Religión

San Felipe Neri

Conocido como el Apóstol de Roma, Filippo Romolo de Neri o San Felipe Neri fue un sacerdote de origen italiano que realizó una serie de importantes obras de caridad a lo largo de su vida y de su función sacerdotal, incluso, escribía libros para luego venderlos con el objetivo de poder dar dinero a las personas pobres y necesitadas así como para poder generar fondos para cuidar de los enfermos.

San Felipe Neri Quién fue, biografía, milagros, obras, frases, oración
  • Cuándo nació: 21/07/1515
  • Dónde nació: Florencia, Italia
  • Cuándo murió: 26/05/1595
  • Dónde murio: Roma, Italia

¿Quién fue San Felipe Neri?

San Felipe Neri fue un sacerdote y un santo que dedicó su vida al servicio de los pobres y de los más necesitados llevando el mensaje de Dios con alegría, positivismo y fuerza a todas las naciones que visitó.

Biografía de San Felipe Neri

Su nacimiento se dio en una ciudad de Italia llamada Florencia en el año 1515. Su padre, Francisco Neri, de su madre no se tiene registro pues falleció. Desde niño fue muy alegre y bondadoso lo que le hizo ganarse el apodo de Felipín el bueno. Luego de la muerte de su madre, su padre lo envió a vivir con un tío adinerado, quien quería dejarlo como heredero de sus bienes. Sin embargo, él ya quería dedicar su vida a Dios. Decidió alejarse de su tío como un llamado por parte de Dios y se trasladó a Roma.

Realizó algunos estudios de filosofía y de teología y por inspiración de Dios empezó a enseñar el catecismo entre los pobres haciendo una transformación en la ciudad. Gracias a su don de la alegría, era sencillo para él acercarse a la gente y se hacía amigo de todos, esta era su mejor manera de llegar con su mensaje de piedad y obediencia a Dios.

Cuando cumplió los 34 años de edad, su confesor pensó que debía de ordenarse como sacerdote y, como ya tenía los estudios obligatorios, fue nombrado como cura en el año 1551. Fue así como también puso en práctica su don de confesión. Se dedicó a realizar diferentes misiones a lo largo de Roma y fue así como fundó la asociación conocida con el nombre del Oratorio.

Durante sus últimos años dedicó su vida a dirigir a los demás espiritualmente gracias a su don de aconsejar, el cual había sido dado por el Espíritu Santo. Su salud fue empeorando día con día, sin embargo, nunca dejó de recibir visitas de curas, monjas, obispos, ricos y pobres. El día 25 de mayo del año 1595, su médico le visitó y le notó extremadamente contento, el cura le preguntó a qué se debía tanta felicidad y San Felipe Neri le contesto: me alegré mucho cuando me dijeron: vamos a la casa del Señor. Ese mismo día a la media noche, sufrió de un ataque y murió.

Milagros

Entre sus milagros más importantes se menciona el del joven Pablo, quien era hijo del príncipe Fabrizio Massimo. Éste enfermó de gravedad y estuvo en cama por días sufriendo una de las enfermedades más mortales. Su padre, le pidió a San Felipe Neri que por favor cuidara a su hijo mientras el se ausentaba por un corto tiempo. San Felipe aceptó la petición y mientras le cuidaba, hizo una oración para su salvación, sin embargo el joven falleció. Su padre ingresó a la habitación encontrando a su hijo muerto y empezó a llorar y a gritar el nombre de su hijo, mientras tanto, San Felipe continuaba orando. De repente, el joven muerto despertó.

La mayoría de sus milagros estaban relacionados con la restauración de los moribundos. En otra ocasión, un joven de 14 años padecía de una fiebre a raíz de una peste y los médicos ya no podían hacer nada. San Felipe lo visitó y bromeó con su madre, luego le dio unas pequeñas gotas de vino al joven y éste se recuperó pocos días después.

Canonización de San Felipe Neri

La canonización de San Felipe Neri estuvo en manos del Papa Gregorio XV en el año 1622.

Obras

Algunas de sus más importantes obras se mencionan a continuación:

Frases

Algunas de las frases más conocidas de San Felipe Neri son las siguientes:

¿Qué día se conmemora a San Felipe Neri?

El día 26 de mayo de cada año se conmemora la memoria y las obras de San Felipe Neri.

Oración

La oración a San Felipe Neri para pedir por ayuda y protección dice lo siguiente:

Bienaventurado San Felipe Neri, santo patrono de la alegría,

tú que confiaste en la promesa de las Santas Escrituras,

de que el Señor está siempre al alcance de todos

y que no necesitamos sentir ansiedad por nada,

en tu compasión y gran bondad:

sana nuestras preocupaciones y tristezas

y levanta las cargas de nuestros corazones.

Venimos a ti con un corazón lleno de abundante amor a Dios y toda la creación.

En nuestro pesar, te rogamos, sobre todo por esta necesidad

(hacer la petición).

San Felipe bondadoso protégenos por medio de tu intercesión amorosa,

y que el gozo del Espíritu Santo que llenó tu corazón,

transforme nuestras vidas y nos conceda la paz.

Te lo rogamos por Jesucristo nuestro Señor,

por su amada Madre la Virgen María

y por los dones del Espíritu Santo.

Amén.

Importancia

San Felipe Neri fue de suma importancia para los fieles católicos pues tenía un enorme don de curación por medio del cual pudo lograr devolver la salud a miles de personas convalecientes. Además, tenía la gran capacidad de poder predecir el futuro. Además, es considerado como el patrono de los profesores y maestros así como de los humoristas.

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti