Astronomía

Radiación cósmica

Los rayos cósmicos o radiación cósmica son fragmentos de átomos que caen sobre la Tierra y que provienen del sistema solar. Estos rayos se incendian a la velocidad de la luz y se consideran como los responsables de problemas con la electrónica en satélites y otras máquinas.

Radiación cósmica

Temas relacionados

Campo magnético

¿Qué es la radiación cósmica?

La radiación cósmica son básicamente partículas subatómicas que llegan a la tierra desde el espacio exterior y cuya energía es bastante elevada debido a que pueden viajar a velocidades cercanas a las de la luz.

Definición

La radiación cósmica es un tipo de radiación ionizante que consiste en un grupo de partículas que poseen alta energía, principalmente está formada por núcleos de átomos y por partículas que son creadas por la interacción que se da la atmósfera. La radiación cósmica primaria proviene del espacio y del Sol. La radiación cósmica secundaria es el tipo de radiación cósmica que abarca partículas que son establecidas de forma directa o en reacciones en cascada que se dan entre la radiación cósmica primaria y la atmosfera.

Características de la radiación cósmica

Las principales características que podemos observar en la radiación cósmica son las siguientes:

Descubrimiento

Si bien los rayos cósmicos se descubrieron en la década de 1900, los científicos sabían que algo misterioso estaba sucediendo desde la década de 1780. Fue cuando el físico francés CharlesAugustin de Coulomb, observó que una esfera con carga eléctrica de repente y misteriosamente ya no estaba siendo cargada. En ese momento, se pensaba que el aire era un aislante y no un conductor eléctrico. Sin embargo, con más trabajo, los científicos descubrieron que el aire puede conducir electricidad si sus moléculas están cargadas o ionizadas.

Pero de dónde venían estas partículas cargadas era un misterio. El 7 de agosto de 1912, el físico Victor Hess voló un globo de gran altura y descubrió tres veces más radiación ionizante allí que en el suelo, lo que significaba que la radiación debía provenir del espacio exterior. Pero el rastreo de las “historias de origen” de los rayos cósmicos tomó más de un siglo. En 2013, el telescopio espacial de rayos gamma Fermi de la NASA publicó los resultados de la observación de dos remanentes de supernova en la Vía Láctea: IC 433 y W44.

Origen de la radiación cósmica

El origen de la radiación cósmica aún no se sabe con exactitud, pero se considera que durante los períodos en que se emiten las grandes erupciones solares, el sol emite rayos cósmicos que tienen energía baja. Las explosiones de supernovas son en parte responsables de la aceleración inicial de los rayos cósmicos debido a que los restos de las explosiones son fuentes de radio. Algunos científicos consideran que su origen se encuentra de una constelación ubicada cerca de Centaurus la cual tiene un núcleo activo.

Componentes

Los rayos cósmicos se encuentra compuestos por una serie de partículas de tamaño subatómico que se encuentran cargadas y que son aceleradas a velocidades muy cercanas a las de la luz. Podemos encontrar como sus componentes los núcleos atómicos de prácticamente todos los elementos que existen en la tabla periódica. Principalmente están compuestos de hidrógeno y de helio. También se pueden encontrar electrones y algunas partículas antimaterias.

Efectos

Son varios los efectos que puede producir la radiación cósmica, entre ellas mencionamos:

Radiación cósmica de fondo

La radiación cósmica de fondo es la energía que quedó como remanente del Big Bang y que dio origen al universo. Esta predicción fue realizada por el físico ruso George Gamow y fue detectada por primera vez en el año 1964. De acuerdo a la teoría del Big Bang, la radiación cósmica de fondo debe ser el espectro que caracteriza a un cuerpo que se encuentra en equilibrio termodinámico.

Importancia

La radiación cósmica es importante no sólo para los diferentes estudios astrofísicos que también afectan a la biosfera y a la meteorología espacial. Es de gran uso en el área de la ingienería principalmente en el momento para poder diseñar las tecnologías espaciales. Muchos científicos consideran que la radiación cósmica puede ayudar a desempeñar la función que realiza la luz solar en los lugares que carecen de luz estelar, en los planetas errantes que no se encuentran girando alrededor de ninguna estrella. Las partículas radioactivas que nacen de la radiación cósmica proporcionan energía para poder mantener la vida por medio de la radiolisis descomponiendo las sustancias químicas por medio de la radiación nuclear.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti