Publicidad

Publicidad

Química

Ácido clorhídrico

El ácido clorhídrico es básicamente la solución acuosa del gas cloruro de hidrógeno. Es también el principal componente del ácido gástrico, un ácido que es producido de forma natural en el estómago del ser humano el cual sirve para ayudar a digerir los alimentos. Este tipo de ácido también puede ser producido de forma sintética para ser utilizado en diversas aplicaciones industriales y comerciales, y puede formarse por medio de diversos procesos de fabricación, como la disolución del gas cloruro de hidrógeno en agua.

¿Qué es el ácido clorhídrico?

El ácido clorhídrico o ácido muriático como se le conoce también es un compuesto químico de tipo binario el cual está compuesto por moléculas que incluyen un átomo de cloro y un átomo de hidrógeno.

Características del ácido clorhídrico

El ácido clorhídrico, muriático, marino, aguafuerte o salfumán, como es conocido por lo general, es un compuesto binario que tiene las siguientes características importantes:

Historia

Su historia es bastante antigua, en la época medieval era conocido con el nombre de espíritu de sal y su descubrimiento se le atribuye a Priestley Glauber. Durante la Primera Revolución Industrial se dio un aumento importante en el uso de las sustancias alcalinas y por esta razón, Nicolás Leblanc logró desarrollar un método para obtener el ácido aumentando la producción. Este proceso utilizaba carbón, piedra caliza y ácido sulfúrico para poder transformar el agua en sosa, liberando al mismo tiempo cloruro de hidrógeno como producto de desecho.

En este proceso, grandes cantidades de ácido clorhídrico eran liberadas en la atmósfera y era básicamente un producto de desecho. En el año 1863, se creó una ley que prohibía a las industrial liberar el ácido y a absorberlo en las mismas industrias lo que generó que se empezara a producir el ácido en grandes cantidades a nivel mundial. En el siglo XX, el proceso anteriormente mencionado cambió evitando la producción de ácido, pero para este tiempo, ya se la había dada una especial importancia en varios campos lo que se decidió invertir en procesos para su fabricación.

Estructura

En su estructura, cada una de las moléculas de HCl se encuentran formadas por un átomo de hidrógeno y por un átomo de cloro.

H – CI

Fórmula

La fórmula del ácido clorhídrico es HCl.

Nomenclatura

En cuanto a su nomenclatura, el ácido puede ser conocido por medio de los tres sistemas que existen:

Propiedades físicas del ácido clorhídrico

En cuanto a las propiedades físicas del ácido clorhídrico es importante mencionar que, aspectos como el punto de fusión, de ebullición y la densidad del mismo, dependerán en gran parte de la concentración de HCl que esté presente en una disolución ácida. Aproximadamente se pueden también mencionar sus siguientes propiedades físicas:

Propiedades químicas

Algunas de sus principales propiedades químicas se menciona a continuación:

Obtención

El ácido clorhídrico puede llegar a ser obtenido a partir de la adición de ácido sulfúrico a la sal común y calentando esta mezcla a 150° C, a este proceso se le conoce con el nombre de adición de ácido sulfúrico. Existe también otro método para su obtención el cual se usa cuando se necesitan fabricar grandes cantidades de ácido.

En este proceso, se electroliza una solución de sal común para poder obtener cloro, hidróxido de sodio e hidrógeno. Luego, el gas cloro que se obtiene se mezcla con el gas hidrógeno para formar HCl en estado puro. Este tipo de procedimiento implica una reacción de tipo exotérmica.

Usos del ácido clorhídrico

Son varios los usos que se le pueden dar al ácido clorhídrico, entre los más importantes encontramos:

Beneficios

El ácido clorhídrico es beneficioso en muchos aspectos de la industria. Es un ingrediente fundamental en la creación de productos de limpieza, en el campo de la metalurgia haciendo posible que los metales puedan depurarse. Es útil para eliminar manchas, sedimentos o impurezas.

Es además un ácido que se encuentra de forma natural dentro del organismo del ser humano, específicamente en el estómago en donde colabora en la descomposición de los alimentos que son ingeridos y colabora también fortaleciendo el sistema inmunológico.

Riesgos

Es importante recordar que este ácido tiene un efecto altamente corrosivo por lo que su uso implica una serie de riesgos para la salud. Si se inhala, se puede producir irritación en ojos, nariz, garganta e incluso bronquios produciendo una serie de complicaciones e incluso quemaduras químicas. Puede también producir varios síntomas pulmonares graves como el edema, la falta de aire y el aumento en la mucosidad respiratoria, este ácido puede dejar graves secuelas luego de ser inhalado.

Si está en contacto con la piel puede llegar a producir quemaduras en la piel y en los ojos las cuales producen picazón y dolor intenso. Una salpicadura del ácido puede provocar conjuntivitis, ojos rojos, dolor y visión borrosa, en casos graves, quemaduras en la córnea. Cuando se ingiere, se producirán quemaduras graves en la boca, garganta, estómago y dificultad para ingerir alimentos. Las náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea son comunes, además, puede incluso perforar el tubo digestivo lo que desembocaría un grave estado de shock, arritmias y muerte.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Ácido clorhídrico. Recuperado el 4 diciembre, 2022, de Euston96: https://www.euston96.com/acido-clorhidrico/

Recomendado para ti