Psicología

Anosognosia

La anosognosia no es en sí misma, una enfermedad, sino más bien, un síntoma que se manifiesta por la incapacidad del paciente de tomar consciencia de las facultades motrices o cognitivas que ha perdido. Es así como una persona con anosognosia vive como si no sufriera la patología que padece y no toma en cuenta el peligro que su enfermedad puede acarrear. Contrariamente a la negación, que es un comportamiento de orden psicológico, la anosognosia es de orden patológico aun cuando sigue siendo en la actualidad un misterio para la ciencia.

Anosognosia

Temas relacionados

Agnosia

¿Qué es la Anosognosia?

La anosognosia es un término que evoca el hecho de que un paciente ignora su enfermedad. La persona que la padece anosognosia no es consciente de su estado ni de la pérdida de sus capacidades. No es considerada realmente una enfermedad en sí misma, se trata más bien de un problema neurológico o de un síntoma asociado a un problema neurológico.

En qué consiste la anosognosia

La anosognosia, es un problema neurológico singular en el cual un paciente no está consciente de la enfermedad que padece, como por ejemplo, una parálisis de una parte de su cuerpo, o una enfermedad neurodegenerativa.

En cuanto al origen etimológico de la palabra anosognosia se puede precisar que esta proviene del griego «nosos» que significa «conocimiento», con el prefijo «a» que designa la «privación de algo». Siendo así, se trata de la ausencia de consciencia de una enfermedad.

Algunos podrían considerar la anosognosia como una negación de la enfermedad. Sin embargo, se trata de dos fenómenos distintos. La negación es un proceso de defensa psicológica que hace que una persona rechace la realidad mientras que anosognosia es un problema neuropsicológico provocado por una lesión cerebral.

Causas

La anosognosia puede ser la consecuencia de una lesión a nivel cerebral. Aunque la localización exacta de la lesión aún no ha sido completamente identificada, parece ser que estaría originada por una lesión a nivel del hemisferio derecho del cerebro.

Según estudios científicos recientes, la lesión que ocasiona la anosognosia podría tener diferentes causas posibles, tales como:

Síntomas

Cabe señalar que la anosognosia es un síntoma como tal, más que una enfermedad. Siendo así, los signos de anosognosia pueden variar según la enfermedad que padezca el paciente. Por ejemplo, si el paciente puede padecer una enfermedad mental, algunos signos son problemas en cuanto a la realización de tareas cotidianas, el manejo de dinero y de cuentas y la irritación o un comportamiento exageradamente a la defensiva, cuando se es confrontado a la enfermedad. La confabulación es otro signo común, es decir, inventar respuestas o historias y creer que son realmente ciertas. No es una mentira consciente, es una tentativa del cerebro de rellenar información que debería estar allí.

En líneas generales, el principal signo es que la persona afectada por la anosognosia no admite su condición de salud a raíz de la enfermedad que padece y no es consciente de las consecuencias que ésta acarrea.

Por otra parte, es importante precisar que la anosognosia no presenta síntomas físicos como tal, lo cual hace que sea un trastorno difícil de diagnosticar.

Diagnóstico

Los profesionales de la salud diagnostican una anosognosia cuando un paciente no reconoce su enfermedad. Este problema del reconocimiento de si mismo puede ser observado particularmente en pacientes que padecen Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa, o también aquellos que padecen una hemiplejia, una forma particular de parálisis.

Tratamiento de la anosognosia

La anosognosia es un trastorno neurológico para el cual es difícil aplicar un tratamiento, ya que no es considerado una enfermedad sino un síntoma.

En todo caso, cuando se realiza algún tipo de tratamiento para aliviar este trastorno, los objetivos tienden a ser:

Por lo general, el tratamiento de la anosognosia implica una reeducación que ayude al paciente a tomar consciencia de su enfermedad. Esta toma de consciencia favorece el tratamiento de la afección por parte de los profesionales de la salud.

Ejemplos

Ejemplo 1

Un paciente con ceguera total o parcial que ignora su discapacidad visual y que llega a actuar incluso como si pudiera ver.

Ejemplo 2

Un paciente con problemas de lenguaje producto de su enfermedad que no es consciente de la ininteligibilidad de su discurso.

Ejemplo 3

Un paciente que padece Alzheimer que no es consciente de su pérdida de memoria y se empeña en continuar su vida como lo hacía antes de que se presentaran los síntomas de la enfermedad.

Escrito por Valentina Sancler
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti