Química

Fosfato de calcio

El fosfato de calcio es uno de los material más importantes que se pueden encontrar en el campo de la biología, industria, medicina y odontología. La forma en que se encuentra compuesto, todas las funciones que puede cumplir y los usos que se le pueden llegar a dar en un determinado momento lo hacen ser vital en muchos aspectos. Sus importantes propiedades se han estudiado a lo largo del tiempo para entenderlas mejor, y para conocer en cuáles áreas puede ser utilizado.

¿Qué es el fosfato de calcio?

El fosfato de calcio o ácido fosfórico es un tipo de sal cálcica que se caracteriza por ser de color blanco, no tiene olor ni sabor y además tiene un muy bajo nivel de solubilidad cuando está en contacto con el agua.

Características del fosfato de calcio

El fosfato de calcio es una combinación entre dos sustancias o elementos, la sal y el fósforo, y es parte del grupo de minerales conocido con el nombre de contentivo de iones de calcio u ortofosfatos. Es común encontrarlos en diferentes tipos de alimentos, sin embargo, también puede ser encontrados en medicamentos y fórmulas. Entre sus principales características se pueden mencionar las siguientes:

Estructura

La mayoría de los fosfatos de calcio poseen un tipo de estructura amorfa. En ella se encuentra el calcio y el fosfato (FCA). Posee la siguiente estructura molecular:

[Ca.sub.3](PO.sub.4).sub.2]*n[H.sub.2].

Fórmula

La fórmula química del fosfato de calcio es la siguiente: Ca3(PO4)2

Nomenclatura

Siguiendo las reglas utilizadas para poder nombrar las diferentes combinaciones que se dan entre los elementos y los compuestos, la nomenclatura del fosfato de calcio es la siguiente:

Propiedades físicas del fosfato de calcio

Entre las propiedades físicas del fosfato de calcio se menciona las siguientes:

Propiedades químicas

Las principales propiedades químicas del fosfato de calcio se mencionan a continuación:

Obtención

El fosfato de calcio se encuentra en muchos tipos de alimentos que son consumidos diariamente, como por ejemplo, la leche y los quesos. Es fabricado en laboratorios para poder ser utilizado en medicamentos y es también agregado como un suplemento nutricional.

Usos del fosfato de calcio

El fosfato de calcio es muy utilizado para ayudar a mantener una buena salud dental brindando mayor dureza y fortaleza a los huesos ubicados en la boca, también interviene de forma positiva en el resto del sistema óseo, ayudando a reducir las posibilidades o retardando la aparición de algunas enfermedades como la osteoporosis. Es también muy utilizada por deportistas pues tiene la capacidad de ayudar a controlar la contracción muscular y aumentar el rendimiento.

Puede ser utilizado para tratar la depresión, disminuir la cantidad de dolores de cabeza, mejorar el estado de ánimo en personas que han atravesado situaciones difíciles y ayuda a conciliar el sueño en casos de insomnio. Los nutricionistas también utilizan el fosfato de calcio pues ayuda a los pacientes a bajar de peso, con lo que también se tratan enfermedades secundarias como al hipertensión arterial y los niveles elevados de colesterol en la sangre.

La industria alimenticia utiliza el fosfato de calcio agregándolo a alimentos ya procesados lo que ayuda a regular el nivel de acidez y ayudan a mejorar la calidad de nutrientes de los alimentos, principalmente los lácteos. Es un mineral que puede ser usado en la creación de panes pues mejora el proceso del horneado y los resultados.

En odontología, el fosfato de calcio es usado para la realización de limpiezas dentales pues es considerado como un blanqueador potente, esto debido a una serie de propiedades abrasivas con las que cuenta. También es agregado a los componentes que forman parte de las cremas dentales y se usa en ocasiones como un medio preventivo para mantener dientes y encías saludables.

Riesgos

El fosfato de calcio a pesar de que es un mineral que puede resultar beneficiosos para la salud, cuando es consumido en exceso puede representar un gran riesgo para la misma. Cuando se toma en exceso, se puede presentar una condición conocida con el nombre de osteodistrofia renal, una patología que ocasiona que el metabolismo óseo se vuelva muy lento. Puede también llegar a provocar problemas estomacales, náuseas, vómitos y una reducción considerable en el apetito.

Este mineral, tomado en exceso y sin control médico puede también llegar a ocasionar hipercalcemia, formación de piedras en los riñones, problemas cardiovasculares principalmente en mujeres y complicaciones en los riñones por lo que no debe de ser tomado por personas que tengan algún tipo de enfermedad relacionada con este órgano corporal.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti