Química

Ácido clórico

El ácido clórico es un compuesto químico, un tipo de oxácido de cloro que se utiliza para crear sales de clorato. Es un ácido bastante fuerte y además, un importante agente oxidante. Fue descubierto gracias a Johan Rudolf, un farmaceuta de origen alemán.

¿Qué es el ácido clórico?

El ácido clórico es un ácido muy inestable, fuerte y además oxidante que puede estar presente en las diferentes soluciones acuosas y es uno de los oxoácidos del cloro. Es un compuesto químico formado por iones de clorato y por hidrógeno.

Características del ácido clórico

Las características más sobresalientes del ácido clorhídrico son las siguientes:

Estructura

La estructura del ácido clórico se muestra a continuación:

Ácido clórico Qué es, características, estructura, propiedades, usos

Fórmula

Está formado por un átomo de cloro, un átomo de hidrógeno y tres átomos de oxígeno. Dos átomos de oxígeno unidos al átomo de cloro tienen doble enlace y el tercer átomo está unido con un enlace simple. La fórmula química o molecular para representar esta estructura química es HClO3.

Nomenclatura

La nomenclatura para este tipo de ácido es la siguiente:

Propiedades físicas del ácido clórico

A continuación se mencionan sus principales propiedades físicas.

Propiedades químicas

Entre sus principales propiedades químicas mencionamos las siguientes:

Obtención

La obtención del ácido clórico se puede realizar siguiendo dos mecanismos diferentes:

Usos del ácido clórico

El principal uso que se le da al ácido clórico es en la formación de sales de clorato, calcio, magnesio, plomo, cobre, plata y otros. Es un reactivo que también es usado para eliminar metales pesados en el aire que tengan un alto nivel de toxicidad, por ejemplo, el mercurio elemental. Es utilizado también como un agente oxidante y como catalizador en la polimerización del acrilonitrilo. Cuando se combina adecuadamente con otros ácidos y productos es funcional en las labores de limpieza pues es un potente desinfectante, antibacterial y depurador.

En este caso, cuando se usa como limpiador, es utilizado para remover las impurezas que se acumulan en los utensilios de cocina pues cuando éstos son sumergidos en agua con el ácido, la suciedad y corrosión se desprende. Es también usado en los tratamientos de las aguas residuales pues funciona muy bien eliminando materias orgánicas y microorganismos nocivos presentes en este tipo de agua.

En el campo de la industria, el ácido clórico se utiliza gracias a las diferentes sales que puede producir y para generar otros tipos de compuestos como el protocloruro de mercurio, un compuesto utilizado para la fabricación de luces de bengala. Funciona también como un tipo de bactericida para el control de las plagas de gusanos que se originan en algunos cultivos. Con él también se puede fabricar cloruro de vinilo, material necesario para la fabricación de las tuberías PVC.

Riesgos

El ácido clórico es un agente oxidante poderoso y por esta razón, su ingesta, inhalación o contacto con la piel es un peligro para la salud. Los vapores de este tipo de ácido pueden llegar a provocar lesiones graves en todo el sistema respiratorio que pueden incluso provocar la muerte. Cuando se quema, el humo que despide se convierte en un gas bastante irritante, corrosivo y además tóxico. También puede ocasionar graves daños en los riñones y en las mucosas del cuerpo humano.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Ácido clórico. Recuperado el 11 abril, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/acido-clorico/

Recomendado para ti