Economía

Depósito a plazo fijo

Los depósitos son un tipo de operación bancaria por medio de la cual la entidad financiera tiene la capacidad de poder guardar y proteger el dinero que ha sido depositado por un cliente. Existen varios tipos de depósitos y entre ellos podemos encontrar el depósito a plazo fijo, el cual es considerado como una de las formas más seguras para ahorrar.

¿Qué es un depósito a plazo fijo?

Un depósito a plazo fijo consiste en un depósito que se pacta en un periodo de tiempo determinado el cual se acuerda entre el cliente y la entidad bancaria y en el cual la tasa de interés es establecida de acuerdo con el monto y con el plazo.

Características del depósito a plazo fijo

Son varias las características que representan al depósito a plazo fijo, entre ellas se menciona las siguientes:

Para qué sirve

El depósito a plazo fijo sirve para poder hacer que los ahorros económicos se vuelvan más rentables. Es funcional si se tiene el objetivo de ahorrar y de generar algunos intereses que serán devueltos cuando el depósito finalice.

Cómo funciona

El funcionamiento de este tipo de depósito es en realidad muy fácil de entender. El cliente deberá primero solicitar el depósito, luego realizar el depósito de una cantidad determinada de dinero en el banco el cual estará salvaguardado por institución durante un determinado periodo de tiempo que ha sido previamente definido y luego, al finalizar el plazo, el banco le pagará al cliente un dinero extra el cual es obtenido gracias a los intereses generados.

Fiscalidad

Este tipo de depósito debe de tributar siguiendo las pautas de la Declaración de la Renta como un tipo de rendimiento de capital. En este caso, es necesario tributar únicamente por los beneficios que posteriormente son obtenidos los cuales son generados por los intereses y nunca se deberá de tributar sobre el monto que fue inicialmente depositado.

Cálculo

Para calcular el depósito a plazo fijo es importante tomar en cuenta una serie de aspectos importantes. Éstos son los siguientes:

Por ejemplo, si se tiene un capital de 50.000 euros, con un depósito a plazo fijo se podría obtener un beneficio de 312.5 euros. Esto se calcula de la siguiente manera:

Para doce meses: 50.000€ x 0,0125 TIN = 625€ brutos

Para dieciocho meses: 50.000€ x 0,0125 TIN/12 meses x 18 meses = 937,50€ brutos

Ventajas del depósito a plazo fijo

Entre sus principales ventajas se pueden mencionar las siguientes:

Desventajas

Entre sus principales desventajas encontramos que, los depósitos a plazo para que sean rentables, deben de realizarse con sumas altas de dinero puesto que las cantidades bajas no generan buenos intereses y no resultan interesantes para la mayoría de los clientes. Además, al tener intereses fijos, los clientes podrían llegar a perder dinero en caso de que los interés suban. Por último, los usuarios no pueden disponer del dinero depositado lo que genera una inmovilización de las finanzas.

Importancia del depósito a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo son importantes para muchos clientes pues representan una forma sencilla de poder salvaguardar su dinero en forma de ahorro, el cual, dependiendo del monto depositado, pueden generar grandes beneficios gracias a los intereses generados durante el plazo establecido.

Ejemplos

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Depósito a plazo fijo. Recuperado el 26 mayo, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/deposito-a-plazo-fijo/

Recomendado para ti