Arte

Litografía

La litografía es una técnica de impresión y su nombre se deriva del griego lithos que significa piedra y del vocablo grafos oriundo del latín que significa dibujo. Este proceso, le permite al artista que la realiza, el contar con una gran cantidad de diferentes posibilidades y de recursos para trabajar al mismo tiempo con diferentes elementos facilitando su creación y dándole la oportunidad de corregir los posibles errores.

Litografía

Temas relacionados

Serigrafía, xilografía

¿Qué es la litografía?

La litografía es una técnica de impresión que se basa en la creación de una determinada imagen por medio de una piedra calcárea o mediante una plancha de metal con la cual se puede crear diferentes tipos de diseños creativos y en algunos casos improvisados.

En qué consiste

La litografía es una técnica que le permite al artista que la practica utilizar una serie de diferentes recursos y elementos para realizarla y le da además, la gran posibilidad de por improvisar en el momento de la creación pues los diseños pueden ser fácilmente corregidos en caso de ser necesario.

El proceso consiste en realizar un dibujo sobre una piedra litográfica, ésta piedra debe de ser pulida adecuadamente con anterioridad y este proceso se realiza con materiales como lápices y tintas. Luego de que el dibujo ha sido plasmado, el artista le coloca una solución elaborada con ácido nítrico y goma arábiga, sustancias que funcionaran como un tipo de adhesivo, fijando el dibujo a las zonas grasosas de la piedra.

Posteriormente, la piedra debe de ser mojada y en ese momento, los dibujos que tienen tintas de consistencia grasa, repelen el agua de inmediato, mientras que los lugares donde no hay grasa, retienen la pintura. Cuando la piedra aún se encuentra húmeda, se procede a entintarla utilizando un rodillo para que de esta manera la tinta pueda adherirse mejor al dibujo.

Características de la litografía

Entre sus principales características mencionamos las siguientes:

Historia

La litografía es un proceso que tiene sus raíces en el año 1796 gracias a Alois Senefelder, quien, en búsqueda de un método más sencillo y económico de impresión para sus partituras y para los guiones de diferentes obras de teatro, ideó el uso de esta técnica de impresión, al cual llamó primeramente con el nombre de imprenta química. Fue ampliamente utilizada en los inicios del siglo XIX y fue usado por grandes artistas como Goya y Picasso, quienes se encargaron de darle a la técnica la importancia y la calidad artística del proceso.

Para finales del siglo XIX, la litografía empezó a utilizar el color dando paso a un tipo de impresión conocido con el nombre de cartelismo, proceso que llegó para darle un giro completo a la publicidad de la época, de hecho, fue muy utilizada para difundir información en la prensa y para plasmar dibujos en los libros.

Para qué sirve la litografía

Esta técnica es utilizada principalmente por los artistas y sirve para poder brindarles una gran cantidad de diferentes posibilidades para crear obras diferentes. También puede ser utilizada para imprimir dibujos, carteles informativos ya sea de noticias o para propaganda comercial o piezas de arte modernos.

Cómo se hace una litografía

Los pasos a deben seguir para hacer una litografía los explicamos en los siguientes puntos:

1. Trazar el diseño

El trazado del diseño se debe de realizar sobre la pieza de piedra, la cual debe de ser porosa pero lisa, generalmente piedra caliza. Luego de trazar el dibujo que se quiere realizar, se procede utilizando un lápiz grasoso o un pincel humedecido con pintura de consistencia grasosa a realizar los trazos. Un punto de suma importancia en este paso es que se debe de realizar el dibujo de forma invertida, de manera tal que, cuando se transfiera hacia el papel, se encuentre en el sentido correcto.

2. Humedecer la plancha

Seguidamente, luego de haber finalizado el dibujo, la plancha debe de empaparse adecuadamente utilizando agua, de esta forma, los lugares en donde se colocó la grasa no serán penetrados por el agua.

3. Entintado de la plancha

Para este paso, es necesario usar una tinta que tenga una base grasosa y con ella se procede a entintar el rodillo. Cuando éste se encuentra completamente lleno de tinta de manera uniforme, se procede a pasarlo sobre la plancha de piedra en el lugar donde se ubicó el dibujo. Se debe asegurar que todas las partes queden correctamente llenas de tinta. La superficie por sí sola se encargará de repeler la tinta en donde no haya trazos y, en donde se encuentra el diseño.

4. Colocación del papel

Este es el último paso y lo más recomendable es utilizar un papel que tenga una consistencia porosa. El papel se debe colocar sobre la plancha y luego, con una prensa se ejerce presión. Este paso también puede ser realizado utilizando un rodillo y pasándolo por encima de la plancha y el papel. Posteriormente, se debe retirar el papel y el diseño estará listo.

Es importante recalcar que si se quiere que el dibujo tenga diferentes colores, se debe de entintar las diferentes zonas del diseño con el color que se prefiera evitando que se mezclen las pinturas, por lo que se necesitará de una mayor precisión.

Importancia

Desde que el proceso litográfico tuvo sus inicios fue importante para las personas pues funcionó como un medio de comunicación que incluía imágenes y diferentes tipos de elementos visuales. En la actualidad, la litografía continúa teniendo la misma importancia y gracias al avance y a la innovación, este tipo de impresión se realiza con mayor calidad y eficiencia. Es un proceso más rápido por medio del cual se pueden imprimir los diseños, principalmente los empresariales que la utilizan para fines de publicidad.

Otros de los usos que la hace ser importante es la impresión de empaques para que los clientes tengan una buena imagen de los productos ofrecidos. Las vallas publicitarias en general, también se han visto beneficiadas con el proceso.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti