Biología

Membrana plasmática

La membrana plasmática también llamada membrana celular, es una capa compuesta por proteínas, fosfolípidos y glucolípidos que cubre y envuelve las células, proporcionándoles protección y manteniéndolas separadas del medio ambiente. Es una barrera de protección entre la célula y la parte externa que la rodea o entorno, esto porque funciona como mecanismo de entrada y salida de moléculas por medio de ella. Con su permeabilidad selectiva logra determinar cuáles sustancias deben ingresar a la célula para su buen funcionamiento. Para mantener y preservar la vida, hay una serie de reacciones químicas que son necesarias para mantenerla y la célula por esta razón, necesita de un medio interno que sea apropiado para realizar esta función, y para esto, existe la membrana plasmática.

Membrana plasmática

También conocida como

Membrana celular, plasmalema

¿Qué es la membrana plasmática?

La membrana plasmática o membrana celular, es una capa que cuenta con una mecanismo de permeabilidad selectiva, que funciona como barrera de protección para la célula con el medio externo que la rodea y que permite de esta manera, la entrada y salida de moléculas al interior de la célula, ayudando a mantener un equilibrio adecuado intracelular y extracelular.

Características de la membrana plasmática

La membrana plasmática mide entre 6 y 10 manómetros, lo que quiere decir que es muy delgada. Está compuesta por tres capas, dos líneas internas y dos externas y en medio de éstas se encuentra una capa más delgada llamada modelo de mosaico fluido. Su principal característica es la permeabilidad selectiva, lo que permite a la membrana decidir cuáles moléculas ingresan cuales deben de salir de la célula. Es consistente, lo que le permite darles forma a las células siendo el soporte de las mismas. Regula el crecimiento de las células equilibrando los procesos de endocitosis y exocitosis.

Componentes

Dentro de los principales componentes de la membrana plasmática están los lípidos (que incluyen los fosfolípidos y colesterol), las proteínas y carbohidratos. Los fosfolípidos forman la estructura básica de la membrana plasmática. El segundo componente de las membranas plasmáticas son las proteínas.Existen dos categorías importantes de proteínas de membrana: las integrales y periféricas. Las proteínas integrales están dentro de la membrana y las periféricas se localizan fuera de la célula y están unidas a los fosfolípidos. El tercer componente son los carbohidratos localizados en la superficie exterior de la célula y forman junto con las proteínas un mecanismo para identificar moléculas, parte importante de nuestro sistema inmunitario pues permiten marcar una diferencia entre las células que deben ser atacadas y las que no.

Estructura de la membrana plasmática

Su estructura se basa en dos láminas compuestas de glucolípidos, fosfolípidos y proteínas que se encuentran rodeando a la célula, le dan forma y le ayudan a mantener un adecuado equilibrio entre el medio intracelular y extracelular de la célula. Observada en un microscopio electrónico se puede ver dos capas bilaterales oscuras y una más clara ubicada en el centro.

Función de la membrana plasmática

Su función más importante es la de mantener el medio interno de la célula separado de la capa de fosfolípidos, además de ser un medio de transporte, siendo una barrera selectiva que le permite a la célula diferenciarse del medio que la rodea. Le permite a la célula dividirse en orgánulos y de esta manera logra proteger las reacciones químicas que se presentan en cada uno de ellos. Forma una barrera permeable por medio de la cual solo entran o salen sustancias que son realmente necesarias. Funciona como medio de transporte llevando sustancias de un lugar a otro dentro de la membrana. Mide todas las interacciones que se dan entre las células internas y externas. Al ser la membrana el límite celular, la membrana funciona como medio de protección, siendo una barrera que difiera entre las sustancias nocivas y organismos patógenos que ingresan al organismo. Asimismo, la membrana es la responsable de la relación y comunicación otras células, pues contiene receptores (principalmente proteínas) que reconocen señales de determinadas moléculas y que se encargan de transmitir la información al citoplasma para que logre llegar al núcleo. Por último, la membrana plasmática se encarga de darle forma a la célula por medio de los componentes que posee en la matriz extracelular.

Propiedades de la membrana plasmática

Posee una importante propiedad de selectividad, lo cual le permite expulsar de la célula desechos que resultan del metabolismo, ayuda a incorporar nutrientes y también intercambia iones necesarios para poder mantener las funciones de las células como la contracción muscular, liberación de hormonas y neurotransmisores. Otra propiedad de la membrana es su fluidez la cual depende de los ácidos grasos insaturados que se encuentran en las moléculas, cuando estos ácidos son grasosos, la membrana tendrá mayor fluidez.  La membrana plasmática es permeable a sustancias hidrofóbicas y es impermeable a iones o sustancias de tamaño aumentado como carbohidratos y aminoácidos, es por esta razón, que podemos decir que también es semipermeable ya que permite el paso preferencial de algunas sustancias localizadas fuera de ella.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti