Economía

EBITDA

El EBITDA es conocido en el ámbito de la economía como uno de los principales indicadores de las finanzas y el más utilizado que se considera hasta cierto punto como una herramienta imprescindible en el momento de realizar un análisis fundamental de una empresa. Sus siglas representan un acrónimo y son en inglés, las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, que en idioma inglés significaría Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization, en otras palabras podemos decir que las siglas en sí envuelven todo el beneficio bruto de explotación que es calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros.

EBITDA

Temas relacionados

Flujo de caja

¿Qué es EBITDA?

Es un indicador de finanzas que tiene como objetivo concretar las ganancias o las utilidades que han sido alcanzadas por una empresa sin tomar en cuenta gastos no contables que no implican salidas de dinero.

Definición

El EBITDA es el cálculo más importante que es utilizado para determinar qué parte del flujo de efectivo de una empresa proviene de las operaciones en curso. Es el indicador del rendimiento financiero que tiene una empresa. Es un indicador importante que nos muestra la salud de una empresa.

Bien puede ser positivo o negativo. Un negocio se considera saludable cuando su EBITDA es positivo por un período prolongado de tiempo. Incluso las empresas rentables, sin embargo, pueden experimentar períodos cortos de EBITDA negativo.

Para qué sirve el EBITDA

Al ser el EBITDA el ingreso neto con intereses, impuestos, depreciación y amortización agregados a él puede llegar a ser utilizado para analizar y comparar la rentabilidad que existe entre empresas e industrias, ya que elimina los efectos de las decisiones financieras y contables. El EBITDA es generalmente utilizado en el estudio de los índices de valoración y se compara con el valor de la empresa y los ingresos.

En resumen, es una técnica que es aplicada para lograr hacer mediciones sobre la capacidad que tiene una empresa para producir beneficios de una actividad productiva pero sin tomar en consideración en sus cálculos la totalidad de los gastos que se tienen en la empresa.

Origen

El EBITDA empezó a utilizarse más comúnmente con las compras apalancadas en la década de 1980, cuando se usó para poder mostrar la capacidad de una empresa para pagar la deuda. Conforme pasó el tiempo, su uso se hizo más popular en las industrias que poseían activos. Actualmente, es comúnmente cotizado por muchas compañías, especialmente en el sector de tecnología.

Cómo calcular el EBITDA

El EBITDA se calcula a partir del resultado final de explotación que tiene la empresa, dejando aparte los gastos por intereses e impuestos y las disminuciones de valor por amortizaciones o depreciaciones, para poder mostrar el resultado puro de explotación que posee la empresa. Es por esto que los elementos financieros, tributarios, los cambios de valor del inmovilizado y de recuperación de la inversión deben quedar fuera de este indicador. La fórmula para calcular el EBITDA es la siguiente:

EBITDA = Ingresos – costes de los bienes comercializados – costes generales de administración

Interpretación

Se debe tener en consideración que el EBITDA elevado no significa necesariamente que exista una buena gestión empresarial, sino que también podría indicar la presencia de un elevado endeudamiento o de otros factores que condicionan este cálculo. Es importante considerar estos otros aspectos de forma conjunta en el análisis de una empresa y cuando se interpretan los resultados del EBITDA. Debido a esto, lo común es usarlo en relación con otros parámetros como la inversión realizada, las ventas efectuadas o el endeudamiento que se ha adquirido en un período de tiempo determinado.

Ventajas

Entre sus ventajas más sobresalientes podemos mencionar:

Desventajas

Las principales desventajas del EBITDA son las siguientes:

Importancia del EBITDA

La principal importancia que tiene el EBITDA es que tiene la capacidad de presentarnos los resultados de un proyecto sin valorar factores tributarios y financieros, lo que nos ayuda a no alterar el desarrollo del mismo y su resultado final. También nos ayuda a determinar el valor que tiene una empresa, a poder evaluar la capacidad de la misma para pagar sus deudas y a determinar la capacidad de una empresa para formar excedentes para actividades como el pago de dividendos.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti