Ciencias de la Tierra

Suelo arcilloso

El suelo es uno de los principales componentes de la Tierra y de suma importancia para todas las actividades que desarrolla el ser humano. Podríamos decir entonces que el suelo es un tipo de sistema abierto en el cual se pueden realizar intercambios de materia y energía. Es uno de los principales factores que son utilizados para poder cultivar alimentos y existen varios tipos de ellos, uno es el suelo arcilloso.

Suelo arcilloso Qué es, características, textura, componentes, usos, importancia

Temas relacionados

Suelo arenoso, agronomía

¿Qué es el suelo arcilloso?

El suelo arcilloso es un tipo de suelo en el cual se encuentran grandes cantidades de arcilla junto a otro grupo de importantes minerales en contraposición a otras de mayor tamaño como el limo y la arena.

Definición

El suelo arcilloso es un tipo de tierra en el cual se puede encontrar una textura en la cual se encuentran en mayor cantidad partículas que miden menos de 0.002 milímetros a las cuales se les conoce con el nombre de arcillas. Son suelos que presentan una gran capacidad de almacenar agua lo que, sin un cuidado adecuado, podría traer como consecuencias el ahogo de las raíces y los encharcamientos.

Características del suelo arcilloso

Entre sus principales características se pueden mencionar las siguientes:

Textura

Para poder saber a ciencia cierta si un suelo es de tipo arcilloso es necesario fijarse detenidamente en su textura. En el caso de los arcillosos, deberán de tener una proporción de partículas de arcilla de entre el 25% y el 45% del total de partículas que se encuentren presentes. Es importante entender que dependiendo de la cantidad de arcilla del suelo, se definirá la textura y la estructura.

Componentes

Es común encontrar como parte de los componentes del suelo arcilloso a los filosilicatos escamosos como la moscovita, biotita, clorita, vermiculita y montmorillonita. También están compuestos por algunos óxidos de cuarzo como la calcita, el yeso y la halita. Al ser producidos por cenizas volcánicas también cuentan en su composición con cristobalita y algunos materiales amorfos. El hierro y un menor grado el aluminio se encuentran dentro de sus componentes.

Dónde se encuentra

La distribución geográfica de este tipo de suelos es en realidad muy variable y prácticamente se encuentran en todo el planeta Tierra. Es común encontrarlos en paisajes de decantación, en otras palabras, en lugares donde se encuentran llanuras de gran extensión en las cuales tiende a presentarse el desbordamiento de los ríos.

Para qué se utiliza

El suelo arcilloso es utilizado para la fabricación de ladrillos, de estructuras de arcilla como jarrones y pequeñas estatuas. Puede ser utilizado en el campo de la agricultura pero necesitará de muchos cuidados para que funcione de forma adecuada y no dañe a los cultivos.

Cómo mejorar un suelo arcilloso

Una de las mejores formas de mejorar un suelo arcilloso es añadiéndole cal, la cual ocasiona que este tipo de suelo pueda romperse, sin embargo, existen medidas mejores que pueden hacerlo más fértil. El añadirle cantidades adecuadas de compost es sin duda la mejor opción pues haciendo que el suelo tenga una mayor y mejor porosidad.

El humus también es un producto que ayudará en gran manera a mejorar el nivel de fertilidad del suelo así como buenas proporciones de material orgánico. Otro aspecto que puede ser tomado en cuenta es el de añadir proporciones adecuadas de arena para evitar con esto que retengan agua en exceso y al mismo tiempo incrementar su permeabilidad.

Cómo construir una casa en suelo arcilloso

El suelo arcilloso necesita de una serie de procedimientos importantes antes de realizar algún tipo de construcción en él para que de esta forma puedan soportar el peso que produce una vivienda. Para ello, una adecuada cimentación es necesaria por medio del uso de bases y de estructuras que sean anchas para impedir que la construcción se hunda.

Es importante para este proceso el retirar aproximadamente los primeros 50 centímetros ubicados de forma más superficial y luego se deberán de colocar hoyos que midan entre los 10 centímetros de diámetro y los 2.50 centímetros de profundidad, con una distancia adecuada entre ellos que por lo general es de 1.50 metros. Posteriormente, estos hoyos deberán de ser rellenados utilizando cal aérea. A esto se le conoce con el nombre de proceso de infiltración y luego se rellenarán los hoyos con cal y arena.

Suelo arcilloso en agricultura

En el campo de la agricultura el suelo arcilloso puede ser utilizado si se siguen una serie de recomendaciones que le permitan mejorar su nivel de acidez y su capacidad de drenaje de agua. Uno de los mejores cultivos que pueden ser practicados en el suelo arcilloso es el arroz, también se suman a la lista la caña de azúcar, el sorgo y el algodón. Existen algunos tipos de cultivos como el caso de la piña que son muy tolerantes a la acidez por lo que se adaptan bien a este tipo de suelos.

Algunos árboles como el manzano, nogal y avellanos también se pueden cultivar en el lugar así como plantas florales que tienen la capacidad de tolerar bien las grandes cantidades de agua que pueden ser acumuladas en sus raíces.

En qué se diferencia del suelo limoso

Su principal diferencia es en términos de compactación pues los suelos limosos tienden a ser menos compactos que los que entran en la categoría de los arcillosos, además, son muy fértiles y tienen altas concentraciones de limo, tienen un color oscuro y pueden filtrar el agua con mucha facilidad lo que los convierte en suelos altamente fértiles. Los suelos arcillosos tienden a no eliminar el agua con facilidad ocasionando problemas en las raíces, están formados por diferentes tipos de partículas y es un suelo más fino.

Importancia

Su principal importancia radica en que este tipo de suelos son muy fértiles lo que los hacer ser aptos para la agricultura gracias a su capacidad de retener humedad, siempre y cuando se sigan las normas para mejorar la calidad del mismo. Este tipo de material es utilizado también en actividades de alfarería gracias a sus características que lo convierten en un material pegajoso cuando está húmedo y muy duro cuando se seca por completo lo que lo hace ser moldeable y fácil de manipular.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti