola del buen samaritano son los siguientes:

Enseñanza

Esta importante parábola nos enseña sobre la forma en la que Dios quiere que todas las personas interactúen entre sí, dándose la mano en señal de ayuda rompiendo con todo tipo de barrera religiosa y racial que pueda existir. Muestra cómo Dios quiere que todos los seres humanos logren llevarse bien sin importar la manera en que éstos le adoren. Esta parábola nos enseña dos puntos importantísimos: la misericordia que deben de tener los hombres con aquellos que están más necesitados y muestra cómo los no judíos también pueden apegarse a la ley y con ello, alcanzar la vida eterna.

Explicación de la parábola del buen samaritano

Para entender bien el trasfondo de esta parábola es importante entender que los samaritanos eran un pueblo sumamente despreciado por los judíos ya que eran vistos como mestizos y porque además, practicaban la idolatría. Es por esta razón que Jesús menciona al samaritano en su historia, porque era tanto el odio que se tenían entre sí, judíos y samaritanos, que la última persona que podría haber ayudado a un judío era un samaritano y sin embargo, fue de él de quien logró obtener ayuda.

Forma parte además de las parábolas de la misericordia, y fue narrada por el mismo Jesús para poder así ilustrar de forma clara las virtudes que eran la guía para que los hombres practicaran la piedad y la santidad. Es una historia que además narra cómo el espíritu de la ley debe de ser cumplido, poniendo en primer lugar el amor por el prójimo. Es por medio de esta parábola que se muestra cómo la fe debe de ser puesta en manifiesto por medio de las obras, logrando revolucionar el concepto de la fe en el pueblo judío.

En qué evangelio se narra

La parábola del buen samaritano se encuentra en la Biblia, en el evangelio de Lucas, 10:25-37.

Importancia de la parábola del buen samaritano

La parábola del buen samaritano es considerada como una de las más importantes de la biblia y del Nuevo Testamento y su influencia ha logrado que muchos hombres adopten una actitud más piadosa con el prójimo, ofreciendo ayuda a todos aquellos que lo necesiten. Se ha convertido de hecho en uno de los principales símbolos que hacen referencia a la fraternidad humana y el humanitarismo. Además, la parábola enseña que los seres humanos deben de tener y mostrar piedad hacia los demás, hacia los vecinos y que se debe de intentar reflejar el amor y la misericordia de Dios con los demás.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Parábola del buen samaritano. Recuperado el 7 noviembre, 2022, de Euston96: https://www.euston96.com/parabola-del-buen-samaritano/

Recomendado para ti