Biografías

Temístocles

Temístocles fue un estadista y un general del estado ateniense cuyo énfasis en el poder naval y en las diferentes habilidades militares fueron fundamentales durante las guerras persas, una victoria en la que se aseguró que Grecia sobreviviera a su mayor amenaza. Fue un hombre que exhibió los signos más llenos de genialidad a la hora de ir a la batalla. Es por esta razón que es considerado como un brillante estratega y como un político sumamente astuto, que probablemente se encontraba demasiado sediento de gloria y poder. Fue sin duda alguna, una de las figuras más importantes y coloridas que existía en la época de la Atenas clásica.

Temístocles

Información personal

  • Cuándo nació: 524 a.C.
  • Dónde nació: Anavyssos, Antigua Grecia
  • Cuándo murió: 459 a.C.
  • Dónde murió: Magnesia del Meandro, Antigua Grecia

¿Quién fue Temístocles?

Temístocles fue un líder militar y un importante político de Atenas que vivió en la época de las Guerras Médicas en contra del Imperio Persa salvando al mundo griego y evitando así que el sacrificio de Leónidas fuera en vano.

Biografía de Temístocles

Temístocles nació en el 524 a.C. en la ciudad de Atenas. Fue un hijo de inmigrantes pero a pesar de eso consiguió una importante carrera política y militar en la ciudad. En Democracia Ateniense, que era una democracia básicamente nueva, encontró la forma de mejorar el bando populista, que apoyaba al pueblo ante los poderosos y de donde terminó siendo su líder manteniendo la nobleza de su lado. Cuando cumplió 30 años, fue elegido Arconte epónimo, un cargo que significaba ser el mayor magistrado de Atenas. Mientras ejerció su mandato se empezó a construir el puerto de El Pireo y la creación de una flota, pues él pensaba que esa era la forma que tendría Atenas de lograr conquistar el dominio marítimo.

Muerte

Según historiadores, Temístocles huyó a Pidna, lugar en donde se embarcó hacia Asia Menor pero el barco en el que viajaba cambió el rumbo por una tempestad llegando a Naxos, lugar en donde fue asediado por una flota ateniense. Intentando no ser identificado, Temístocles convenció al capitán del barco para que continuara viaje. Existía en ese tiempo una recompensa por la cabeza de Temístocles y por esto diseñaron un plan para poderlo pasar ante el rey a quien le hizo promesas con tal de poder vivir en el lugar. Muchos historiadores comentan que al no poder cumplir con estas promesas se suicidó con un veneno rápido y efectivo. Falleció en Magnesia, cuando cumplió los sesenta y siete años. Sus huesos fueron llevados al Ática como había solicitado antes de morir y fueron enterrados en secreto en su pueblo natal.

Qué hizo

Cuando se dio cuenta de que Leónidas había atado en las Termópilas dejó su posición de Artemisio para empezar su misión la cual era la de retardar el avance persa y se dirigió a Atenas para dar la orden de evacuar la ciudad. Lo que hizo fue atacar sorpresivamente a Jerjes y a su ejército cuando éstos entraron en el estrecho de Salamina. De esta forma se convirtió en el héroe de Atenas al vencer a los persas.

Batallas y guerras

Temístocles fue parte de importantes batallas. Primeramente fue parte en la batalla de Maratón, en el año 490 a.C., contra Persia, batalla en la cual se convirtió en un importante promotor del poder naval de Atenas y estuvo muy unido a los diferentes comerciantes de la ciudad. A finales de la Primera Guerra Médica también participó de diferentes operaciones navales, aunque fue durante la posterior invasión persa, en la Segunda Guerra Médica, cuando su habilidad política y militar salió a relucir.

El general ateniense logró vencer a los persas en la Batalla de Salamina, probablemente la más importante de sus batallas, la cual sucedió en el año 480 a.C. En esta batalla hizo de Atenas la potencia hegemónica de Grecia por medio de la construcción de una inmensa flota. Sin embargo, pese a su excelente papel fue acusado de traición y acabó al servicio de Persia. La gran batalla naval de Salamina tuvo un importante significado, la decisiva derrota del inmenso ejército persa con el que Jerjes había invadido Grecia. Esta batalla marcó el comienzo de la hegemonía que la democrática Atenas ejerció en el Egeo durante los decenios siguientes.

Temístocles y Artemisa

Artemisa era la tirana de Halicarnaso, fue una reina que guió a las tropas del rey Jerjes durante la Segunda Guerra Médica y participó también en la batalla de Salamina. Fue la más importante consejera de Jerjes, pero a pesar de esto, no escuchó sus consejos y decidió atacar a los griegos. Temístocles había engañado a Jerjes con un mensaje falso y Artemisa no logró convencer al rey de lo contrario por lo que la batalla se llevó a cabo, triunfando Temístocles.

Características físicas

En la actualidad no se tiene una descripción exacta con respecto a las características físicas de Temístocles, aunque se sabe que era un hombre fuerte y bien parecido.

Personalidad

Con respecto a su personalidad se sabe que fue un hombre extremadamente ambicioso y codicioso. Su ambición era mayor que la que pudiera tener cualquier otro hombre del lugar, era también muy vanidoso y lleno de orgullo, tanto que se reconocía a él mismo por sus diferentes logros. Según historiadores comentan también que tenía una marcada naturaleza personal que se enfocaba en buscar lo mejor para Atenas, aunque era interesado y hasta cierto punto corrupto. Sin embargo, fue un hombre lleno de talentos, inteligente, astuto y muy brillante, uno de los mejores líderes en años.

Frases de Temístocles

Entre sus frases más reconocidas mencionamos las siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti