Derecho

Libertad de pensamiento

La libertad de pensamiento ha sido alabada de forma continua dentro de la teoría política y ha sido celebrada por muchos años en el discurso de los derechos humanos. Para muchos la libertad de pensamiento se considera una libertad básica, debido a la importancia del pensamiento en todos los aspectos de la vida humana. La importancia fundamental de la libertad de pensamiento es esencial en el establecimiento y mantenimiento de derechos y libertades fundamentales, y en la capacidad de desarrollar y experimentar los propios pensamientos sin la influencia indebida de otros.

Libertad de pensamiento | Qué es, características, legislación, ejemplos

Temas relacionados

Libertad de culto

¿Qué es la libertad de pensamiento?

La libertad de pensamiento es la capacidad que tienen los individuos de forma consciente para poder adoptar, conservar o cambiar cualquier tipo de opinión, pensamiento o creencia para luego poder manifestar los sin que exista ningún tipo de coacción.

En qué consiste

La libertad de pensamiento es un derecho que tienen todas las personas a poder pensar de forma libre, a tener sus propias ideas y a mantener posiciones que se basen en su conciencia o en creencias religiosas. Este tipo de derecho también incluye la libertad para poder cambiar la forma de pensar y de manifestar las creencias ya sea de forma individual o colectiva, de forma privada o pública por medio de las diferentes prácticas, enseñanzas y cultos. Todas las legislaciones, políticas y gobiernos tienen la obligación de respetar este derecho.

Características de la libertad de pensamiento

Entre sus principales características podemos encontrar las siguientes:

Historia

Los antecedentes de la libertad de pensamiento se encuentran en la Revolución Francesa, un hecho que permitió que se dieran grandes e importantes cambios no sólo para Francia sino para todo el mundo. Tres países son considerados como fundamentales en el estudio del origen de la libertad de pensamiento, Inglaterra, Francia y los Estados Unidos. El primer país en el cual se dieron las manifestaciones a favor de este tipo de libertad fue en Inglaterra con la llegada de la imprenta se incrementó gracias a la libertad de expresión y con ella, la libertad de pensamiento.

Los argumentos a favor de la libertad de pensamiento aparecieron en varios escritos a favor de la tolerancia religiosa y la libertad de expresión y de prensa a lo largo del siglo XVII. Con el paso del tiempo, la idea pudo finalmente establecerse de forma correcta hasta que en el año 1948, el derecho a la libertad de pensamiento fue definida como tal dentro de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Quién propuso la libertad de pensamiento

En realidad, la libertad de pensamiento fue propuesta en conjunto por muchos hombres que formaron parte de la historia universal. Desde los filósofos Platón y Sócrates hasta algunos de los grupos que formaron parte de las escuelas filosóficas de Roma. Se considera que Luigi Luzzaatti, escribió el primer texto relacionado con la libertad de la conciencia, un documento que representó un ejemplo de tolerancia religiosa. También realizaron valiosos aportes personajes como Michel de Montaigne, John Locke, Voltaire y Rousseau durante el siglo XVIII.

Legislación

Todas las personas tienen el derecho a disfrutar de la libertad de pensamiento, para ello, en los países se estipulan varios aspectos relacionados con ella dentro de las Constituciones Políticas de cada país. Además, ha sido establecida dentro de la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y se ha desarrollado con el paso del tiempo.

En qué se diferencia de la libertad de expresión

La libertad de pensamiento es un tipo de libertad que establece que ninguna persona puede llegar a ser perseguida, molestada o sancionada por el simple hecho de pensar de forma diferente o por tener alguna determinada creencia. Ninguna cosa o persona puede tener algún tipo de injerencia sobre este tipo de derecho y los poderes públicos tienen la responsabilidad de reconocer que el pensamiento de una persona es materia que se encuentra completamente exenta de la jurisdicción.

El derecho a la libertad de expresión es un derecho que implica el derecho a poder recibir información sobre cosas, hechos u opiniones ajenas. Es un derecho a tener comunicación de forma recíproca entre los individuos y además, condena como lesiva en contra de la dignidad, la censura de noticias, de libros y de medios de prensa. La libertad de expresión además, se encuentra sujeta a ciertas limitaciones que se fundamentan en el derecho a los demás, por esta razón, se encuentra limitada, en algunos casos, por la prohibición y por el castigo, la injuria y la publicación de algunos tipos de información que son calificadas como obscenas.

Importancia

La libertad de pensamiento es muy importante porque todas las personas tienen el derecho a escoger sus propias ideas y su forma de pensar, a elegir sus creencias y a cuestionar. Es considera además como la libertad de manifestarse la cual al mismo tiempo le brinda protección al ciudadano frente al poder y frente a otras personas. Es considerada además como una herramienta fundamental para que los derechos fundamentales de los hombres puedan ser ejercidos de forma correcta ya que con ella, se cumplen también los derechos sociales y se reduce la discriminación.

Ejemplos de libertad de pensamiento

Algunos ejemplos de la libertad de pensamientos son los siguientes:

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Libertad de pensamiento. Recuperado el 2 diciembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/libertad-de-pensamiento/

Recomendado para ti