Biología

Polinización

Las flores que están en las plantas están ahí como una parte vital del ciclo de vida de una planta. No todas las plantas tienen flores, pero las que tienen se encargan de crear semillas, que dan origen a nuevas plantas en diferentes lugares. Estas semillas forman parte de la reproducción sexual de la planta. La formación de una nueva planta después de la unión de células sexuales masculinas y femeninas puede involucrar gametos del mismo padre. En este proceso, las células masculinas se combinan con células femeninas, proceso que puede suceder en la misma planta, lo que lleva a la autopolinización, o entre dos plantas de la misma especie, llamada polinización cruzada.

Polinización

Temas relacionados

Fotosíntesis

¿Qué es la polinización?

La polinización es un proceso que se realiza desde que el polen de la flor deja el estambre en donde ha sido formado hasta que logra llegar al pistilo en el cual podrá germinar para provocar la aparición de nuevos frutos y semillas.

En qué consiste

Las flores no pueden aparearse por sí solas. No pueden moverse por lo que para tener alguna posibilidad de interacción celular masculina y femenina, necesitan un poco de ayuda de otros organismos vivos, como las abejas, las mariposas y muchos insectos y aves. A cambio de esta ayuda, las plantas les proporcionan un líquido muy dulce llamado néctar. Estos ayudantes son llamados polinizadores. El néctar es simplemente azúcar, producido dentro de la flor para atraer a estos polinizadores. Esto significa que las flores que no producen néctar tendrán que encontrar una manera de atraer a estos ayudantes o de encontrar otras formas de reproducirse. Entonces podemos decir que la polinización consiste en la transferencia del polen de los estambres hacia los pistilos de las flores.

Las flores poseen diferentes estructuras masculinas y femeninas, y es por medio del proceso de polinización se transfiere el polen de la parte masculina hacia la parte femenina. Después de la polinización, el polen libera un gameto masculino que fertiliza un gameto femenino en el óvulo y mezcla su material genético. Después de esta fertilización, el óvulo crece para dar forma a una semilla.

La polinización es un proceso que tiene que suceder antes de que se formen las semillas, por lo que las flores tienen una variedad de formas para asegurarse de que así sea. El polen masculino es movilizado por medio del viento y los animales son los métodos que se usan para transportarlo. Todos los colores, formas, tamaños y colores de las flores son sus formas de facilitar que el viento o los animales recojan y lleven el polen a la flor femenina.

Características de la polinización

Las principales características de la polinización son las siguientes:

Para qué sirve

La polinización nos sirve para la aparición de nuevos frutos y de nuevas semillas, pues el proceso por medio del cual los granos de polen y los óvulos se funcionan para crear un nuevo individuo. Entonces podemos decir que sus funciones principales son la combinación de genes y la creación de un nuevo individuo, que en este caso es una planta.

Tipos

Existen dos tipos de polinización, y éstos son los siguientes:

Proceso

El proceso de polinización es relativamente sencillo. Los diferentes colores que tienen las flores y los diferentes olores se encargan de atraer a los diferentes insectos, pues en las flores encuentran el néctar azucarado. Estos insectos se encargan de tomar el polen de las flores, o en algunas ocasiones, el viento se encarga de llevarlo a las anteras masculinas que luego lo llevan al estigma femenino de una flor diferente. En esta otra flor, el polen que venía transportado de la primera flor se encargará de fertilizar los óvulos de la segunda flor y luego de que el óvulo es fertilizado por el polen tiene la capacidad de convertirse en semillas.

Qué plantas realizan la polinización por viento

Las flores que son polinizadas por el viento producen bastante polen y no necesitan insectos para transportarlo. Muchas especies polinizadas por el viento se encuentran entre las hierbas, que no tiene floraciones vistosas. Algunas de estas plantas son las siguientes: vara dorada, maíz, ambrosía, árboles como el roble, pinos, nogales negros y arces de azúcar. 

Qué animales ayudan a la polinización

Dos de los principales animales que colaboran con el proceso de polinización de forma activa son indiscutiblemente las abejas y los pájaros. También podemos mencionar como polinizadores importantes a los insectos como las avispas, polillas, escarabajos y mariposas, e incluso algunos animales ayudan con el proceso como los murciélagos, colibríes, gecos y lémures. Es por esta razón que se debe disminuir el uso de insecticidas en las plantas, para evitar la muerte de estos animales tan importantes en el ciclo biológico de las plantas y flores.

Importancia

La polinización es de vital importancia para la producción de cultivos de frutas y semillas y desempeña un papel importante en los programas diseñados para mejorar las plantas mediante la reproducción, además de ser considerado como una parte básica del ciclo de la vida. Además, los estudios de polinización son invaluables para comprender la evolución de las plantas con flores y su distribución en el mundo actual.

Ejemplos

Entre las diferentes plantas que pueden ser polinizadas mencionamos: frutas, hortalizas, geranios, rosas, tulipanes, gardenias, cactus, etc.

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti