Ciencias de la Tierra

Suelo arenoso

Los suelos por lo que generalmente caminamos son diferentes. Pueden estar compuestos en algunas ocasiones por millones de gránulos y en otras, pueden ser superficies sumamente duras creada por el hombre. En realidad la palabra suelo es un término que puede incluir una gran variedad de definiciones, pero en este caso nos centraremos en el suelo arenoso, mayormente conocido simplemente como arena. De esta forma, el suelo es la parte de la superficie de la tierra que incluye una serie de materiales inorgánicos y orgánicos que ayudan a que las plantas crezcan.

Suelo arenoso Qué es, características, componentes, textura, usos, importancia

Temas relacionados

Suelo arcilloso, agronomía

¿Qué es el suelo arenoso?

El suelo arenoso es un tipo de suelo que contiene una gran cantidad de partículas diminutas de rocas que han sido desgastadas, es un suelo pobre para el crecimiento de las plantas pues posee escasa cantidad de nutrientes.

Definición

Los suelos arenosos son aquellos que están compuestos por pequeñas partículas de rocas lo que los hace tener una textura de tipo granular. Son suelos que tienen poca capacidad de retención de nutrientes y además, no pueden retener adecuadamente el agua. Se puede decir que es el tipo de suelo compuesto por arena.

Características del suelo arenoso

Entre las principales características del suelo arenoso se mencionan las siguientes:

Textura

Su textura es muy leve y además posee una gran cantidad de rocas que se sienten como pequeños gránulos. Estas pequeñas rocas miden aproximadamente entre 0.05 y 2 milímetros de diámetro y cuando entran en contacto con las manos, por ejemplo, tienden a raspar la piel. Poseen una textura muy ligera y por eso es erosionado con mucha facilidad por el viento y el agua.

Componentes

Este tipo de suelo está compuesto en su mayor parte por arena la cual puede tener diferentes orígenes, sobre todo en los primeros centímetros de profundidad. Tienen una mínima cantidad de arcilla y un bajo índice de materia orgánica. En los suelos arenosos que se encuentran en las zonas secas es posible que sus componentes disminuyan de forma considerable pues están muy poco desarrollados y la cantidad de materia orgánica es prácticamente nula.

En los suelos que se localizan en zonas templadas es posible encontrar dentro de su composición hierro, arcillas aunque en muy poca cantidad y una capa muy delgada de humus. Los que se encuentran en las regiones tropicales pueden tener un poco más de materia orgánica y además, cuentan con una capa de minerales que no se encuentra totalmente desarrollada. Poseen dentro de su composición carbono orgánico a menos del 1%. También pueden ser encontrados minerales como anfíboles, olivinos y piroxenos además de micas. En algunos lugares se ha logrado comprobar la presencia de granate y turmalina dentro de su composición.

Dónde se encuentra

Este tipo de suelo puede encontrarse en zonas secas y en estos lugares se forman a partir de arenas eólicas, sin embargo, para que puedan surgir necesitarán de la presencia de algún tipo de vegetación para evitar ser erosionados. En las zonas templadas, este tipo de suelo es común sobre todo cuando se formar de las arenas aluviales que resultan de los depósitos fluviales glaciales. Por último, es común también encontrarlos en las diferentes zonas húmedas del planeta.

Cómo mejorar un suelo arenoso

El suelo arenoso puede perfectamente ser mejorado por varios medios, uno de ellos es cuando se le agrega al menos un 40% de materia orgánica y nutrientes. Este tipo de materia orgánica incluye productos como el compost, resaca o humus. Otra idea muy efectiva es agregarle un porcentaje de tierra negra para que las plantas puedan adherirse adecuadamente al suelo y así mejorar el sostén. Una de las mejores opciones es agregar arcilla para así mejorar la capacidad de retención de agua y de nutrientes, esta acción permite que este tipo de suelo se vuelva muy fértil haciendo incluso apto para algunos tipos de agricultura.

Para qué se utiliza

El suelo arenoso es utilizado en la jardinería, en la agricultura de algunos productos que saben adaptarse a sus características, en el campo de la arquitectura, calles y carreteras y la ingeniería civil y es utilizado para rellenar jardines y áreas de juego.

Qué plantas crecen en el suelo arenoso

La agricultura en este tipo de suelo es en realidad muy difícil debido a sus características. Sin embargo, en algunos lugares es utilizado para la siembra de arroz con adecuados canales de riego, arroz padi, pimienta, anacardo y pino son productos que pueden ser sembrados en ellos siguiendo las recomendaciones de hidratación del suelo. En muchos lugares también se siembra coco en ellos y algunos tubérculos, principalmente la mandioca pues no necesita muchos nutrientes para poder crecer. Los bulbos como la cebolla, cebollinos y ajos también pueden ser sembrados en ellos al igual que la coliflor, brócoli, lechuga y repollo.

Algunos de los árboles comunes de encontrar en ellos son los cítricos que tienen la gran capacidad de adaptarse a cualquier suelo, el almendro, granado, laurel, olivo y la higuera pueden ser encontrados en el lugar. También algunos arbustos como el tomillo y la lavanda.

En qué se diferencia del suelo arcilloso

Su principal diferencia se basa en que el suelo arenoso retiene muy pocas cantidades de agua, se secan con mucha facilidad, no tienen nutrientes necesarios para que las plantas crezcan pues son muy pobres en elementos fertilizantes y tienden a drenar los líquidos con mucha rapidez. Por otro lado, el suero arcilloso se caracteriza por tener una mayor facilidad para compactarse, tiene una mayor y mejor distribución de nutrientes, aporta una buena cantidad de materia orgánica para que los cultivos crezcan y tienden a encharcarse cuando hay presencia de lluvias o cuando se riegan.

Importancia

El suelo arenoso es importante pues a pesar de que no cuenta con muchos nutrientes para dar sostén a las plantas puede ser usado en otras áreas como por ejemplo la ingeniería civil pues tiene un papel de mucha importancia en construcciones. Este es uno de los materiales favoritos para utilizar en rellenos reforzados y no reforzados y en la construcción de estructuras de suelo gracias a sus propiedades de fricción.

También es muy importante para aumentar la capacidad de drenajes en lechos de arcilla y varios tipo de plantas decorativas, árboles y arbustos prefieren este tipo de suelo para poder desarrollarse de forma adecuada. Es ideal para trabajar en el campo de la jardinería cuando se le agregan diferentes tipos de nutrientes para aumentar su capacidad. También es uno de los principales componentes de las construcciones con cemento pues son parte fundamental de la mezcla que da garantía a los cimientos.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti