Biología

Rotación de cultivos

Es importante recordar que la agricultura tiene como objetivo principal poder obtener cosechas buenas y abundantes. Por esta razón, tanto los agricultores como los agrónomos han investigado con el paso del tiempo diferentes tipos de métodos que ayudan a aumentar la productividad y a mejorar los resultados. Uno de esos métodos se conoce como rotación de cultivos, una técnica que se usa con el fin de poder aumentar las cosechas.

Rotación de cultivos | Qué es, objetivo, cómo se realiza, beneficios

Temas relacionados

Agricultura, abono orgánico

¿Qué es la rotación de cultivos?

La rotación de cultivos es un método por el cual se plantan diferentes tipos de cultivos durante distintos ciclos en un mismo lugar con el fin de mejorar la salud de los suelos, optimizar nutrientes, combatir plagas y el agotamiento de las tierras.

Origen de la rotación de cultivos

El origen del concepto de rotación de cultivos es bastante antiguo y de hecho se remonta a la prehistoria por esa razón no es sencillo determinar la fecha exacta de cuándo se inventó o de quien lo inventó. En la literatura romana esto de se menciona por primera vez este tipo de método y desde la Edad Media hasta el siglo XVIII, los agricultores de la época ponían en práctica una rotación que duraba 3 años. Posteriormente, Jethro Tull quién inventó la sembradora y la azada tirada por caballos planteó realizar la rotación de cultivos cada cuatro años.

En los Estados Unidos, fue George Washington Carver quien jugó un papel fundamental en la introducción de la rotación de cultivos en una época en la cual el monocultivo de algodón estaba agotando el suelo y aumentando la cantidad de plagas. En el año 1951, Newman Turner también promovió el uso de este tipo de cultivo y se encargó de dar varios cursos para educar a los agricultores. Con el paso del tiempo, la rotación de cultivos se fue extendiendo a lo largo del mundo cuando se empezaron a observar sus beneficios.

Objetivo

El principal objetivo de la rotación de cultivos es el de poder mantener una adecuada biodiversidad y conservar al mismo tiempo, todas las propiedades que tiene el suelo. En cuanto al tema de biodiversidad, éste incluye las especies o ecosistemas que habitan en el lugar incluso si éstos no son agrarios, entonces también se refiere de animales y de insectos. Además, tomando en cuenta que la mayor parte de las especies necesitan los mismos nutrientes pero no en la misma proporción, la rotación de cultivos trata de establecer este equilibrio permitiendo que los suelos puedan “respirar” y volver a ganar sus propiedades.

Qué cultivos se pueden rotar

Los cultivos que pueden llegar a ser rotados son los exigentes y los no exigentes. En el grupo de los exigentes se pueden sembrar, por ejemplo, maíz, repollo, zanahorias, acelgas, calabazas y entre los no exigentes tenemos el grupo que pertenece a las leguminosas, por ejemplo las lentejas, los garbanzos, soya y plantas verdes.

Cómo se realiza

La rotación de cultivos básicamente se realiza alternando cada año los diferentes cultivos que serán plantados en las tierras. De esta forma, las platas que tienen una mayor exigencia en cuanto a necesidades de nutrientes se alternan con aquellas que son menos exigentes y con algunos tipos de cultivos que pueden ayudar a enriquecer las tierras. Para realizarla, es también de suma importancia realizar una adecuada planificación para poder así conocer cuáles son las propiedades de las plantas y cuáles serán los beneficios que pueden llegar a tenerse.

Qué ocurre en caso de no realizar la rotación de cultivos

La falta de rotación de cultivos puede provocar varias consecuencias negativas en los terrenos. Una de las consecuencias que pueden llegar a surgir es el aumento considerable en el gasto de nutrientes lo que provoca que los suelos tengan una mayor dependencia en cuanto al uso de fertilizantes, los cuales a largo plazo terminarán afectando al medio ambiente. Los daños en el suelo también son considerables así como la afectación que se da en los ecosistemas presentes y vecinos.

Tipos de rotación de cultivos

Existen varios tipos de rotación de cultivos los cuales se mencionan a continuación:

Beneficios

Son varios y muy importante de los beneficios que pueden ser obtenidos por medio de la rotación de cultivos. Los más importantes de ellos se mencionan a continuación:

Desventajas

Algunas pocas desventajas pueden presentarse con la rotación de cultivos y éstas se encuentran relacionadas principalmente con el coste de producción. Es necesario utilizar una mayor cantidad de equipo puesto que no todas las semillas se pueden plantar con el mismo. Lo mismo sucede en el momento de la cosecha pues todos los cultivos que se siembran necesitarán de diferentes equipos para poder realizarla. El conocimiento necesario es fundamental y es necesario entender perfectamente cómo se deben cultivar los productos y cómo deben de ser cosechados.

Ejemplos

Algunos ejemplos de rotación de cultivo son:

Otras técnicas

Otra técnica que puede ser utilizada en la rotación de cultivos para optimizar la técnica es hacer uso de los cultivos intercalados, en otras palabras, colocar junto a cada cultivo otro que pueda resultar beneficioso para de esta manera optimizar el espacio y los recursos. La ordenación de los cultivos dependiendo de la exigencia de los nutrientes que tenga la planta también se incluye como una técnica, entonces siendo un año se siembra una planta que sea de alta exigencia nutricional luego deberá de ser sembrada una planta que sea menos exigente.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

¿Cómo citar este artículo?

Briceño V., Gabriela. (2021). Rotación de cultivos. Recuperado el 2 diciembre, 2021, de Euston96: https://www.euston96.com/rotacion-de-cultivos/

Recomendado para ti