Mitología

Gigantomaquia

La gigantomaquia significaba en griego antiguo "la guerra de los gigantes". Esta guerra fue un episodio fundamental y de gran importancia dentro de la mitología griega como una continuación a la Titanomaquia. Cuando Zeus, el nuevo soberano de las divinidades griegas logró vencer en batalla a su padre Cronos y sus aliados los hermanos titanes, se encargó también de encerrándolos en el más profundo espacio del inframundo, es decir, en el Tártaro, para lograr de esta manera evitar cualquier peligro. Su abuela Gea, quien era la madre de Cronos y Rea, se molestó mucho por ello y fue entonces que engendró a los Gigantes, quienes empezaron y sostuvieron un combate contra los dioses del Olimpo.

Gigantomaquia

Temas relacionados

Titanomaquia

¿Qué es la gigantomaquia?

La Gigantomaquia era la guerra de los gigantes. Fue la guerra que se dio luego de la titanomaquia, cuando Zeus venció a Cronos y a los titanes y los encerró en las profundidades y como respuesta, Gea, engendró a los gigantes quienes pelearon con los dioses del Olimpo.

Gigantomaquia en la mitología griega

Luego del enojo de Rea y que ordenara a los 24 gigantes que atacaran, los Dioses del Olimpo recordaron que en su oráculo decía que los Gigantes no podían morir en manos de los dioses únicamente por manos de un mortal, por lo que Zeus mandó a llamar a Hércules. Cuando Gea se enteró, fabricó una poción para que los mortales tampoco pudieran matarlos, pero Zeus logró destruir esta poción. Los gigantes atacaron primero en su tierra de origen, al ver Zeus que no podía matarlo, lo llevó fuera de la tierra de los gigantes y ahí logró acabar con él. De esta manera, cada uno de los gigantes fueron asesinados por las flechas de Hércules, llenas de veneno de la Hidra de Lerna.

Origen de la gigantomaquia

Al tener Zeus todo el poder, lo compartió con sus hermanos, Poseidón y Hades, a quienes dio el dominio de los mares y el de las tierras subterráneas. Pero entonces fueron los gigantes quisieron escalar el Olimpo. Estos gigantes querían atacar la morada de los dioses y para ello colocaron montañas, arrojando desde ellas rocas y troncos de árboles a los dioses, quienes atemorizados huyeron hacia Egipto. Algunos dioses se quedaron a batallar junto a Zeus, logrando derrotar a muchos de ellos.

Historia

Los Gigantes eran terribles seres que se caracterizaban por su estatura y fuerza descomunal. Todos eran hijos de Gaia, y habían sido creados para derrotar a los dioses en la gigantomaquia. Los primeros gigantes fueron los Cíclopes y los Centimanos, hijos de Gaia, quienes, durante el Imperio de los Titanes fueron encarcelados por su padre, Urano en el Tártaro. Por esta razón, Gaia le pidió a su hijo Cronos que batallara y derrotara a Urano. Cuando Cronos mató a su padre, las cosas continuaron igual, pues Cronos se convirtió en el nuevo dictador del mundo. Mucho tiempo después, Zeus, declaró la guerra a su padre junto con sus hermanos, y así inició la Primera Guerra Olímpica. Pero, Zeus, al ver que estaba perdiendo la batalla decidió bajar al Tártaro para liberar a los Cíclopes y los Centimanos quienes le ayudaron a ganar la guerra, de esta manera los Centimanos vigilaron que los Titanes no escapasen del Tártaro.

Personajes destacados de la gigantomaquia

Heracles fue el personaje que atacó primero a Alcioneo, y lo atravesó con una de sus flechas envenenadas. Lo arrastró fuera de su tierra de origen, y así logró matarle. Se dice también que, logró matar al gigante partiéndole el cuello con las manos gracias a su fuerza heredada de Zeus.

Porfirión fue quien atacó a Heracles e intentó violar a Hera. Zeus lo mató con el rayo y Heracles lo remató con sus flechas.

Efialtes murió de un flechazo en cada uno de sus ojos, uno de Apolo y otro de Heracles.

Atenea se encargó de aplastar a Encélado cuando éste abandonó el campo de batalla. Su aliento de fuego surge del Etna.

Mimas fue sepultado por Hefesto bajo una masa de metal fundido, en la que supuestamente sigue preso.

Polibotes fue acabado por Poseidón, quien supuestamente le lanzó un pedazo de la isla de Cos, creando de esta manera una nueva isla llamada Nisiros.

Hipólito fue derrotado por Hermes, pues portaba un casco que le hacía invisible.

Gratión fue asesinado por las flechas de Artemisa.

Gigantomaquia en el Partenón

El término Partenón se deriva del griego “parthenos” y tiene como significado Virgen. Hacía referencia a Atenea Parthenos, diosa de la sabiduría y protectora de la ciudad de Atenas donde se localiza. En el se encontraban muchos edificios sagrados y fue utilizado también en batallas. Se encuentra lleno de metopas, que son pequeños fragmentos de la mitología y la base de un sistema de creencias de carácter divino. La gigantomaquia se encuentra representada al lado este del Partenón. Todas estas escenas que se refieren a ella terminan con la victoria de los dioses más jóvenes luchando junto con Zeus.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti