Biología

Organismos autótrofos

Un organismo autótrofo, dentro de la rama de la ecología, es un organismo que sirve como productor primario dentro de una cadena alimenticia. Los organismos autótrofos obtienen su energía y nutrientes mediante el aprovechamiento de la luz solar y lo hacen por medio de la fotosíntesis, por lo que son llamados también fotoautótrofos, y, en algunas extrañas ocasiones, obtienen energía química por medio de la oxidación y son llamados quimio autótrofos para producir sustancias orgánicas a partir de sustancias inorgánicas. Autótrofos no consumen otros organismos; sin embargo, son consumidos por heterótrofos.

Organismos autótrofos

Temas relacionados

Organismos heterótrofos

¿Qué son los organismos autótrofos?

Los organismos autótrofos son aquellos seres que pueden llegar a producir su alimento sin necesidad de consumir otros organismos y tienen la capacidad de sintetizar nutrientes a partir de las sustancias inorgánicas.

Características de los organismos autótrofos

Las principales características de los organismos autótrofos son las siguientes:

Origen

Los primeros seres vivos en la Tierra eran similares a los organismos unicelulares más primitivos como las bacterias y las algas verde-azules, pero eran heterótrofos. Estas sustancias, asociadas al interior de las primeras células, se usaban para obtener energía por medio de la fermentación anaerobia. Eran también capaces de fermentar muchos tipos de carbohidratos.

Se dio un proceso de evolución biológica, y surgieron bacterias capaces de incorporar el dióxido de carbono de la atmósfera a compuestos reducidos de origen metabólico utilizando para ello el Ácido sulfhídrico atmosférico mediante procesos fotosintéticos primitivos.

Luego aparecieron tipos de bacterias que utilizaban las moléculas de sulfatos, mucho más energéticas, que liberaban ácido sulfhídrico como un producto secundario. Estos fueron los primeros autótrofos, ya que no había otros microorganismos de los cuáles obtener energía.

Cuáles son los organismos autótrofos

Los organismos autótrofos son los seres que tienen la capacidad de poder producir su propio alimento. Pueden tomar sustancias inorgánicas de sus propios organismos para transformarlas en alimentos. Están conformados por un gran grupo de vegetales, plantas y algunos tipos de bacterias que viven en ambientes fóticos.

Clasificación

Los organismos autótrofos se clasifican en dos tipos:

Nutrición

El término autótrofo está compuesto dos palabras «auto» y «troph«. La palabra auto significa por sí mismo y la palabra troph significa nutrición. Entonces, en la nutrición autótrofa, el alimento es fabricado por el mismo organismo en presencia de la luz solar al tomar materias primas como dióxido de carbono o agua del entorno. Todas las plantas verdes, algas verdes azuladas y bacterias autótrofas tienen modo de nutrición autótrofo.

Estos organismos contienen un pigmento colorante verde conocido con el nombre de clorofila que es capaz de atrapar la energía solar. Esta energía solar es luego utilizada por las plantas para sintetizar alimentos en forma de almidón mediante la combinación de dióxido de carbono y agua extraída del entorno mediante el proceso de fotosíntesis.

Importancia de los organismos autótrofos

La importancia y el papel que cumplen los organismos autótrofos dentro del desarrollo y la estabilidad de la vida en el planeta es de suma importancia. Es por esta razón que es tan importante cuidar el medio ambiente y mantener intactas las zonas verdes del planeta para de esta forma lograr asegurar una larga existencia a la Tierra.

Debido a que los organismos autótrofos tienen la capacidad de transformar las cosas inorgánicas en orgánicas, los organismos autótrofos forman en sí un eslabón clave dentro de la cadena alimentaria, esto porque su metabolismo les permite desarrollarse ellos mismos y no a partir de otros seres vivientes. Además, si este tipo de organismo no existieran hubiese sido imposible concebir la vida tal cual hoy la conocemos por lo que su importancia excede los límites de la realidad.

Los organismos autótrofos son el inicio de la cadena alimenticia y además aportan oxígeno a la atmósfera. Durante su evolución los organismos autótrofos se encargaron de dar origen a las plantas, algas y bacterias y fotosintéticas que se encuentran en el medio ambiente.

Ejemplos

Algunos ejemplos de organismos autótrofos son los siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti