Biografías

Juana la Loca

Juana la Loca, nació el 6 de noviembre de 1479, en Toledo, España y murió el 11 de abril de 1555, en Tordesillas, España. Fue la reina de Castilla desde el año 1504 y de Aragón desde el año 1516, aunque su esposo, Felipe I, su padre, Fernando II y su hijo, el emperador Carlos V mejor conocido como Carlos I de España se encargaron de ejercer el poder para ella. La gran inestabilidad mental de la que padecía más la ambición de su padre y de su esposo, no le permitieron reinar el país, y en realidad, con excepción de su madre, ninguno quiso permitirle hacerlo.

Juana la Loca

Información personal

  • Cuándo nació: 06/11/1479
  • Dónde nació: Toledo, España
  • Cuándo murió: 12/04/1555
  • Dónde murió: Tordesillas, España

¿Quién fue Juana la Loca?

Juana la Loca fue la tercera hija de los Reyes Católicos de España, que heredó la corona de Castilla y Aragón y que padeció de una extraña enfermedad mental por mucho tiempo hasta el día de su muerte, situación que le impidió reinar en su país libremente.

Biografía de Juana la Loca

Juana, era apodada «la Loca« y era hija de los Reyes Católicos Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla. Nació en la ciudad de Toledo, la capital del Reino de Castilla. Durante su adolescencia, Joanna era una estudiante atractiva, tenía una tez blanca, ojos azules y el color de su cabello era entre rubio rojizo y castaño rojizo, como su madre y su hermana Catherine, además era muy inteligente pues dominaba las principales lenguas románicas de la Península Ibérica, así como el francés y el latín pues era muy inteligente. En el año 1496, a la edad de 16 años, Joanna se casó con Felipe el Hermoso quien era el duque de Borgoña y se mudó a Flandes para vivir con él. Allí, ella tuvo tres hijos. Uno de ellos era Charles, que más tarde se convertiría en el primer emperador español. Mientras ella todavía estaba en Flandes, los hermanos mayores y las hermanas de Joanna fallecieron y las Cortes de Castilla la reconocieron como la heredera del trono.

Reina de Castilla

Cuando Juana llegó a los Países Bajos su esposo era diferente y tampoco su situación en la corte flamenca, lo que produjo una serie de peleas con Felipe, quien se cansó de su comportamiento y evitó la compañía de su esposa. A pesar del amor enfermizo que sintió Juana, sintió una terrible humillación que no se contara con ella a la hora de tomar decisión importante. Sufría ataques de ira contra la favorita de su esposo e importantes personajes de la corte que osaron contradecir sus órdenes. Los ataques de cólera agotaron la paciencia del archiduque, que decidió recluir a Juana en sus aposentos. Completamente aislada, el comportamiento de la princesa se fue haciendo cada vez más irregular, se negaba a ingerir alimentos, se negaba a ducharse o por el contrario no paraba de hacerlo y cada vez era más evidente su deterioro físico y mental. El 8 de enero de 1506 se fue de los Países Bajos y dejó a su esposo y sus hijos. Después de un tiempo regresó ya cuando su esposo estaba enfermo, y aunque fue un duro golpe para Juana, ella no derramó ni una lágrima cuando el murió.

Muerte de Juana la Loca

Juana pasó 46 años encerrada por orden de su padre y su hijo Carlos I. Los 20 primeros años los pasó junto a su hija menor, pero luego su hija se casó con el príncipe de Portugal y se fue de Tordesillas para nunca regresar. En Tordesillas, Juana la Loca vivió un auténtico calvario; fue humillada, fue obligada a servir a sus guardianes e incluso violada sexualmente. Su depresión se agudizó a tal punto que padeció psicosis, melancolía severa y esquizofrenia. El 12 de abril de 1555 a los 75 años Juana falleció en total anonimato, sola y sin nadie a su lado.

Familia de Juana la Loca

Su propia abuela materna fue mejor conocida como la Loca de Arévalo y terminó sus días confinada en ese castillo. La locura en la dinastía Habsburgo española no tuvo su origen solamente en Juana o en su abuela Isabel. Juana procedía de una familia en la que se había practicado repetidamente la endogamia, tanto por rama materna como paterna. Sus abuelos maternos, Isabel de Portugal y Juan II de Castilla padres de Isabel la Católica, madre de Juana, eran primos hermanos. Por otro lado, su abuelo paterno, Juan II de Aragón, se había casado también con Juana Enríquez, y los padres de Fernando de Aragón, el Rey Católico, era primo hermano de Juan II de Castilla, ambos de la dinastía Trastamara. Isabel de Castilla y Fernando de Aragón eran primos segundos. De este modo, en la herencia de Juana intervendrán dos factores que podrían haber contribuido a su locura: la herencia de su abuela Isabel de Portugal, por un lado, y por otra, la endogamia de los Trastamara.

Por qué la llamaban Juana la Loca

Se dice que su locura inició con las infidelidades de su esposo. Cuando éste murió, Juana la Loca pensó que había sido envenenado y entró en un estado de depresión severa. Insistió hasta que logró llevar el cuerpo de su marido en caravana en un viaje de tres años hasta Granada. Entre las ideas que Juana tenia y que la hicieron ver como loca, pedía que el cortejo viajara solo de noche, se alojaba en conventos de frailes, pero no de monjas para que ninguna mujer viera a su marido. No le gustaba bañarse y siempre vestía de negro, estaba sucia y sus ideas cada vez la volvían más loca.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti