Religión

Anacoreta

En la historia de la religión cristiana muchas personas, buscando escapar del pecado y las tentaciones, decidieron vivir en soledad para alejarse de las malas acciones y tener su encuentro con Dios. Este aislamiento era utilizado para hacer penitencia, oración y evitar caer en tentaciones malignas. A estas personas se les conocía como anacoretas, ascetas o ermitaños. Los anacoretas son personas de pocas pertenencias que se entregan al silencio, a la abstinencia sexual, hacen manualidades y viven de lo que cultivan en espacios apartados de la sociedad. Igualmente, estas personas buscan desarrollar las virtudes cardinales: prudencia, templanza, justicia y fuerza mediante ejercicios como la soledad, el ayuno, la vigilia y el silencio.

Anacoreta

Temas relacionados

Ascetismo, cristianismo

¿Qué es anacoreta?

El anacoreta es una persona orientada a la espiritualidad que se retira a vivir aislado para entregarse a la penitencia, la oración y el recogimiento. Los anacoretas también eran conocidos como ascetas, ermitas o cenobitas principalmente. Esta persona practicaba el ayuno, el silencio, la soledad y la vigilia como método espiritual para purificar su alma y servir a Dios. Aunque el termino anacoreta es utilizado frecuentemente por algunos personajes del cristianismo, es importante mencionar que en otras religiones de oriente, existen personajes que también tuvieron vidas aisladas de la sociedad para liberar su alma del apego a lo material.

Definición

Para la religión cristiana, el término anacoreta se da a aquellas personas que buscan salvar su alma de los pecados de la carne y las tentaciones del diablo alejándose temporalmente o definitivamente de la vida social.

Etimología de anacoreta

La palabra Anacoreta proviene del latín y está formada por tres partes, el prefijo “ana” que significa hacia arriba, el sustantivo “khoros” que quiere decir espacio y el sufijo “ta” que es utilizado para indicar a una persona.

Actualmente, esta palabra es utilizada para identificar un individuo que habita en espacios aislados y se dedica a la penitencia y al recogimiento espiritual.

Sinónimos

Otros sinónimos de anacoreta son: asceta, cenobita, eremita, ermitaño, monje, solitario.

Historia de los anacoretas

La historia del cristianismo está llena de muchos anacoretas que luego de vivir un tiempo determinado en el desierto, sirvieron de ejemplo a muchas personas. Este es el caso de San Juan el Bautista, de Jesucristo y posteriormente de muchos santos, quienes en un momento de sus vidas se entregaron al recogimiento espiritual viviendo solos en el desierto o en bosques.

Los desiertos de Egipto y Siria fueron los primeros refugios de los anacoretas cristianos. Ellos se refugiaban en cuevas y tumbas que encontraban en el camino. En los inicios, esta autodisciplina fue llevada de forma desordenada y tenía una gran influencia de fanatismo religioso, pero poco a poco la iglesia cristiana desarrolló métodos claros y los objetivos de la vida del anacoreta. Grandes maestros espirituales como Pacomio, Hilarión y Basilio establecieron las normas para tener una vida anacoreta autorizada por la iglesia, luego de haber pasado un tiempo de prueba en un monasterio.

No se conocen muchas historias de mujeres anacoretas pero sí las hubo. Uno de esos casos es el de María de Egipto quien tuvo una vida como prostituta hasta que decidió salir de los vicios de la carne entregándose a la vida anacoreta.

Existieron muchos tipos de anacoretas o ermitaños cristianos que ayudaron a la construcción de muchos monasterios donde se formaron muchas órdenes religiosas que se conservan actualmente.

Ejemplos de anacoreta

En el devenir de la historia cristiana existen muchos personajes que han sido anacoretas. A continuación, se presentan algunos de los ejemplos más significativos.

San Antonio Abad

Este personaje icónico de la iglesia cristiana vivió en Egipto entre los años 251 y 356. Se convirtió en un asceta a los 20 años luego de vender todas sus pertenencias materiales. Se dice que en su vida solitaria, San Antonio fue atacado por varias tentaciones que no pudieron vencer su fe. En el año 306 deja su vida de ermitaño para dedicarse a sus discípulos. Ayudó a los cristianos perseguidos e intervino con grandes aportes a la iglesia cristiana y rechazando el arrianismo.

San Pacomino

Pacomino nació en el Alto Egipto, en el año 287 y era hijo de padres paganos. De joven fue reclutado por el ejército romano y hecho prisionero en Tebas. Allí decide convertirse al cristianismo y tener una vida como anacoreta para limpiar sus pecados y entregar su alma a Dios.

Luego de muchos años en soledad, Pacomino regresa a la vida en sociedad y funda la primera comunidad monástica cristiana. Luego de su muerte, en el año 347, su ejemplo fue seguido por muchos hombres y por algunas mujeres cristianas, los cuales fundaron nuevos monasterios en los territorios de oriente y occidente para enseñar y practicar la palabra de Cristo.

San Atanasio

Atanasio es un obispo de la religión cristiana que nació en Alejandría de Egipto en los años 295. Fue defensor de la ortodoxia y luchador contra la herejía del arrianismo – la cual fue condenada por el concilio de Nicea-.

Por su afán por proteger la iglesia cristiana, se ganó muchos enemigos y fue objeto de persecuciones que lo llevaron al exilio en el que se entregó a la vida de anacoreta y sólo volvió a su pueblo cuando inició su reinado el emperador Valente.

Atanasio muere en el año 373 en Alejandría y su día en el calendario gregoriano es festejado el 2 de mayo.

Escrito por Valentina Sancler
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti