Psicología

Amaxofobia

Desde hace un tiempo personas han determinado que como avanzan los desarrollos tecnológicos, así se va ampliando la cantidad de diferentes fobias que el ser humano pude padecer. Alguna más sosa, otras más comprensibles pero todas acaban afectando a las personas en el desarrollo de su vida diaria. En la actualidad son muy pocas las personas que no poseen una fobia, debido a la cantidad de elementos del mundo a los que se les pude desarrollar un miedo.

Amaxofobia

Temas relacionados

Acrofobia

¿Qué es la amaxofobia?

La amaxofobia no es más que el miedo extremo que afecta a un individuo a la hora de conducir, convirtiéndose en algo patológico; es decir, le afecta a quien lo padece a un punto de no poder cargar con esa fobia, y por ende, afectando su calidad de vida progresivamente si no es tratado a tiempo. Esta fobia se origina por varias causas, en su mayoría por experiencias que haya vivido el individuo donde se vio afectado, tanto física como emocionalmente, también se presenta en personas que no han llegado a conducir nunca o que lo hicieron a una edad tardía.

Definición de amaxofobia

La amaxofobia se define como el miedo excesivo e incontrolable a la conducción de un vehículo. Etimología. El término tiene origen en el griego antiguo y se compone de dos partes: la primera palabra es “amaxa” que se traducía como carruaje y en la actualidad se traduce como vehículo, la segunda palabra es “fobia” que se traduce como “temor a”.

Características

Las características de la amaxofobia son las siguientes:

Causas de la amaxofobia

Si hablamos desde el área de la psicología existen varias causas principales que dan origen a la amaxofobia.

Por procesos cognitivos en los que se dan pensamientos en donde se trata de anticipar un accidente.

Estas se presentan en el individuo a través de imágenes sucesivas de forma repetida sin parar, haciendo que por más que se traten de suprimir no se consiga hacer. En algunos casos traen recuerdos a la memoria de ciertos accidentes o momentos vividos que no se quieren volver a repetir.

Se vuele más frecuente la ansiedad normal y el estrés por situaciones específicas.

Dentro de la conducción siempre habrá momentos de estrés o ansiedad por diversas causas, en donde ni siquiera el individuo se encuentre relacionado directamente sino que lo presenció. Sin embargo, cuando se producen continuamente, empiezan a alimentar esa fobia, con cosas tan simples como el giro brusco de un vehículo

Los rituales tomados por el conductor.

La manera más simple de entender esto es cuando vemos que una persona se encuentra constantemente a una velocidad baja y cuando la aumenta se aumenta también su nivel de ansiedad. De esta manera la ansiedad empieza a generar pánico en una persona a la hora de aumentar la velocidad de cierto límite.

Cuando se maneja bajo un ambiente de presión.

Esto lo vemos sobretodo en las personas que se dedican a conducir gran parte del día come es el caso de los taxista o policías. Mientras que algunos se sienten más seguros e incluso temerarios, otros al conducir bajo presión (del cliente o por una persecución) desarrollan ataques de pánico y deciden dejar de hacerlo.

Síntomas

Los principales síntomas de la amaxofobia son:

Diagnostico

Quien se encuentre evaluando al paciente en cuestión debe analizar los antecedentes automovilísticos de la persona, y los síntomas que presenta. Posterior a ello, someter al mismo a una situación en donde se manifiesten los síntomas para así poder diagnosticarlo.

Tratamiento de la amaxofobia

Dentro del área de la psicología existen diferentes métodos para atacar la amaxofobia, sin embargo, lo primero que se debe hacer es explicarle al paciente lo que está padeciendo para que este entienda su situación y lo que implica (esto no se hace para producir una mejoría pero sirve para acortar un poco la situación y partir de ese punto) seguido de esto aplicar alguna terapia como la intervención cognitivo conductual.

También es excelente aplicar técnicas de auto instrucciones en donde se le da una serie de pasos a seguir como si de un guion imaginario se tratase, para saber qué hacer en medio de esas situaciones, con el fin lograr desviar la atención de cualquier situación que busque anticipar una catástrofe.

Aunque sin lugar a dudas la mejor manera de solucionar la amaxofobia, es a través de la exposición directa a la fuente causal del problema de manera progresiva, esto quiere decir  que realizan pequeños acercamientos pero con grandes ambiciones al problema.

Escrito por Grecia Calderón
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti