Cine y Televisión

Kinetoscopio

El kinetoscopio fue un dispositivo que se creó de forma previa al proyector cinematográfico. Este proyector fue inventado por Thomas Alva Edison y por William Dickson a finales de la década de 1880, a partir de la versión del zoopraxiscopio de Edward Muybridge. Este dispositivo tenía como finalidad dar una visión individual de bandas de imágenes continuas, pero sin la posibilidad de proyectarse en una pantalla. La película que poseía un movimiento de forma permanente tenía que pasar por una lámpara eléctrica y también por debajo de un disco que giraba el cual, a su vez, estaba perforado e iluminaba por poco tiempo cada fotograma que pasaba congelando el movimiento de la película al mismo tiempo, proporcionando de esta manera, alrededor de 40 imágenes por segundo.

Kinetoscopio

Temas relacionados

Proyector cinematográfico, Thomas Edison

¿Qué es el kinetoscopio?

También conocido como quinetoscopio o cinetoscopio, fue el precursor moderno para desarrollar el proyector cinematográfico actual. Basado en cilindros rotativos que permitía proyectar animaciones muy cortas debido a la limitación del diámetro del cilindro. Creado por Edison y Laurie Dickson. Tenía una duración muy corta para poder transmitir las imágenes.

Para qué sirve el kinetoscopio

El kinetoscopio era muy popular en su época y fue un aparato que se creó con el objetivo de lograr proporcionar una visión individual de bandas de imágenes sin fin, aunque no a pesar de esto, no permitía su proyección sobre una pantalla. Estaba formado por una caja de madera vertical con una serie de bobinas sobre las cuales corrían 14 m de película en un bucle continuo. Esta película se encontraba todo el tiempo en un movimiento giratorio constante, las imágenes que generaba pasaban ante una lámpara eléctrica y por debajo de un cristal ampliador que se encontraba colocado en la parte superior de la caja. Entre la lámpara y la película se encontraba también un obturador de disco rotatorio, el cual estaba perforado con una estrecha ranura, que iluminaba cada fotograma tan brevemente que congelaba el movimiento de la película, y de esta manera lograba proporcionar unas 40 imágenes por segundo. Las películas que se utilizaba en esa época eran de ¾ de pulgada, aproximadamente 19 mm, y eran movilizadas por medio de un interesante mecanismo de alimentación horizontal. Las imágenes que generaban eran de forma circular y el visor empezaba a funcionar cuando se le introducía una modera que se encargaba de activar el motor eléctrico y daba una visualización de unos 20 segundos.

Historia del kinetoscopio

En el mes de febrero de 1888, Muybridge, se encargó de dar una conferencia por medio de la cual hizo la introducción de un aparato llamado zoopraxiscopio, la cual fue una versión original del primer aparato para reproducir imágenes en continuo movimiento. El kinetoscopio fue inventado por Thomas Edison y William K. L. Dickson. El propósito de este invento creado por Edison era el de crear un sistema audiovisual absoluto con el cual se pudiera ver y escuchar una obra como si estuviéramos en el lugar. Esta interesante máquina ha sido considerada como la primera máquina proyectora de cine. A principios de la década de 1890 se inició su uso en el cine y se hizo popular de manera muy veloz en fiestas de carnavales y en atracciones. El Kinetoscopio era un aparato destinado a la visión individual de bandas de imágenes sin fin, pero que no permitía su proyección sobre una pantalla. Era una caja de madera vertical con una serie de bobinas sobre las que corrían 14 m. de película en un bucle continuo.

Inventor del kinetoscopio

El inventor Thomas Edison, fue el dueño y señor de una patente, la cual pertenecía precisamente un aparato de filmación al que llamó kinetoscopio. Edison lo construyó en el año 1891, impulsado por el interés que presentaba por las imágenes en movimiento después de conocer al pionero en fotografía Eadweard Muybridge y su obra. Más tarde, en Francia, se tiene la creencia que la reunión que mantuvo Edison con el fisiólogo Etienne-Jules Marey ayudó a encauzar los trabajos en la dirección correcta. Marey fue capaz de producir una serie secuencial de imágenes fijas usando rollos de película continua, llamando a esta técnica cronofotografía. Y de esta forma fue como se dio origen al kinetoscopio. El prototipo fue presentado el día 20 de mayo de 1891. Se utilizaron películas de 18 mm de ancho, que según el autor David Robinson, “se deslizaba horizontalmente entre dos bobinas, a una velocidad constante.”

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti