Biología

Ovocito

La célula es conocida como el componente fundamental que forma parte de todos los seres vivos y el cuerpo tiene millones de ellas. Existen varios tipos de células, entre ellas encontramos las células germinales las cuales tienen la función de formar los gametos, en otras palabras los óvulos y los espermatozoides. Al mismo tiempo, éstas células germinales se dividen en varias y entre ellas encontramos los ovocitos.

Ovocito | Qué es, características, partes, cómo se forma, función

Temas relacionados

Gónadas, gametos

¿Qué es un ovocito?

Un ovocito es un tipo de célula germinal que se encuentra en las mujeres y que además atraviesa un proceso por medio del cual se convertirá en un óvulo maduro por medio de un proceso conocido como meiosis el cual es un tipo de división celular tiene la función de reducir sus cromosomas a la mitad.

Características

Entre las principales características de los ovocitos se mencionan las siguientes:

Partes

Las partes que conforman al ovocito son:

Cómo se forma

La formación de los ovocitos tiene lugar durante el desarrollo del feto en la mujer. Son producidos en los ovarios por medio de una fase de desarrollo del óvulo cuando éste aún no se ha desarrollado. Se producen por medio de un proceso de gametogénesis que inicia con una célula germinal primordial la cual se transforma en un oogonio por medio del proceso de meiosis. Luego, se produce la ovogénesis, un proceso por medio del cual el ovocito se convertirá en un óvulo maduro

Función

La principal función del ovocito, al ser una célula germinal es la de participar en el proceso de la reproducción. Su principal destino es el de lograr ser fecundado para posteriormente convertirse en un organismo funcional.

Ovocito primario

El ovocito primario es el que tiene su nacimiento a partir del oogonio, por medio de un proceso conocido con el nombre de ooiciogénesis y que posteriormente dará lugar al ovocito secundario luego de que se produce la división meiótica. En los seres humanos, específicamente en las mujeres, los ovocitos primarios son producidos durante la etapa embrionaria.

En ese momento, cada oogonio que se encuentra localizado dentro de los ovarios del feto, se divide para pasar a la fase inicial de la meiosis y de esta manera convertirse en el ovocito primario. Es importante mencionar que este ovocito solamente podrá completar la meiosis cuando se produce la ovulación, en otras palabras, hasta que la niña logre alcanzar la etapa de pubertad. Es en este momento en el que el ovocito primario sufre entonces la primera división meiótica dando como resultado el ovocito secundario y además un cuerpo polar.

Ovocito secundario

El ovocito secundario es un tipo de gameto que se encuentra en el cuerpo de la mujer y que además está en un estado inmaduro y es producido a partir del ovocito primario cuando se produce la oogénesis. En el momento en que este proceso se inicia, los ovocitos primarios que tienen un total de 46 cromosomas sufren y se enfrentan a la primera división celular meiótica dando como resultado a los ovocitos secundarios.

El ovocito secundario empieza su desarrollo cuando se inicia el proceso de pubertad pues en esta fase se logra la maduración de los ovocitos, que finalmente conforman el ovocito secundario. Este ovocito, surge cuando el ovocito primario se ve finalmente afectado por las hormonas reproductivas completando en este momento la primera etapa de la división celular meiótica y generando una maduración del ovocito. Luego de qué se da esta división, la célula entonces se divide en dos, una de ellas era un pequeño cuerpo polar y la segunda el ovocito secundario.

Ovocito fecundado

La fecundación del ovocito se produce cuando éste logra unirse con un espermatozoide, tomando en cuenta que es el ovocito secundario el que tiene esta función. El proceso se realiza en las Trompas de Falopio por medio de una serie de procesos que hacen posible que los gametos puedan fusionarse. Es importante mencionar también, que para la fecundación del óvulo cito es necesario que el espermatozoide haya sufrido una serie de cambios y reacciones acrosómicas.

La fecundación inicia entonces desde el primer momento en el que el espermatozoide logra abrirse paso por medio de las barreras que tiene el ovocito, las cuales incluyen la corona radiada, la zona pelúcida y la membrana plasmática. Únicamente los espermatozoides más aptos son los que logran llegar a los ovocitos para poder fecundarlos.

En qué se diferencia del ovulo

La principal diferencia que se da entre un ovocito, específicamente el secundario y el óvulo, es que el primero de ellos es considerado una célula inmadura que se logra formar luego de que se produce la primera división meiótica, el óvulo por su parte es un gameto maduro que se logra formar luego de que se produce la segunda división de la meiosis. El ovocito secundario caracteriza también por haber completado únicamente una fase de meiosis mientras que el óvulo ha logrado completar la segunda fase.

El ovocito secundario es una célula que se encuentra en un estado inmaduro mientras que el óvulo ya es considerado una célula madura. El ovocito tiene la capacidad de someterse al proceso de meiosis pero esa situación no sucede en el óvulo. Por último, el ovocito secundario proviene del ovocito primario mientras que el óvulo se deriva de la formación del ovocito secundario.

Importancia

El ovocito este vital importancia porque interviene y afecta la supervivencia temprana de los embriones logrando de esta manera mantener adecuadamente un embarazo para que se logre dar un buen desarrollo fetal. Es un aspecto de suma importancia en las tecnologías de reproducción asistida pues forman parte fundamental del proceso. Además, es el encargado de la creación final del cigoto cuando funciona su núcleo con el espermatozoide, logrando con esto crear el proceso de fecundación.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Ovocito. Recuperado el 2 diciembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/ovocito/

Recomendado para ti